Giandomenico Puliti (a dos años de su asesinato)

Cuando el hombre muere, deja un nombre.

La garza en vuelo deja el reclamo de su canto al pasar por encima.

Proverbio popular Chino

A dos años del cruel asesinato de Giandomenico Puliti, aun nos preguntamos por el paradero de su asesino o asesinos. Hasta la fecha ninguna autoridad judicial, legislativa y del gobierno regional han dado satisfactoriamente una respuesta sobre este hecho. Lo cierto es que desde ese fatídico 08 de mayo de 2004, le robaron la vida a un hombre, sometiendo a su familia y amigos al desagrado y repugnante hecho de llevar en la memoria el amargo recuerdo de la muerte. A veces cavilamos y dudamos de muchos que se hicieron llamar sus amigos, sus compañeros de partido, de patria, de café y chimó, puesto el silencio -de cada uno de ellos- nos lo hace pensar. Tal vez sea el temor de alguna represalia política la que hace callar a aquellos que alguna vez le dieron palmaditas en el hombro a Giandomenico. Tal vez, sea verdad que no saben nada y nosotros los estemos juzgando sin ninguna razón. Pero lo cierto es que una bala cegó la vida de un buen hombre, y que este hecho aberrante se ha transformado en un "cangrejo" para quienes tienen el deber de esclarecer los hechos, llámense como se llamen. También es cierto que un vacío irremplazable en la gerencial cultural del estado ha dejado Giandomenico, y que nadie podrá llenar ni borrar.

A veces uno no sabe si esto de la muerte sea una verdad, por eso nos cuesta tanto en resignarnos y aceptarlo. Pero lo que no se puede aceptar es la complicidad, el silencio y la mentira. El palabreo de muchos en decir que el caso está a punto de ser resuelto -si no es así-, los invitamos a hacer un arqueo en los diarios regionales de todo lo que se ha argumentado de la muerte de Giandomenico…, y que a nuestro parecer ha quedado en una gran mentira, porque hasta ahora nada se ha resuelto. Sabemos que algún día debemos de dejar este mundo, que no somos eternos, que cuando nacemos empezamos a morir…Pero quisiéramos morir en el sentido natural y no por la violencia. ¿Quién decide el derecho a la vida y a la muerte? Deberíamos ser cada uno de nosotros. Sin embargo, esto es otra mentira mientras hayan intereses poderosos jugando con nuestras vidas, decidiendo quien vive y quien muere. Y -posiblemente- en nuestro país estén sucediendo estas cosas:

Muerte ineludible ésta condenada a muerte. Uno sueña con morirse algún día. Y si llegáramos a comprender el porqué debemos morirnos, con seguridad nos sentiríamos más felices de poseerla; con seguridad no estaríamos pensando en enriquecernos a costa de la miseria ajena; con seguridad viviríamos deseándole buena suerte a nuestros semejantes, con seguridad haríamos más felices a nuestros amigos y enemigos; con seguridad nos acostumbraríamos a sobrevivir con poco.

Así era la idea del sentido de la muerte de tenía Giandomenico y no la impuesta, no la de las contradicciones ni la del enigma.

A dos años del asesinato de un hombre del pueblo, rechazamos otros asesinatos del pasado, del presente y del futuro. Rechazamos la impunidad y el favoritismo en la solución de los casos convenientes. Rechazamos la exclusión, la sordera y la negligencia. Rechazamos las intimidaciones y la zozobra. Rechazamos la muerte.

Recordemos que Giandomenico Puliti procedía de inmigrantes italianos. Exitosamente dedicó doce años de su adolescencia y juventud al ciclismo profesional, integrando importantes equipos como: Brandy Martell, Lotería del Táchira, Cadafe Uribante, entre otros. Formó parte de la selección nacional juvenil en campeonatos panamericanos y mundiales de ciclismo. En la Universidad de los Andes obtuvo el título de licenciado en Letras e hizo estudios de postgrado en Literatura Iberoamericana. Fue docente en distintos liceos. Fundó la revista "Casa de la Fragua", el periódico "Quórum", La Fundación para el desarrollo del Municipio Tovar (FUDECUT), director de la revista "Solar", Presidente y creador del Instituto Merideño de Cultura (IMC) del gobierno regional. Articulista político de varios periódicos regionales y nacionales, como en el diario Frontero donde mantuvo su columna por nueve años intitulado: ALMENAR. Coautor del libro De Obispos y Demonios. Póstumo apareció el libro: De la pluma a la bala. Era candidato a Alcalde por el municipio Tovar en el momento de su vil asesinato.

* Poeta, escritor

roajavier4@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3487 veces.



Javier Alexander Roa *


Visite el perfil de Javier Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a21635.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO