Astrolabio

El gobernador del asfalto

Los orientales tienen una característica parecida a esa intrínseca manía de los mexicanos de agregarle el sufijo (azo) a los fenómenos que impactan.

En el oriente existe la vieja costumbre de recordar a los políticos por apodos relacionados con alguna de sus ejecutorias públicas. Así en las tertulias periodísticas existe el chiquito del agua, el hombre del peluquín, el gordo del Metro, y el Goberneitor Gym.

Estamos seguros que al actual jefe de gobierno muchos lo van a mencionar como el gobernador del asfalto, porque Aristóbulo realmente ha hecho esfuerzos por superar el deterioro de la vialidad en el estado, producto del abandono y la ineficiencia de los gobiernos anteriores, y el enfoque superficial y banal al tema de las carreteras en la región.

Hasta la fecha se han logrado colocar aproximadamente 198 mil toneladas de mezcla asfáltica, con un total de casi quinientas calles reconstruidas con el programa la fiesta del asfalto, que el gobernador ha logrado unificar y direccionar con mucho acierto, logrando un buen nivel de desempeño que protege el uso de los recursos financieros otorgados para este programa.

Durante la pasada gestión la inversión en programas de asfalto, fue sin duda importante, sin embargo la falta de control y seguimiento a los trabajos ejecutados, no fue efectivamente aplicada generando un rápido deterioro del material utilizado, y una pérdida sustancial de los recursos utilizados, causando un daño irreparable al patrimonio público de los Anzoatiguenses.

Amigos especialistas me han explicado que la compactación del asfalto tiene mucho que ver con la cantidad de piedritas o grumos que contenga, al tenar más es difícil su compactación porque entre piedritas quedan burbujas de aire que con el tiempo hacen que el asfalto se rompa.

Años atrás muchos contratistas hicieron grandes negocios incluyendo asfalto con muchas piedras, y asfaltando menos kilómetros de los que anunciaban las inmensas vallas de algunos gobernadores que terminaron siendo cómplices y alcahuetes de uno de los robos más dantesco que se le ha hecho al pueblo de Anzoátegui.

Es primordial que el actual Gobernador supervise y controle no solamente la calidad del material utilizado, sino también la cantidad y la forma como se usa la mezcla asfáltica.

Sin duda que la recuperación de la vialidad urbana ha sido uno de los grandes aciertos del gobierno regional. La dinámica política que ha impuesto Aristóbulo, su capacidad para imponer autoridad, van a lograr resolver el deterioro y el estado de abandono que presenta Anzoátegui, sobre todo la zona norte en el tema de la vialidad.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1610 veces.



Luis Figuera


Visite el perfil de Luis Figuera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: