Qué es y fue la Barra del Lago de Maracaibo

La Barra del Lago de Maracaibo está ubicada en el municipio insular Almirante Padilla. Limita por el norte con el Golfo de Venezuela; Al sur con el saco del lago; al este, con la ciénaga de Los Olivitos y el municipio Miranda; al oeste con el caño de paisana en el Municipio Páez y municipio Mara. Son parte integral de la barra: la isla de san Carlos, Isla de Zapara y las antiguas fortalezas que defendían al lago y la ciudad de Maracaibo de los enemigos de la corona española. Mapa del municipio Padilla, lugar de ubicación de la barra Durante toda su historia y hasta el momento en que el Estado Zulia empezó a tener un desarrollo económico importante, la barra fue el mayor obstáculo que la naturaleza Ha puesto a la navegación entre el mar y el lago. La barra se puede definir como una especie de banco de arena que se prolonga a todo lo largo y ancho de la boca, donde el lago se une con el mar, con un canal existente entre la península de San Carlos y la isla Zapara que tiene una profundidad aproximada de doce metros y un ancho de tres kilómetros.

Al subir la marea y encontrarse las dos corrientes, la que sale del lago y la de la rama de la corriente que proviene del mar, las arenas de suspensión o arrastre se depositan y forman el banco o barra que tanto dificulta la navegación. En realidad, la Barra del Lago de Maracaibo es doble. La más famosa de las dos, la barra exterior, se extiende desde la entrada del lago hacia el oeste, desde la Isla de Zapara, aproximadamente por unos diez kilómetros. Su conservación a buena profundidad es más difícil, ya que está sometida a mareas profundas y a vientos. La segunda barra, o barra interior, se extiende sobre el cuello de El Tablazo y tiene casi 16 kilómetros de largo. La atención pública siempre ha estado enfocada en los movibles bancos de arena que se encuentran en la agitada región en que las saladas y azuladas aguas del Golfo de Venezuela se unen a las aguas verdosas del Lago de Maracaibo. Alonso de Ojeda en 1499, cuando avanzaba hacia dentro del Golfo, se admiró de que sus costas no se unían sino que más bien se abrían y las aguas seguían por un canal estrecho y poco profundo hacia un gran lago. La comunicación o el contacto de las aguas del Golfo de Venezuela que pugnan por entrar con las aguas del Lago de Maracaibo que luchan por salir forman una especie de combate con sus corrientes encontradas, con la potencia de sus mareas, y con el variable favor de los vientos, es lo que ha dado origen a la formación de la barra que cuenta con tres bocas: la de Paijana, al norte, la de Oribor al Sur y la de San Carlos al Noreste, esta última es la que se utiliza para el paso de los buques, hay además en este problema, el inconveniente del Tablazo, que se presenta entre Punta de Palmas y la Isla de Toas, y consiste en bajos que tienen las mismas peculiaridades de la barra. En 1598, los Zaparas que habitaban en la isla de Zapara ubicada en la entrada del lago conocían perfectamente los canales de la barra y del Tablazo, les servían de prácticos a algunas fragatas y buques que llegaban de Cartagena.

Este acuerdo entre los Zaparas y la tripulación de las naves marchaba muy bien, pero duró hasta que a los españoles se les ocurrió castigar a uno de los indígenas. Esto llevó a que los Zaparas decidieran no ocuparse por más tiempo de servir de prácticos. A partir de ese momento empezaron a atacar y destruir las embarcaciones que llegaban de afuera. Perjudicando de esta manera el tráfico con esos enfrentamientos que duró aproximadamente de ocho a nueve años, tiempo durante el cual los españoles consiguieron a otros indígenas de diferentes grupos que les sirvieran de prácticos a los buques que necesitaban entrar la barra del lago, fortificaciones de la barra alrededor del siglo XVII, por ser la Barra de Maracaibo una zona neurálgica en el largo perfil costanero del Lago de Maracaibo, se ubicaron estratégicamente importantes fortificaciones construidas con el propósito de prestar un servicio activo en la defensa, dado que era el paso obligado hacia el interior del lago. A raíz del asalto del famoso pirata Jackson, se inicia la construcción en 1643 de las fortalezas de la barra, cuyos trabajos se prolongarán por décadas. Fortaleza de San Carlos una de las defensoras de la Barra de lago de Maracaibo. Una de dichas fortificaciones y la más importante de ellas, era el Castillo de San Carlos de la Barra, especie de construcción colonial, ubicada en la isla de San Carlos, en el estado Zulia. Fue construido con rocas calizas, traídas desde la Isla de Toas, en el siglo XVII en la entrada de la barra de Maracaibo. La fortaleza tenía por objeto proteger el paso que conecta el Lago de Maracaibo con el Golfo de Venezuela. En la época en que se construyó Maracaibo había sido atacada y saqueada varias veces por piratas y la construcción del castillo pretendía disponer de una verdadera defensa del territorio que evitara la entrada de filibusteros a tierra firme a través de la barra.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1169 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a254744.htmlCd0NV CAC = Y co = US