Vanessa, no Davies; la otra Vanessa. ¡Agitadora!

En este artículo voy a tratar el punto Vanessa, pero no Vanessa Davies, cuya pasantía por el PSUV fue efímera, muy a pesar de ser una periodista destacada y comprometida con el periodismo y las luchas.

Mi punto en este artículo trata parte de lo que ya sabíamos, pero no se había anunciado. Sabemos, que por más que el PSUV se tongoneé, lleva plomo en el ala con estos equipos estadales.

A decir verdad, nunca he visto personalmente a la camarada Vanessa Maita de Anzoátegui. Fue precandidata por la zona sur de Anzoátegui para la selección (léase imposición) de los candidatos y candidatas para el 6-D, pero no logre verla por Guanipa (El Tigrito). En esa oportunidad perdió pero ganó. Agitando también se gana. Esta camarada, perdiendo, gana y sobrado.

Debe ser una mujer muy hermosa no sé si naturalmente o plásticamente. Así la he captado en twitter, afiches y TV. Por ahí es donde la he visto. Espero que su hermosura sea natural, porque se fuera plástica, ya ahí tendríamos otros parámetros para observarla, porque eso de la alienación y el consumismo, que no es sólo comprar objeto, es real. Ser una chica plástica, como dice la canción del ex tiburón, es una situación perversamente antirrevolucionaria.

Vanessa Maita, era y es ahora "protagónicamente", mimbra del equipo estadal del PSUV en Anzoátegui. Así es nuestro protagonismo o el protagonismo que ejerce y práctica el PSUV. Perdió en las internas y ganó. Perdió el 6-D y siguió ganando. Muy contradictorio esta situación o muy complicado de entender políticamente.

Lo que tal vez admita una ligera discusión, es la responsabilidad que la camarada Vanessa Maita asume. No sé si esa es su especialidad (agitadora) en la política, pero fue lo que leí en la información que vi por internet. Vanessa Maita será responsable de AGITACIÓN, información y propaganda.

¡Agitación! ¿Qué agitación? ¿Qué ha agitado? ¿Qué agita ahora? Estas preguntas llegué a planteármela una a una. Realicé un recorrido retrospectivo, y no me vino nada la mente que me hiciera pensar que la camarada Vanessa Maita es una política con facilidades para agitar. Mi imaginación no fue tan lejos. Puede concluir para ese momento, que si algo falta en el PSUV es agitación, mucha agitación política.

Sin respuesta, dejé las cosas inconclusas. Como sucede con la gata o el gato, la curiosidad va consumiéndolo. A mí me llevaba palo abajo. ¿Agitación?

Este domingo vía al pequeño fundo que tiene la familia en la vía Tigre hacia Bolívar, el asunto de repente volvió aparecer. ¿Vanessa Maita agitadora? Si el PSUV nadie es capaz de agitar, aunque hay muchos capaces de buscar aplausos y no es la misma cosa.

¿Agitación? ¿Agitación? De regreso a "Vista al Sol", que es donde vivo en Guanipa y no encontrado una explicación a esto, cerré el punto. Vanessa Maita, será una agitadora. Será así.

Si tiene ese perfil de agitadora, hay que reconocerle otro que es mucho más importante. Perdiendo gana, perdiendo sabe ocupar espacios que han debido ocupar otras u otros. Creo entonces, que además se ser agitadora, sabe moverse muy bien y eso es una fortaleza muy importante para esta coyuntura política, que impone estar moviéndose constantemente para agitar. Moverse es como un paso previo a la agitación.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1953 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Amaranta Rojas

Amaranta Rojas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a228290.htmlCd0NV CAC = Y co = US