Las briqueteras de Guayana….un debate necesario

Para los trabajadores de las empresas briqueteras de Guayana y para los movimientos organizados que hacen vida en Guayana, es prioridad analizar a profundidad el problema productivo, administrativo y ponerle una lupa a la cadena comercializadora de las briquetas; para poder garantizar un umbral de rentabilidad y cubrir a satisfacción los costos de producción y demás gastos de estas empresas.

Recientemente el ministro de Industrias Ricardo Menéndez informo sobre los primeros resultados a raíz de la puesta en práctica de la Comisión de Comercialización Centralizada, cuya finalizad era destronar a las mafias vendedoras de cupos, en este caso de briquetas; nos llamo SOBRE MANERA cuando señalo sin tapujos; que del resultado de las venta del primer barco sometido a subasta por la empresa, antes llamada ORINOCO IRON, ahora Briqueteras del Orinoco, bajo este modelo de comercialización; obtuvo un ganancial de 1.200.000,00 dólares. Antes se vendía en 268,00 dólares la tonelada y en esta ocasión la transacción se hizo en 310,00 dólares. Con estos resultados sale a flote la sociedad de corruptos y corruptores, internacionales y locales que estaban desangrando a esta empresa briquetera. Lo cierto es que existe voluntad política en profundizar las auditorias y las investigaciones policiales y llegar hasta el hueso en estas perversidades que mermaban las precarias condiciones económicas de esta empresa que a pesar de abrirse paso dentro de un mercado cautivo internacionalmente, tenían que pagar su vacuna con las mafias revendedoras de cupo.

Tenemos el caso de las chatarreras; que si bien existe prohibición expresa de exportación de este rublo, se las ingenian para sacarlas por los caminos verdes; tan igual como lo hacen con la gasolina en los estados fronterizos y los productos alimenticios de la cesta básica.

Sugerimos por este medio a los trabajadores, al pueblo organizado a conformarse en núcleos de trabajo y convertirse en médicos sanadores de estas empresas. Adecentar su aparato administrativo; fortalecer la organización sindical de nuevo tipo, los controles obreros y abrir caminos a la conformación de una CORPORACION BRIQUETERA, con una gerencia única, autónoma e independiente; con sus elementos, fortalezas y debilidades propias y con un norte que no es otra que la búsqueda de beneficios para los trabajadores y el país. Bajo estos parámetros estaremos construyendo un país. El que tenga ojos que vea y el que tenga oídos que oiga.

Luis Roa

Luisroa519@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1917 veces.



Luís Roa

Licenciado en Administración de Empresas (ULA). Luchador social. Jubilado de CVG Alcasa

 Luisroa519@gmail.com

Visite el perfil de Luís Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: