La Cárcel de Sabaneta se pretende mudar a la Isla de Providencia

Creo conocer bien el problema de la Cárcel "Modelo" de Sabaneta, tanto por la crónica de muchos años, la historia de mi ciudad, por fuera de su entorno, como por dentro, cuando en los años setenta, un atropello jurídico de la IV República, me llevó a ser huésped de esa prisión deformada i terrible, durante 16 días, tiempos en los que padecía del corazón i poco tiempo después, tuve que ser operado para el reemplazo de mi válvula mitral insuficiente; empero, no me valí del padecimiento para eludir el encierro, como hacen los políticos que fingen enfermedades.

La cárcel de Sabaneta, ya en aquellos tiempos, era un antro de corrupción, ineficiencia, descuido i condiciones casi inhumanas, por lo que eran frecuentes las protestas, escapes, tiroteos, etc., que fueron sembrando temores i luego pavores, a los habitantes del sector, en otros tiempos casi monte i culebra. La crónica periodística, los artículos de opinión, fotos o videos, son testimonio de lo dicho, i unos años después de mi pasajera prisión, con el consentimiento de mi abogado, pude escribir tres artículos en serie i muchas otras citas en diversas oportunidades, testimoniando el peligro, la herida o la muerte de vecinos, por balas provenientes de la ya famosa cárcel. Esa historia es conocida e inútil repetirla.

Ahora, en tiempos de revolución pacífica bolivariana, la designación de la Constituyente Iris Varela, abogada destacada por su inteligencia i coraje como he dicho en otras oportunidades, me pareció una búsqueda apropiada al problema carcelario del país, más cuando dijo tener asesoría de un hombre formidable en estos menesteres, como lo es el Dr. Elio Gómez Grillo, una de las personalidades que me enorgullezco de haber conocido (incluso por su vasta cultura) durante el proceso Constituyente. Sin embargo, la ministra Varela ha llevado las cosas con un criterio humanista, tratando en lo posible no solamente humanizar las prisiones, sino dando oportunidades de rescate a vidas humanas deterioradas por el aislamiento, la droga i los comercios carcelarios hasta ser necesaria la desaparición de La Planta en Caracas, i ahora el desalojo total de Sabaneta, en Maracaibo, para poder requisar los antros de corrupción, las armas, las drogas, etc. Dos soluciones totales i aplaudidas por las comunidades.

Sin embargo ¡Lo inconcebible! Así pensemos en Alacatraz, ya desaparecida como prisión. De la Isla de Providencia, igualmente escribí artículos en serie, pues bien la conocí i además me recordaba que mi padre, el Dr. Juan B. Jiménez, en dos oportunidades fue Director de su Leprocomio; la visité también cuando estudiaba medicina (conversamos con muchos pacientes) i en una ocasión, junto con mi sobrino el Dr. Alfredo Jiménez Useche (fallecido en accidente de tránsito cuando mudaron los leprosos a Palito Blanco), quien fue residente-jefe, tuve oportunidad de observar instrumentos de la época, mesas de exámenes, camilla de partos i exámenes ginecológicas, lavamanos, i muchos otros objetos en su clínica o enfermería. Describí mucho de la isla, conseguí la iglesia o capilla sin caerse, pedí que me permitieran rescatar para el Museo Urdaneta, un cuadro grande de la Virgen de Guadalupe,  pintada por un artista leproso i, especialmente, un conjunto de Viacrucis tallados i pintados en España, lo mismo que un gran Reloj de Porcelana con la fecha de 1885 que estaba en el frontón de los Pabellones de Hospitalización. A todo se oponía el hecho que eran cosas patrimonio de la nación i debía hacer muchas solicitudes, trámites i permisos. Con el tiempo, cuando ya estaba casi abandonada la isla, gente con buenas lanchas a motor, se robaron todo i el gran reloj lo destrozaron a pedradas. Los archivos, llenos de numerosos documentos fueron destruidos, i hasta el pequeño cementerio que tenía ciertas piezas rescatables, lo volvieron blancos escombros. Allá, pinté muchos paisajes al natural, lápiz que luego pasé a óleo i acuarela, i lo único que conseguí con ciertas personas vigilantes i mi sobrino, fueron monedas de la isla de Providencia. Pero en fin, quedaba alguna ruina de un cine i un logotipo en pintura de aceite, del partido Acción Democrática, cuando iban a buscar votos.

Después, hubo un bello proyecto de convertir a la isla, en la Isla de los Niños, i una gran maqueta fue exhibida en el Colegio de Médicos; en verdad las aspiraciones eran un poco exageradas, porque hasta había rampas inclinadas de nieve, más hubiese sido una cosa admisible en la nariz de la ciudad i cercanía del Puente Rafael Urdeneta. Eso se olvidó, pese a que Gustavo Ocando Yamarte, i Olegario Villalobos, han sido dos sacerdotes creativos i preocupados por la ciudad, i es justicia reconocerlo.

Es falso que la isla esté situada en la bahía del Tablazo que queda, en la barra del lago; si  se señala alguna ensenada o algo parecido, debe ser en la costa oriental entre Palmarejo i Punta de Leiva, comunidades que deben estar opuestas a este proyecto carcelario, pues sería el mismo peligro que  cuando el buque Pilín León lo colocaron , en el golpe petrolero, cerca del puente. Providencia e Isla de Pájaros, están frente a Maracaibo, el Ferry les pasaba al lado, i mui cercana a la comunidades mencionadas, igual que Los Puertos de Altagracia i La Rita, donde ya se pronunciaron en contra de esta resolución. Una cárcel allí, sería una calamidad peor para Maracaibo, porque exigiría transportes acuáticos constantes, supuestos hoteles para los familiares, conmoción en el puente, etc. Por eso en una nota que me pidió una publicación por correo electrónico, dije que era como traer de Sabaneta la cárcel, a la Plaza Bolívar o que quitando un cacure de avispas del patio, lo pongan de lámpara en la sala. Estamos cansados de que en Caracas decidan la transformación de la ciudad, sin conocerla o vivirla. Maracaibo debería ser algo como Niza o Río Janeiro, i en cambio perdió todas sus playas en El Milagro i en Los Haticos; en El Milagro por el rellenote del Paseo del Lago con disparates  eco biológico de orillas de piedra, i desaparición de la orilla del lago a la simple mirada, i en Los Haticos, con basurero Industrial, barcos hundidos, acumulación de chatarra, etc. ¿Le gustaría a los orientales, una cárcel en Coche o Cubagua? ¿Les gustaría a los Valencianos, otra vez la cárcel en la Isla del Burro? ¿Le gustaría a los venezolanos que se tomaran algunas islas cercanas a Los Roques, la Blanquilla, etc., para una cárcel? ¿ O en los Cayos de Chichiriviche?  Seguro que no, pero a Maracaibo, en lo que iba a ser parque de diversiones, nos van a colocar la Cárcel de Sabaneta. Lo siento por las personas partidarias de este mal pensado proyecto. A todos los comprometidos, los estimo inteligentes i buenos revolucionarios, pero pienso que el Comandante Hugo Chávez, no hubiese estado de acuerdo: quitó el inmenso peligro del barco que amenazó a todos, para ahora poner el mismo peligro en un barco de tierra. ¿Por qué si los sólidos islotes de Los Monjes, están custodiando nuestro Golfo de Venezuela, con la tecnología de hoi, no construyen allí una cárcel de alta seguridad adjunta a la base militar guardiana de nuestras aguas territoriales?

Por lo pronto, creo que, no solamente Maracaibo, sino todo el Estado Zulia, está opuesto a ese gran error de la Cárcel de Sabaneta, en la Isla de Providencia. I soi revolucionario i soi chavista que cumple con el mandato de hacernos autocrítica. Recuerden qué clase de exposición extrema la que tenemos, con tantos sicarios i pitiyanquis apátridas.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3904 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a174035.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO