Pobre Mérida, tan cerca de Cúcuta y tan lejos de Caracas

Las propuestas para hacer cumplir El objetivo histórico No. 1 del Plan de Gobierno 2013-2019, o sea la Defensa de la Soberanía Nacional, estamos seguros serán muchas, pues por nuestro territorio, pasan casi todas las gandolas de alimentos, repuestos de vehículos, electrodomésticos y gasolina que por vía de contrabando van a parar a la vecina ciudad de Cúcuta.

Ya los merideños están tan acostumbrados, a que el vecino país les viole la soberanía, que hasta van hacer mercado a Cúcuta y a raspar los dólares, pues es allí donde consiguen los productos de Mercal que a Mérida no llegan. Desde siempre los merideños han tenido nexos y conexos muy estrechos con los cucuteños, antes con ventajas y ahora, desde que estamos en revolución con marcada desventaja.

Los comerciantes de Cúcuta han progresado inmensamente, en estos doce últimos años, esa ciudad parece una Metrópolis y esto gracias a la cantidad de dólares que los merideños dejan allí y a la gasolina casi gratis que les llega de nuestra llenadora del Km 15 de El Vigía.

El desigual comercio entre Mérida y Cúcuta es una flagrante violación de la Soberanía Nacional, pues mientras de aquí le enviamos Leche, harina de maíz, pollos, carne, café y todos los productos subsidiados por el gobierno nacional a través de Mercal, mas los millones de litros de gasolina, artefactos eléctricos chinos y repuestos de vehículos importados con dólares a 4,30, ellos solamente nos envíen sicarios, desplazados y drogas. Eso no es justo y es una clara y desventajosa relación comercial violadora de nuestra soberanía nacional.

Queriendo cooperar, o sea dar nuestro granito de arena, a este llamado hecho por el presidente, de hacer aportes al Plan de Gobierno que se convertirá en Ley de la República , al ser presentado y aprobado por la Asamblea Nacional a partir del año 2013, hacemos las siguientes sugerencias:

1.- Realizar examen obligatorio y periódico de la vista a todo funcionario civil o militar que trabaje en las zonas fronterizas con Colombia, para tal efecto colocar puestos de la Misión Milagros en los puestos mas importantes y tenerles una buena dotación de lentes. (Durante la IV República pasaron de contrabando 50 mil vehículos venezolanos a Colombia y nuestros guardias no pudieron verlos)

2.-Obligar a todos los militares, que estén asignados al trabajo de control en las alcabalas, a realizar exámenes periódicos de lectura escrita en la Misión Robinson, pues hemos contactado que muchos de ellos no logran descifrar con facilidad los “jeroglíficos” que escriben algunos funcionarios y entonces por no saber, que dicen las guías y por no complicarse la vida o quedar mal, dejan pasar las gandolas sin revisarlas.

3.- Eliminar los turnos de trabajo en las alcabalas de 24 x 24 o de 12x 12 y no permitir que los guardias pasen mas de 8 horas seguidas en servicio, pues se quedan dormidos, por los horarios extenuantes de trabajo y en esos intervalos les pasan las gandolas con material de contrabando.

4.-Tener en cada alcabala suficiente agua fría y refrescos, para evitar que los guardias soliciten a los conductores de vehículos ayudas económica “pal fresco”, pues eso denota que las condiciones laborales de nuestros guardias son violatorias de las leyes laborales nacionales.

5.-Para evitar que conductores inescrupulosos y dañados, intenten sobornar a nuestros guardias, aconsejamos escribir siempre el nombre completo de GUARDIA NACIONAL, y no solo las siglas, pues es fácil de que algunos crean que GN quiera decir GENTE NECESITADA y entonces les ofrezcan frutos, mercancías y hasta dinero con el fin de ayudarlos.

6.-Si algún guardia o personal civil es sorprendido favoreciendo el comercio de extracción hacia Colombia debe ser condenado a residir por lo menos cinco años con su familia en la ciudad de El Vigía, específicamente en la zona de Bubuqui I ó II, en viviendas alquiladas sin poder usar aire acondicionado en las mismas. Si es muy grave el hecho ilícito descubierto, entonces deben residir en las barriadas anexas a la zona industrial (sin aire acondicionado).

7.-No permitir a ningún militar o civil, que trabaje en las alcabalas, a adquirir alimentos que no sean comprados, por el mismo o por su familia, en establecimientos que no sean MERCAL. Periódicamente deberán permitir el acceso a sus hogares, de miembros identificados de los Consejos Comunales donde habitan, para corroborar que todos sus alimentos fueron adquiridos en los mercales y Mercalitos de la zona donde viven.

8.-Adiestrar a nuestros guardias en saber identificar las diferencias de conversión entre LIBRAS Y KILOGRAMOS, LITROS Y GALONES, PULGADAS Y METROS, pues esta dualidad los confunde y cuando un contrabandista les dice, por ejemplo, que sólo lleva 10 galones de gasolina, el guardia se confunde y cree que sólo son 10 litros y los deja pasar

9.- Crear la condecoración “EL HONOR ES SU DIVISA” y otorgarla en acto publico de reconocimiento a todo Guardia Nacional venezolano, que haya pasado un tiempo mínimo de cinco años por un Destacamento o Puesto Fronterizo y sus bienes o montos en sus cuentas bancarias solamente se hayan multiplicado por un máximo de tres veces . Si salió como entró entonces darle el título de Héroe Nacional.

10.-Para evitar todas las sugerencias o propuestas anteriores, crear una zona de libre circulación de mercancías, donde el peso y el bolívar tengan igual paridad cambiaria y no permitir el intercambio económico en dólares. Además homologar lo salarios al nivel que hemos alcanzado los venezolanos. Haciendo esto, los dos gobiernos dejan de gastar tanto dinero cuidando unas fronteras inexistentes y lograríamos la integración de nuestros pueblos.

Agradezco que los chistes, burlas o mentadas de madres que les provoque la lectura de este articulo, me los hagan llegar por mi correo personal: Gracias anticipadas.

Juanveroes64@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2797 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: