Lamentablemente para la cultura es algo peor

¿ "Una Librería del Sur menos” en la Isla de Margarita?

“existen revolucionarios que llevan la revolución en la boca para vivir de ella”

Ernesto ‘Che’ Guevara

El compañero cinéfilo y narrador Pedro Salima, en un artículo publicado en aporrea el 11/05/12 (“Una Librería del Sur menos” Documento anexo 1) denunciaba el inexplicable cierre de UNA de las DOS Librerías del Sur que teníamos en Margarita, la cual estaba ubicada en el sector Playa El Ángel y que  debido a su entorno comercial era un lugar de tránsito obligado para cientos de personas todos los días. Una cualidad idónea, aunque no suficiente, para una propuesta que pretende acercar a las personas al libro y la lectura.

A pesar de ello (2 menos 1 da 1) la compañera presidenta de la Fundación Librerías del Sur, Christiane Valles, en un acto mediático de clara publicidad engañosa vino a Margarita el viernes 18/05/12 a la inauguración de una Librería del Sur que fue abierta en el poco popular y distante Aeropuerto Internacional Santiago Mariño, afirmando en ese acto protocolar que se trataba de “la tercera”  Librería del Sur de Margarita.

Lo complicado de esta situación poco revolucionaria que intentaremos descifrar aquí, es que se hizo participar de esta “inverdad” mediática al futuro gobernador del Estado Nueva Esparta, nuestro General Mata Figueroa.

El General por supuesto que está disculpado pues, ¿Por qué habría de dudar Mata Figueroa que se trataba de hecho de una “tercera” librería si lo estaba afirmando la persona responsable a nivel nacional por las Librerías del Sur?

En el intento de descifrar que se oculta por detrás de esta TERCERA falsa conquista (ojalá fuese verdad), nos llama la atención que el día anterior a la inauguración (jueves 17/05/12), la compañera Inés Ruiz, directora del gabinete estadal de cultura hizo una pública invitación a la misma a través de Mundial Margarita pero al hacerlo se tomó el cuidado de admitir lo evidente: con el cierre del local de Playa EL Ángel, quedaban en deuda con los habitantes del distrito Maneiro. Suponemos que era una manera de responder al artículo de Pedro Salima quien una semana antes (11/05/12) había denunciado la situación. Sin embargo queda sin explicarse lo siguiente:

¿Por qué tanto Inés Ruiz como Christiane Valles omitieron informar correctamente al general Mata Figueroa, haciéndole creer que se inauguraba una “tercera” librería cuando sabían que no era así?

¿Nosotros los bolivarianos que hemos venido criticando a los truculentos medios opositores por construir realidades mediáticas alejadas de la realidad haciendo lo mismo?  Paradójico ¿no?

Expondremos aquí una serie de hechos y argumentos intentando acercarnos a nuestra hipótesis explicativa “positiva”: la política cultural tiene indefiniciones y en algunos sectores se están haciendo mal las cosas y para ocultarlo se lanza mano de una  maniobra burocrática (se forja una falsa conquista) aprovechándose del clima electoral que vivimos los bolivarianos en Nueva Esparta y del prestigio del general Mata Figueroa para legitimarla.

Lo ocurrido esta debidamente registrado en las transmisiones radiales que vía CONATEL podrán ser comprobadas pero también pueden ser leídas en las diversas notas periodistas que cubrieron el evento (Sol de Margarita, AVN y YVKE Mundial), las cuales también fueron inducidas a repetir por todo el país la falsa conquista de la supuesta “tercera” Librería del Sur en Margarita. Esto dio pie incluso para curiosas coberturas periodísticas como la que apareció en el Sol de Margarita:

”La idea fue promovida por las autoridades del aeropuerto y se sumará a las otras dos sedes de la librería, una en La Asunción y otra pronta a abrir, pues la de Playa El Ángel tiene 15 días deshabilitada para buscarle una sede permanente y con mayor espacio.” (Ángel Rey Medina, 19/0512 | ESPACIOS)

Aquí el periodista adopta una ambigua posición pues por un lado parece haber sido inducido a repetir lo de la falsa tercera librería pero después como sabe que fue cerrado el local de Playa El Ángel (valor cero en matemática) construye una fantasmagórica ecuación al definir la librería cerrada con el eufemismo de librería “deshabilitada”. De esta manera nos ofrece una sui generis ecuación:

Librería aeropuerto + librería La Asunción + librería “deshabilitada” = 3. Qué raro ¿no?

El periodista nos revela además que supuestamente la idea de la librería”fue promovida por las autoridades del aeropuerto”, cosa que ponemos en duda y que si fuese cierta revelaría doblemente por parte de la Fundación Librerías del Sur y del Ministerio Popular para la Cultura, la falta de un programa de acción claro orientado por el eje básico de cualquier acción política revolucionaria: LAS PRIORIDADES.

Veamos porque es así.

Cualquier venezolano o venezolana que haya visitado Margarita sabe por el simple contacto personal que si hay dos ciudades grandes y pobladas en la isla estas son Porlamar y Juangriego. Los que aquí vivimos podemos agregar además que son muy transitadas por personas de todas partes de la isla y que en ellas hay varios centros universitarios, liceos y colegios. Cómo se puede justificar entonces, antes de promover la apertura de Librerías del Sur en estas ciudades con miles de potenciales lectores, que “LA PRIORIDAD” haya sido:

  a) Cerrar el local que venía funcionando mejor en Margarita  a pesar de fallas y problemas;

b) Abrir una librería en un lugar elitesco y poco accesible como el aeropuerto;

c) Continuar dejando oculto y semi abandonado el pequeño local de La Asunción

Cómo se compagina de manera coherente esta indiscutible e inocultable realidad con el discurso de la compañera Christiane Valles en el aeropuerto, donde dijo:

 “Estamos impulsando con cada vez más fuerza el estímulo a la lectura y sobre todo el aprecio por el libro, su significado y su trascendencia” (?)

La palabra empeñada y la cuota de responsabilidad del Ministro Calzadilla

Aunque no le podemos achacar al Ministro Calzadilla la responsabilidad directa por esta lamentable situación, si le tenemos que recordar que el 23 de noviembre de 2011 le entregamos en sus manos el proyecto-borrador titulado “La Asunción: una ciudad de lectores y amantes del cine” (DOCUMENTO ANEXO 2) el cual iba acompañado de una breve carta de fundamentación política (DOCUMENTO ANEXO 3) y que el Ministro nunca nos respondió a pesar de haberse comprometido en darnos una respuesta. En este sentido el Ministro está en deuda con la palabra empeñada, algo muy caro como él sabe para los revolucionarios.

Sin embargo, aunque se trata de algo pendiente en el terreno del compromiso y de la ética, lo importante aquí es la falta de respuesta política a un proyecto serio y reflexionado que buscaba y busca (como podrán todos leer en el DOCUMENTO ANEXO 2), aproximar a la población de La Asunción a la literatura y el cine, una propuesta que de ser tomada mínimamente en cuenta, mismo sin ser específicamente llevada a la práctica, habría evitado esta anti política cultural que aquí criticamos. 

Cuando sea leída esta humilde pero comprometida propuesta, ahora pública (ojalá caiga en manos del presidente), que tenía y tiene la pretensión de contribuir a hacer de La Asunción “la capital cultural de los neoespartanos” surgirán las obvias y pertinentes preguntas:

¿Por qué no se le dio respuesta a una propuesta que pretendía y pretende impulsar de manera concreta y real los postulados de inclusión y promoción cultural que defiende nuestro gobierno, corrigiendo y mejorando espacios ya en funcionamiento? ¿Cómo es posible que un ciudadano X presente y fundamente por escrito un proyecto que deja en evidencia la necesidad de ampliar y repotenciar las Librerías del Sur en Margarita y que el Ministerio avale acciones político-administrativas que van en el camino contrario? Esa no es la mejor manera de abrir la participación democrática y protagónica, ni de mandar obedeciendo.      

Fíjense los lectores que en varios Consejos de Ministros y en la propia presentación de su candidatura, que el presidente ha enfatizado la necesidad de tornar productivos y rentables los emprendimientos del gobierno combatiendo nuestra perniciosa cultura rentista petrolera, cuestión de la que no debe estar ajena la cultura pues no se la puede seguir considerando permanentemente como un rubro que le genera gastos al Estado a modo de fondo perdido.

El proyecto que presentamos defendía y defiende algo que por lo visto está poco presente en las preocupaciones de lo que debería el buen y responsable funcionamiento de nuestras Librerías del Sur en particular y de las actividades culturales en general. Su sustentabilidad económica. Dice nuestro proyecto:

“Los recursos obtenidos por concepto de la venta de libros, discos, películas y otros materiales que sean acordes con el espacio-librería serán administrados en la perspectiva de hacer de este proyecto un emprendimiento responsable que sea lo más rentable posible trabajando en la perspectiva de ir reduciendo paulatinamente la cantidad de fondos públicos que hagan posible su funcionamiento.”      

Al no ter clara esta dimensión económica en el combate a la cultura rentista en la gestión cultural y al no tener un equipo consciente y motivado en las Librerías del Sur, se vienen impulsando las llamadas “bodegas culturales”  en la equivocada apuesta de que a través de ellas se logrará exponencialmente aumentar la oferta de los productos culturales (sobre todo libros, películas y música) que produce y administra el Ministerio Popular para la Cultura. El ministro lo fundamentó cuando vino a Margarita con el argumento de que las Librerías del Sur habían agotado sus posibilidades. ¿Es realmente así?

¿Que son las bodegas culturales? Son espacios de iniciativa privada individual o comunitaria gestionados por aquellas personas interesadas y comprometidas con la cultura, que estén dispuestas a comercializar los diversos productos asociados a la cultura como una fuente de trabajo, dándoles la flexibilidad de que incorporen otros productos compatibles con ese espacio y que les permita mejorar sus ingresos. Contarían para ello con el asesoramiento y las facilidades de suministro y crédito que el ministerio pudiera ofrecerles.

Presentada así, parece una propuesta valida y positiva. Pero repetimos aquí el comentario que de puño y letra le agregamos a la carta entregada personalmente al ministro una vez que escuchamos su intervención al respecto:

“¿Ministro no le parece que unas Librerías del Sur repotenciadas serian el mejor vínculo de enlace entre el Ministerio y las Bodegas Culturales que puedan surgir?”

En nuestra reflexión, comprometida con su implementación práctica, imaginábamos que si una persona montaba, por ejemplo, una Bodega Cultural en la Península de Macanao, una vez que hubiese vendido los ejemplares de “Cien años de soledad” recibidos en consignación, alguien a nivel local debería poder reabastecerla, pues no sería operativo que esa persona tuviese que esperar un nuevo envío centralizado desde Caracas. A su vez si los libreros al frente de las Librerías del Sur fuesen personas activas y atentas, se podría dar la realimentación inversa: “mira mi hermano (na) nos acaba de llegar una nueva edición del Quijote a un precio increíblemente barato, te sugerimos que te lleves algunos ejemplares para ofrecerlos por ahí a tu gente de Macanao”.

De esta manera si estaríamos mejorando la capacidad de nuestro gobierno de impulsar el acercamiento a los libros y a otros productos culturales, pero esto supone que haya un dinamismo entusiasta en las Librerías del Sur gestionadas por el Ministerio y que estas funcionen con la calidad mínima que debe tener cualquier buena librería, cosa que no se puede dejar librada a la improvisación pues las librerías como espacio históricamente constituido demandan unos recursos y una logística que difícilmente tendrán los interesados en crear una Bodega Cultural. 

Un estudiante o un trabajador de Macanao de visita casual y rápida por La Asunción, al encontrarse con una librería visible, cercana y agradable que lo invitara a entrar podría de repente tener ese primer y estimulante contacto con el libro que luego le produciría empatía y complicidad con la Bodega Cultural cercana a su localidad. Pero eso hoy es IMPOSIBLE. La Librería del Sur de La Asunción está oculta en una pequeña sala dentro de la Casa de la Cultura Monseñor Eugenio Navarro y muchos ni siquiera saben que existe y para peor, ni siquiera hay un cartel llamativo que le informe a los cientos de personas que pasan por la Plaza Luisa Cáceres y la Plaza Bolívar situadas enfrente a muy pocos metros. A esto se le conoce como DECIDÍA, la misma que tanto daño y desgaste le ha producido a nuestra revolución y eso nosotros lo combatimos.

Ante esta realidad, ¿abrir una Librería del Sur en el aeropuerto? Esto es una mezcla de despropósito, burla y (auto) saboteo a la promoción del libro y la lectura que según la compañera Christiane Valles se estaría impulsando ”con cada vez más fuerza”. (SIC!!!)

Comprueben a seguir los mismos lectores de aporrea la incongruencia entre nuestra iniciativa seria y fundamentada que empezó el 23/09/11 (Primera carta al ministro - DOCUMENTOS ANEXOS 2 y 3) o el 26/09/11 (Primer mail a Christiane Valles – DOCUMENTO ANEXO 4) con él resultado de la apertura mediática de la Librería del Sur en el Aeropuerto de Margarita (18/05/12).

¿8 meses desechando e ignorando olímpicamente nuestra propuesta para esto?

Las personas juzgarán porque aquí sin el silencio ni la opacidad con la cual se malogran muchas posibilidades de acción de nuestro gobierno, quedarán a la luz pública y de manera transparente todas las comunicaciones que realizamos en fundamento para nuestra propuesta y la no respuesta a la misma.

Así se sucedieron los hechos:

A los tres días (26/09/11) de haberle entregado personalmente el proyecto al Ministro se lo enviamos a Christiane Valles quien estaba en ese momento al frente del CENAL aunque no todavía dirigiendo la Fundación Librerías del Sur (DOCUMENTO ANEXO 4).

Nuestra intención era por supuesto política. Divulgar nuestra propuesta y encontrar aliados para la misma entre las personas sensibles al tema. Algo totalmente ético y legítimo. 

En la propia carta política que acompañaba el proyecto, decíamos que el mismo tenía “(…) la potencialidad de estar incluido en un plan más ambicioso para que  con caras al 2012, el Polo Patriótico empiece a recuperar de una manera amplia y heterodoxa espacios políticos que por varios motivos (fallas y omisiones) fueron perdidos para el proceso de cambios revolucionarios que vive nuestro país.”.

Con esto nos referíamos a la perdida tanto de la gobernación como de la alcaldía de Arismendi que tuvimos en nuestras manos y que perdimos por nuestros errores y omisiones. Por eso esperábamos una pronta respuesta del Ministro pues sabíamos que reubicar la librería de La Asunción para tenerla en funcionamiento antes del 7 de octubre, no se haría de la noche a la mañana pero sí en pocos meses con decisión y voluntad política. Estábamos proponiendo algo creíble, factible y responsablemente fundamentado.

Al enterarnos que Christiane Valles fue nombrada como presidenta de la Fundación Librerías del Sur supusimos optimistamente que esto haría más fáciles las cosas pues tendríamos a una aliada por la causa de los libros. Fue así que el 9/10/11 (DOCUMENTO ANEXO 5)  le enviamos un mail felicitándola y diciéndole que esperábamos de su parte “un golpe de timón potencializador para las Librerías del Sur”.

Ante la no respuesta del Ministro volvimos a escribirle a Christiane el 29/11/11 (DOCUMENTO ANEXO 6) diciéndole que por lo visto  sería a ella a quien tendríamos que ”motivar-convencer” y que aguardábamos recibir de su parte “una motivante respuesta”. En anexo le enviamos también carta nuestra dirigida al Presidente opinando sobre el Gran Polo Patriótico para que así ella conociese nuestra perspectiva política, pues los oportunistas y aprovechadores de los recursos del Estado andan siempre asechando por ahí .  

Para nuestra alegría y grata sorpresa la respuesta vino, por lo menos en el sentido de la comunicación. Christiane nos llamó desde Caracas manifestándonos la coincidencia entre nuestra humilde propuesta y la dinámica que querían imprimirle a las Librerías del Sur. Sobre nuestra propuesta específica dijo que la librería de La Asunción era una de las que necesitaba ser relocalizada pero que en el momento eso no era posible por falta de recursos.

Como todo el mundo sabe, en la determinación de los recursos económicos hay siempre y dentro de lo posible, una variable política que incide sobre su disponibilidad. De ahí que la no posibilidad de obtenerlos para nuestra propuesta planteada por Christiane Valles, fue vista por nosotros como algo pasible de ser modificado y no como una imposibilidad insuperable. Repetimos, estábamos proponiendo algo realizable y con fundamento.

En este punto todos los que lean nuestros planteos percibirán que siempre nos mantuvimos en un marco de argumentación política racional y razonable, lo que no la exime de contener errores e imprecisiones.

Fue así, intentando modificar la variable “inexistencia de recursos”, que volvimos a escribirle el día 7/12/11 (DOCUMENTO ANEXO 7) haciendo mención a una nota periodística donde se decía que Pastor Maldonado seguiría contando con el respaldo de PDVSA. De manera implícita argumentábamos que si habían recursos para eso, tendría que haberlo también para algo mucho más importante y legítimo dentro de una revolución.

Respetando gustos y pasiones, es absolutamente claro que la humanidad puede sobrevivir sin la Formula 1, pero jamás podrá hacerlo sin libros ni lectores.

En los mismos días en que apareció esa nota sobre Pastor Maldonado, el Presidente había propuesto en un acto en la Academia Militar, que se dotase a cada uno de los cadetes de una pequeña biblioteca básica compuesta por libros de historia, geografía, política y buena literatura. De manera que lo que aquí queda en evidencia es la inexplicable falta de voluntad política frente a nuestra propuesta. ¿Qué se esconde por detrás de esto sí la propia Christiane Valles afirmó que a la hora de promover el libro el Presidente Chávez era “el mejor lector”?

¿Alguien en este país puede creer, si se le hubiese presentado al “mejor lector” de este país un pedido de recursos adicionales para repotenciar Librerías del Sur que lo necesitasen, que el Presidente se habría negado? 

Es más que evidente que no a menos que … el Presidente estuviese algo insatisfecho con la gestión y los logros alcanzados. Si es así no será maximizando logros de manera mediática que se van a corregir las cosas. La verdad y la realidad porfiadamente terminan dando el último veredicto. Esto es ley para los revolucionarios.

En esa carta donde hicimos mención a los recursos disponibles para Pastor Maldonado adicionamos otros argumentos relativos a nuestro proyecto con el objetivo de convencer a Christiane Valles para que actuase en su favor haciéndole ver que más que una Librería, sería un espacio de reunión y efervescencia cultural en pleno corazón de la capital del Estado Nueva Esparta. Un espacio plural, abierto y atractivo para las personas teniendo a los libros como eje central.

No contentos con estos argumentos adicionales nos propusimos militantemente dar un paso más. En un nuevo mail enviado el 26/12/11 (DOCUMENTO ANEXO 8), además de agregar otros argumentos favorables presentamos un relevamiento de varios posibles inmuebles adquiribles por el gobierno nacional tanto para reubicar apenas la librería como para instalar un espacio más ambicioso que incluyera la librería, un Infocentro, una tienda turística u otros espacios de servicio que beneficiasen a la comunidad de La Asunción.

Fue así para nuestra sorpresa (negativa y desestimulante esta vez), que Christiane nos respondió (DOCUMENTO ANEXO 9) con un breve mail que decía lo siguiente:

“Anisio. Agradezco mucho lo que estás haciendo, pero cuando te llamé por teléfono te indique claramente que la librería no puede mudarse de donde está ahora. Creo que me malinterpretaste por completo y eso puede ser muy delicado. Seguimos en contacto.”

Enviado desde mi BlackBerry de Movistar

(Destacado nuestro)

Ante esta serie de hechos y opiniones aquí  expuestos quedará a juicio de los lectores de aporrea evaluar y juzgar:

¿Qué es más “delicado”, insistir con tenacidad y perseverancia en el intento de llevar a la práctica una propuesta seria y absolutamente legítima o afirmar públicamente que se está inaugurando una supuesta “tercera” librería cuando los hechos dicen que eso no es verdad?

Como diría el General Artigas, “con la verdad, ni ofendo ni temo”.

Resta esperar entonces, ante estos hechos que van más allá del “errar humano”, que surja un cambio de rumbo en la política hacia las Librerías del Sur y un pedido de disculpas al pueblo de Nueva Esparta por haber procedido de esta incorrecta manera. Nosotros seguiremos dispuestos a trabajar y a colaborar en esta causa sin resquemores de ninguna especie pues nos animan cosas superiores y trascendentes. Basta con que se practiquen públicamente las autocríticas prácticas necesarias para que nos pongamos a recuperar el tiempo y las energías malgastadas. Con ganas de vivir y luchar siempre se puede.

¡Y atención! Esperamos que prevalezca la cordura y que no se generen movimientos apurados para abrir sin criterio una verdadera y real tercera librería que tape o corrija el error cometido. Antes de eso por favor mejoren la que tienen abandonada en La Asunción aunque para ello no quieran contar con nosotros ni darnos la oportunidad.

Al hacerse pública esta discusión que no abandonaremos, la “cantidad”, más allá de la inverdad practicada, pasa a un segundo plano. Se trata de la calidad en la gestión y de una activa acción cultural de promoción del libro y la lectura que no se está llevando a cabo como se debe y puede.

Todas y cada una de las Librerías del Sur que funcionen en nuestra República Bolivariana de Venezuela, además de estar localizadas en lugares idóneos para su actividad, escogidos con criterios político-culturales, deben tener un nivel de calidad en el servicio y la atención, igual o superior al que presta una librería de porte medio en nuestro país. Esa sería una gestión responsable y revolucionaria. Lo otro es más de lo mismo revestido de una fraseología revolucionaria.

Visiten por ejemplo la pequeña librería privada TecniBooks, localizada en el centro comercial AB, a dos cuadras de la Librería del Sur que fue cerrada en Playa El Ángel y recuerden que mientras estuvo abierta el que la visitaba se encontraba con el pequeño salón que estaba entrando a la izquierda semi oscuro pues tenía varias lámparas quemadas que no eran sustituidas. Garantizar la buena iluminación es una cuestión básica y elemental para cualquier librería que debería hacer parte del protocolo de funcionamiento de todas las Librerías del Sur de Venezuela.

Aquí por lo visto habrá que aplicar también la “SAIMEtización total ya” reivindicada por Carola Chávez y sugerirle a los funcionarios y gerentes de nuestras Librerías del Sur que se den una vuelta por TecniBooks y por todas las oficinas del SAIME en Margarita para que se sensibilicen con lo que deben ser las condiciones de calidad en la atención y en el servicio que se merecen todos los habitantes de nuestro país. Por cierto y saliéndonos brevemente del asunto, no podemos evitar decir (porque nos duele  y molesta), que deberían compararse nuestras bien acondicionadas oficinas del SAIME en Margarita con las condiciones en que son atendidas  las personas en el MERCAL de Pampatar. Se las atiende como “pobres” en el peor sentido cuarto republicano de la palabra. ¿Hasta cuándo?

Por si fuera poco lo realizado hasta ahora por el SAIME, el compañero Dante Rivas y su equipo anuncian ahora la puesta en marcha de la “Dirección Nacional de Asuntos Estadales” con la cual buscan mejorar “la eficiencia y efectividad en las labores que desempeñan todas las oficinas”, para de esa manera “desconcentrar todos los procesos que se realizan en la institución". Esta Dirección Nacional tendrá entre algunas de sus funciones: “supervisar la infraestructura, el mobiliario y la distribución de materiales e insumos a las oficinas estadales, municipales y puestos de control migratorio para garantizar la excelencia del servicio; supervisar las obras en construcción, remodelación, equipamiento, mantenimiento; así como coordinar con los organismos del Estado la ejecución de determinadas obras que garanticen la funcionalidad de todas nuestras oficinas". Qué cosa ¿no?

Comparen esto con la modalidad de trabajo de las actividades culturales y la de otras esferas de nuestros servicios públicos y tendrán una idea clara de lo debería ser la regla general y no la positiva excepción que es el SAIME hoy.

Reconozcamos sin embargo, del punto de vista estético, que la nueva librería del aeropuerto quedó como se dice popularmente “bien bonita”.  Tiene una impresión agradable a primera vista, prueba de que cuando se quiere se pueden hacer bien las cosas. Pena que se revele aquí un criterio en cierto modo discriminatorio, pues ¿si para el elitesco público que circula por el aeropuerto se concibió un espacio así porque no se ha hecho lo mismo con el espacio abandonado de La Asunción?

Ya que invirtieron equivocadamente recursos que nos pertenecen a todos los venezolanos, alertamos y dejamos en abierto sobre la política de seguimiento y mantenimiento que se llevará adelante pues de lo contrario la propia librería del aeropuerto terminará degradándose como le sucedió a la de Playa El Ángel antes que la cerraran.

Hablando de libros y a modo de anécdota, contamos aquí que cierto día que le hicimos entrega al General Mata Figueroa de nuestro artículo “Polo Patriótico Critico y Constructivo (2)”Aporrea 02/03/12) se dio la casualidad que lo llevábamos dentro de un libro de “Cuentos Escogidos” de nuestro escritor Gustavo Díaz Solís, comprado por apenas Bs 5,50 en la Librería del Sur de La Asunción. Para que no se quedase con el artículo suelto en sus manos, le ofrecimos al General dejarle el libro de regalo para que lo llevase en él con más comodidad, cosa que Mata Figueroa aceptó de espontaneo buen agrado. Ya pudimos comprar otro pues es evidente que los buenos precios de nuestros libros permiten no solo adquirirlos para nosotros sino también ofrecerlos como el mejor de los regalos. Dígase de paso que en la entrevista que le hizo José Vicente Rangel al poeta margariteño Gustavo Pereira, él declaró que si una persona de la oposición entraba en una Librería del Sur y no compraba nada, era simple y sencillamente porque no leía, pues más allá de aquella literatura política de “izquierda” que probablemente no le interesaría, los estantes tenían cientos de ofertas de buenos ensayos, libros de historia y de buena literatura. Esa es la más pura verdad que percibirá cualquier persona mínimamente familiarizada con los libros. Pero en esto hay que ser también cautos y cuidadosos pues los libros no pueden ser comercializados como si se trataran de un Mercal, o peor, como un “Pepeganga” de la literatura. Los libros son otra cosa muy diferente y especial. El “hambre” y la “sed” de leer y la pasión por el conocimiento no se pueden alimentar apenas con buenos precios. Eso depende de múltiples esfuerzos en el campo de la educación y la cultura (esfuerzos que hace nuestro gobierno) pero en el espacio mítico y casi sagrado que se han ganado las librerías se requiere una dedicación especial llevada adelante por esos raros universitarios sin título llamados libreros y libreras.

¿Tiene acaso la Fundación Librerías del Sur una política específica de capacitación tendiente a dotar a los facilitadores que en ellas trabajan de esa peculiar formación que requiere el trabajador de una librería hasta convertirlos en libreros?

Ironías de la vida: en la última FILVEN, el país homenajeado fue Uruguay y en el acto donde se rindió ese homenaje, la Presidenta de la Fundación Librerías del Sur recordó la gran deuda que tienen los libreros venezolanos por lo que aprendieron de sus pares uruguayos venidos a esta tierra. Resulta que nosotros, ignorados en nuestro proyecto, fuimos alumnos de esa escuela en los años que trabajamos en librerías de Montevideo, dándose hasta la casualidad que en una de ellas conocimos a los dueños de TecniBooks y a nuestra compañera María Alcira Matute quien dirige el reconocido programa “La Librería mediática”.

Y pensar que teníamos la idea de invitarla cuando se inaugurara el nuevo local de La Asunción como forma de empezar el trabajo serio y sostenido de divulgación que estamos defendiendo.    

Aprovechamos aquí también (como demostración de la subutilización rentístico petrolera de nuestros espacios culturales) para confesar que ya perdimos la cuenta de la cantidad de personas de La Asunción a las que hemos informado para su sorpresa que “ahí adentro de la casa de la Cultura hay una librería”.

¿No se supone que hay personas gozando de una estabilidad laboral y un buen sueldo garantizado por nuestro gobierno, que deberían estar haciendo ese trabajo de divulgación?    

Una última observación: Las Librerías del Sur no pueden quedar limitadas a la comercialización de las ediciones y editoriales que cuentan con el apoyo del gobierno nacional. Eso es totalmente contrario a la pluralidad y la riqueza creativa de la producción  editorial internacional. Esta, mientras exista capitalismo se seguirá vehiculando por las miles de editoriales privadas existentes en el mundo a las cuales el pueblo de Venezuela debe tener la posibilidad de acceder a precios no especulativos. ¿Si esto no lo hacen las Librerías del Sur, quien lo va hacer, el mercado privado y su lógica especulativa y gananciosa?

