Primo, habláme de Moscacaibo…

"La conciencia es, a la vez, testigo, fiscal y juez"

Refrán

"Verta primo… ¿viste lo que hizo el presidente del Colegio de Médicos de Aragua?", me preguntó Anacleto, con cierta amargura. "Ese carroñero trató y sigue tratando de crear la sensación de una epidemia sanitaria en el país, con su cara bien lavada, y no le pasa nada. ¿En que país estamos, cuando un sinvergüenza, presidente de un gremio de salud, que no hizo el juramento de Hipócrates sino el de ‘hipócrita’ se atreve a llevar a cabo un hecho tan deleznable como ese y seguir como si no quebrara un plato". Se notaba su enojo al hablar. "¿Qué crees que le hubieran hecho los gringos en un caso como éste?..... Seguro lo hubieran tirado de cabeza a un calabozo a la espera de un juicio". Me miró fijamente y finalizó: "Tú bien sabes que yo respeto y apoyo la libertad de expresión. Pero eso es tratar de convertirla en libertinaje y eso que hizo es, sin duda alguna, terrorismo".

Anacleto tocó un punto, sin que quepa la menor duda, álgido. Sobre todo porque personas como esas piensan que aún nos estamos chupando el dedo y que por haber adquirido, quién sabe como, el título de "médico", pueden caernos a mentiras y hacer que se las creamos. Sobre todo, cuando vemos su apatía por las verdaderas causas que hicieron que, durante muchos años, el país careciera de un sistema de medicina preventiva y curativa, época en la que los excluidos de siempre se morían frente a los centros asistenciales que existían entonces. Ahora que eso cambió y que al venezolano se le garantiza una atención sanitaria adecuada, andan chillando porque ya no pueden estafar a las familias de los enfermos, en sus clínicas privadas, con precios elevados. ¡Ese medicucho es un carroñero’ebola!

Un ejemplo claro de lo que digo es su complicidad para con las cosas que vemos a diario. En los municipios Sucre (Estado Miranda) y Maracaibo (Estado Zulia) están a punto de desatarse una serie de enfermedades, causadas por le negligencia, ineficacia e ineficiencia, además de la falta de probidad, de unos alcaldes que no cumplen con las responsabilidades que juraron al asumir los cargos, y generadas por la no recolección de la basura. En Maracaibo es un secreto a voces que la alcaldesa lo que hace es viajar, mientras la basura inunda la ciudad, generando el pulular de ratas, moscas, gusanos y cucarachas, que sin preguntan si usted es chavista u opositor; se meten en sus casas y negocios, como Pedro por su casa, y usted debe atenerse a las consecuencias. En cada esquina de la ciudad se puede ver la cantidad de bolsas de desperdicios y el reguero que se forma cuando los perros las rompen. Y el olor… ah, y el fétido olor que "perfuma" al ambiente, con aquel mosquero revoloteando.

Cuando uno escucha las declaraciones de Juan Guanipa, uno no sabe si tildarlo de aliado o rival de la burgomaestre: "No es posible que la gente viva en medio de moscas y dificultades; estoy harto de tanta ineficiencia", "La capital zuliana, Maracaibo, sigue siendo tierra de nadie. Las calles repletas de basuras, las aguas servidas echas un desastre, el servicio de gas casi desaparecido. Por supuesto que la alcaldesa Eveling Trejo de Rosales no da la cara para solucionar al menos uno de estos malestares". "Todo eso es culpa de Eveling Trejo, y no se trata de politizar un tema que afecta a todos los marabinos, sino de reconocer que hay un problema grave en la ciudad que debe ser solventado por el bien de los habitantes". Manifestó que llegar a Villa Israel es ubicarse "en medio de un basurero improvisado, con una laguna abandonada colapsada de basura y que ha sido escenario para la muerte de dos niños por inmersión". Sobre todo el oeste, es la zona que se ve más afectada por la falta de recolección de basura, que ocasiona diversas enfermedades como brotes de diarreas, problemas bronquiales, y erupciones en la piel, en especial a los infantes.

Para colmo, el director del IMAU, Melvin Velásquez y la concejala Ada Raffalli, declararon que los ciudadanos de la zona oeste de la ciudad son "cochinos". Por cierto, el Ministerio Público logró que se le impusiera una sanción al presidente del Instituto Municipal de Aseo Urbano (IMAU), Melvin Romay Velásquez, por la comisión del delito de disposición indebida de desechos sólidos no peligrosos, tras la denuncia realizada por efectivos de Guardería Ambiental de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) el pasado 16 de febrero de 2014, y luego que éste admitió su responsabilidad ante el Tribunal 10º de Control del estado Zulia.

Ah, ahora lo han querido pintar como un juicio político, ratificando con ello que cuando se condena a un funcionario opositor no es culpable sino un mártir, una víctima política. "Some people say" que la corruptela del IMAU es vergonzosa: miles de millones que se van por el desaguadero de la corrupción y pedimos que la alcaldesa explique como un camión para la recolección, que le fue entregado por el Gobierno nacional, está siendo administrado por una empresa privada.

Del chiquero Las Pulgas, otrora ícono de Maracaibo, donde el vendedor "te ofrecía su mercancía" en un ambiente limpio y sano, ni hablar. Los zulianos pidiéndole a Dios que llueva, por la sequía, y los vendedores del mercado pidiendo que no lo haga, pues cuando llueve, entre la basura y la falta de mantenimiento a los drenajes, colapsa el centro de la ciudad. Ciertamente, el problema de la recolección de la basura, y la limpieza de las cañadas, aunque Pancho le haya ayudado en eso, siguen siendo casos no resueltos, competencia de una alcaldesa ineficaz e ineficiente. Ya el cuento de que "no me han enviado el situado" está tan trillado que ni su misma gente lo cree. ¡Y el pueblo muy arre….. pentido de haber votado por ella!

Maracaibo acaba de conmemorar sus 485 años de existencia con su peor cara: llena de huecos y de inmundicias por doquier, y con una administración que "yo te cuento". Sólo se ve la mano afecta de un gobernador cuyo lema es: "Gobernar es hacer" y que, ante tanta indolencia y desidia municipal, trata de devolvernos el orgullo maracucho, ese que tanto exaltaban nuestros gaiteros. Y para lamentarnos del Maracaibo florido que ya no tenemos, sacarán una gaita que diga "Primo, habláme de Moscacaibo".

Y si creen que "hay que dejar la basura" por si reviven las guarimbas, para que los protestantes "pacíficos" tengan material que quemar y traten de incendiar la ciudad, los van a llamar "creyones", de todos los colores. Porque si de algo estoy seguro es que hagan lo que hagan, ¡No volverán, no volverán!

Nos escuchamos por:

El Ojo de la Ciudad, Mararitmo 900 AM, de lunes a viernes, de 11:00 am a 12:00 m

Comentarios y contacto: Luissemp2003@ gmail.com

Facebook: El Ojo de la Ciudad - Twitter: @luissemp



Esta nota ha sido leída aproximadamente 977 veces.



Luis Semprún Jurado

Profesional, productor audiovisual, co-productor y co-moderador del programa radial El Ojo de la Ciudad en Maracaibo, estado Zulia

 luissemp2003@gmail.com      @luissemp

Visite el perfil de Luis Semprún Jurado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Semprún Jurado

Luis Semprún Jurado

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a195225.htmlCd0NV CAC = Y co = US