Los 100 días de Aristóbulo

Este fin de semana próximo pasado; el camarada Aristóbulo cerró sus primeros cien días de gobierno. Son cien días que corresponde a uno de sus cuatro años de gestión. Hacer ahora un ajuste y evaluación, implica ver estos cien días proyectándose en su corto y mediano plazo.

He podido, con la información que he venido reuniendo desde que el camarada Aristóbulo se instaló en el edificio General “José Antonio Anzoátegui”, sede del Ejecutivo estadal, afrontar la tarea de plasmar mi visión de estos cien primeros días. Dejé a un lado mis apuntes y decidí sin intención de despertar curiosidades, oír voces que recomendaron como calificadas, aunque son funcionarios medios. Culminada esta tarea con los respectivos registros en mi libreta de notas, tengo ahora más elementos para entrarle al tema y trato de ver estos cien días como parte de su gestión. No me agotó en los cien días.

¿Qué hay de sustancioso en estos primeros cien días?

Para los que gustan ver lo más inmediato y quedarse en uno que otro dato, que generalmente se ofrece suelto, pudo decir que en estos primeros cien días; el camarada Aristóbulo cumplió con la tarea de hacerle un tratamiento intensivo de limpieza al estado. Hay un nuevo aspecto y todas las personas con las que conversé destacaron este hecho. Junto a este tratamiento de limpieza, la denominada “fiesta del asfalto” alcanzó un punto interesante. Según los datos, se colocaron más de 171 un mil toneladas de asfalto en vías. Esta fiesta como se le ha llamado, permito, según uno de los entrevistados que labora en COVINEA, acomodar 136 Km. de vías.

Luce positivo este esfuerzo y queda esperar que la “fiesta de la asfalto” se convierta en una labor regular de mantenimiento y no se quede en un operativo para impresionar. El problema de la conformación de las 25 comunas caminó muy lentamente y tal vez; el no cumplimiento de esta meta contenga una señal que debe contrastarse que una iniciativa interesante que observo y trato más adelante. El asunto de la deuda laboral está pendiente y no pude captar, si ya se ha correspondido con parte de esa deuda.

Hay un dato que fije en estos encuentros, que ahora luce relevante, pero pueden darle un perfil a los cuatro años de gestión. Hay un interés y un movimiento que no contiene mucha concreción ahora, pero que se orienta a rescatar y redimensionar proyectos socio productivos “caídos” en desgracia por la corrupción o indiferencia. Aristóbulo muestra interés por sacar -rescatar- estos proyectos y si la situación pinta tal como se mueve ahora; el camarada Aristóbulo estaría en vías de convertirse en un Gobernador raro. Digo raro, porque se nota cierta resistencia de nuestros gobernadores en promover una política como esta, que es una línea del Proyecto Nacional Sión Bolívar (PNSB) y entra en total afinidad con los cincos objetivos históricos del Programa Patria.

Esto lo capté como una señal en los encuentros que tuve con personas vinculadas a la gestión y se la oído al camarada Aristóbulo en algunos eventos. Es un trabajo que difícilmente tenga concreción estos primeros cien días, pero puede darle un bonito perfil a la gestión es sus cuatro años de gobierno.

Hay otro dato interesante, que por supuesto no corresponde a obras, asfalto y cemento, pero pudiera ser percibido sin mucho significado. Lo confirmé en estas entrevistas y ya lo conocía. Aristóbulo trata de desarrollar la idea de “equipo de gobierno”. Hay un esfuerzo por recomponer un gabinete en donde tenga cabida un debate más o menos periódico sobre el curso de la gestión. Este es un aspecto interesante y que puede contribuir considerablemente a ese buen perfil del gobierno. Noto, por los puntos que he podido captar, que esta iniciativa puede quedarse en un rutina de verse y hablar, pero dejando a un lado lo medular.

Capté en estas entrevistas muchas veces, la siguiente frase: “Se dice que hay bulla y ruido en las reuniones del equipo”. Oí varias veces, que cuando Aristóbulo interviene centra los asuntos, pero luego viene la dispersión. Los integrantes del equipo hablan de sus temas, pero no se oyen ni discuten temas básicos y estratégicos aunque en la bulla y el ruido de gente hablando aparecen los temas. Es muy importante sacar estas reuniones de la ruta de la rutina y darle un carácter de ser un espacio para debatir política. Dos de de las personas entrevistadas sostuvieron en varios momentos del encuentro; la situación del plan para erradicar la pobreza, pero el tema siendo altamente estratégico, se ha presentado, más no ha sido colocado como un punto temático del equipo. Si es así, es un grave error y se pierde toda la fortaleza que puede tener un auténtico “equipo de gobierno”.

El no cumplimiento de la meta de las 25 comunas conformadas y que ya mencioné, es posible que tenga como un elemento productor la falta de un verdadero de equipo y la necesidad de tomar e irle dando forma a los temas fundamentales. Hay temas y puntos que deben ser transversales en estas reuniones y deben fijarse responsabilidades y metas precisas.

Valoro el rescate de experiencias productivas y de darle sentido a un equipo de gobierno como un elemento esencial en estos primeros cien días. Son esenciales, porque la gestión cubre más de cien días y hay que prepararse para una carrera larga.

dominguezclaudio@gmail.com

@ClaudioElcuaco


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1832 veces.



Claudio Domínguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a163161.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO