Juangriego en Margarita arde de complicidad

Juangriego un pueblo margariteño que siempre ha sido de bellos atardeceres y, ahora con -el padecimiento social de la niñez abandonada- que asusta entre las lágrimas de Margarita y de muchos comercios de nativos y gracitanos que le dieron lustre dentro de la zona franca de años atrás cuando se podía comprar. Ha caído como un padecimiento del S-XXI dentro del socialismo actual en manos de su mayor desgracia del servilismo defraudador del marketing de comerciantes árabes, sirios, turcos con los chinos en quiebra tragando tajalíes. Todos ellos apoyados primeramente: por el dólar paralelo su carnada diaria y, poquito a poquito por los guardias nacionales del comando de la GN de ese pueblo que, al igual o, quizás más cuando los interéses sobran de esa perla humana que como alcaldesa de nombre -Karina Aguilera- más artística que como política, de apellido nada juangrieguera, y que por la política indiscreta del Psuv llegó por los mares de la incertidumbre a atropellar a un pueblo inmersamente muerto de hambre con los aumentos que aquéllos a los que ella respalda y cuida como el tesoro de su consentimiento que, se atrevió y tiene como Presidente de Alimentación, a un árabe llamado, Adán I, nombrado por ella como dueño de varios comercios al igual que sus familiares que tienen rodilla en tierra a los habitantes de ese municipio que hace años, y más ahora han dejado de soñar y la tristeza y el padecimiento por las torturas de buena alimentación se les nota en sus ojos, y en su liviano caminar que se los lleva el viento que ni los claps les dan empuje de salvación.

Vaya tortura la de ese pueblo que tiene a Karina Aguilera como alcadesa con la luz verde del semáforo de Diosdado Cabello que, fuera bueno que se acercara y diera la cara el día que quiera con su mazo en la mano a recorrer los comercios de quienes bien arraigados como verdugos de un pueblo lo arruinan, y lo tracalean cuando a diario aumentan los precios de los productos que ofrecen al público y, ojala venga para que los vea con sus celulares de la dimensión de mayor alcance y futuro a su favor sentados, sumando lo que se ganan a diario vendiendo y comprando dólares, fumando de lo más orgullosos, mientras sus trabajadores revientan al comprador bajo sus órdenes con una camioneta a todo dar en la puerta de su negocio que, con lo que le cuesta un respuesto es más que suficiente para que coma una familia de las tantas que descaman por la explotación de los productos que venden y que la gran mayoría de los compradores se quejan por el alza del dólar que le aplican siempre, pero que nadie, nadie, ni del gobierno nacional los supervisa por los menos, incluyendo a su alcadesa y, a la GN que más bien los resguardan como si esa fuera su función social y económica, en vez de ayudar al pueblo que es atracado y vulnerado sin la menor consideración y, todo lo contrario de su proceder están a su favor. Vaya cinismo de gobernabilidad de vigilancia y resguardo de consideración hacia un pueblo hambriento que lo que gana en un mes se lo sacan en un día sin obtener lo necesario para su mantenimiento -te lo aseguro Diosdado. Acércate para que lo veas.

Y la pregunta de las mil y una lochas es y preguntamos: ¿qué le queda hacer al pueblo? Morirse de hambre así de fácil, tal cual, lo quiere someter la alcadesa que más bien ha ido en contra de los buhoneros que le venden más barato al pueblo y en algo remedian un rato de hambre que cansa de lo seguido a sus pobladores que se ven buscando qué registrar a su alcance, para satisfacer sus necesidades mientras, los comerciantes extranjeros se los tragan a diario sin importarle un carajo, las necesidades de esa colectividad que arde de rabia mientras, doña Karina se abraza a los enemigos que todos los días dentro de sus comercios descuartizan su paz interior y, no sacian de un buen momento lo que a la alcaldesa le corresponde velar, por lo que vemos a diario que el peligro de asalto y saqueos a esos negocios está latente cuando, se ve a un pueblo moribundo de hambre merodeando donde conseguir comida a precio justo que, se le perdió de la vista y, que no tienen los millones que se requieren por los aumentos sin consideración ninguna de los comerciantes de Juangriego que están vendiendo a puertas cerradas, lo que ayer importaba cien mil bolívares lo tienen en cinco o más millones y, a diario sube que sube -ah Diosdado- ¿y la política del gobierno a su favor ninguna? Te lo recrimina un chavista cansado de llevar coñazos todos los días para poder comer y, si quieren salvar la Patria hagan algo por la Patria que el cansancio y la indiferencia de ustedes se ve venir y, vamos de mal en peor, pero con más ricos, y no es una fábula como te puede parecer, sino el martirio de un pueblo en sufrimiento con muchas madres solteras de pocas edades que da grima cuando las vemos con su hijo o, hija en sus brazos flaquitas como desnutridas como pareja y, la alcaldesa y, los que tienen que resolver los problemas de ese pueblo: bien, gracias. Metiendo presos a los que reclaman por un mejor bienestar o, por lo menos por la preocupación que se den cuenta que se les está cayendo la gobernalidad de sus peores malas intenciones a pedazos. Y, hay razones más que suficiente que nos hacen pensar y así lo creemos que, esos comerciantes de Juangriego los ampara un personaje dentro del gabinete nacional que antes pudo haber sido vicepresidente ejecutivo.

Lo otro puede ser que la alcadesa, Karina Aguilera, se embarcó en otra lancha que no es lancha Nueva Esparta y, anda perdida del rumbo sin remar.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1041 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /regionales/a265025.htmlCd0NV CAC = Y co = US