Política cultural revolucionaria, calidad y el desafío de la “descolonización cultural”

Dentro de su complejidad estructural es claro el componente cultural en la escalada de violencia que vive nuestro país. En paralelo nuestros medios vienen repitiendo hace algunas semanas esos estudios que presentan al venezolano como uno de los pueblos más felices del mundo y nadie parece ver la contradicción entre ese dato y nuestra tasa record de homicidios. ¿Cómo es que habiendo tanta gente declarándose “feliz” que tengamos al mismo tiempo tantas personas dispuestas a asesinar a otros semejantes? ¿De dónde surge esa tensión psicológica capaz de producir un ataque de rabia y odio que empuja sin miramientos a una persona para darle varias puñaladas o tiros a otra?

En otras ocasiones el hecho violento ocurre sin que esté directamente presente ese odio o rabia. La obtención de un beneficio económico, sea dinero, un carro, una moto o un celular es suficiente para que la vida del otro no valga nada o peor, para que “cueste” lo que se le puede quitar quitándole la vida. Esto es terrible y debería ser una preocupación permanente de todos los que nos pretendemos “revolucionarios” en este país.

Por eso tiene que quedar absolutamente claro que si el Socialismo del siglo XXI es la verdadera alternativa para la VIDA, solo podremos afirmar seriamente que hemos iniciado la transición hacia una nueva sociedad cuando estas tendencias criminales empiecen a ser revertidas de manera constante y creciente. 

No es aquí por supuesto el momento ni el lugar para debatir tan complejo, doloroso y preocupante problema pero es clara la falta de inquietudes culturales en la mayoría de las personas que protagonizan hechos delictivos y mortalmente violentos. La cultura alimenta la curiosidad y abre los horizontes y las perspectivas vitales y eso todavía le es ajeno a muchísima gente.

En este sentido los logros innegablemente obtenidos por la revolución han sido maximizados por propaganda política y por cierto autoengaño pues entre los promotores de la cultura parece ocurrir algo similar a lo que pasa con ciertos sectores de la oposición que al participar de grupos auto referenciales se terminan convenciendo que la verdadera realidad es la que emana de la perspectiva sesgada que comparten.

Aunque es positivo que las personas participen tanto de los festivales de cine como de la FILVEN, la realidad cotidiana alejada de esos momentos puntuales es otra. El parámetro para quien piensa la cultura de manera substantiva no es la cantidad de personas que se reúnen en esos momentos puntuales y extraordinarios sino la real y asidua asistencia a las salas de cine y a las librerías a lo largo de todo el año.

En ese punto el saldo deja mucho que desear y las condiciones poco receptivas tanto de nuestras Librerías del Sur como de nuestras salas de cine de la Cinemateca Nacional en Margarita tienen su negativa cuota de responsabilidad. Ampliaremos esto más adelante.

La pregunta que nos debemos hacer los que estamos preocupados en Nueva Esparta con la difusión de la cultura y de su apropiación por la gente es como hacemos para que las opciones mayoritarias de recreación dejen de ser el SAMBIL, los ciberjuegos, los bares y cervecerías en las esquinas y las diversas modalidades de “rumbas”. Esto es particularmente cierto entre los más jóvenes que por un lado ni están motivados ni encuentran personas activas que les transmitan esa motivación y que por otro no ven en las espacios existentes lugares atrayentes para ir y estar.

Hagamos una experiencia práctica hipotética de evaluación de algunos espacios existentes y comparemos lo comparable:

Tomemos un grupo de 20 muchachos y muchachas de diversos perfiles y hagamos un paseo ejercicio: En tres días consecutivos y a la misma hora situemos a este grupo de muchachos y muchachas frente a:

1) El Espacio Cultural Luis Beltrán Prieto Figueroa, situado en la Av. 31 de Julio en La Asunción (Atrás del Liceo Risquez)

2) Cinemateca de Pampatar, situada en la prolongación calle 3 de mayo, vía La Caranta

3) Fundación Casa de la Cultura Pueblo de la Mar Ramón Vásquez Brito, situada en el Paseo Cultural Ramón Vásquez Brito a una cuadra de la Av. 4 de mayo casi esquina con la Av. Rómulo Betancourt.

Como en estos tres lugares hay salas de cine, si se le preguntase a este grupo de jóvenes cual de los tres lugares visitados le resulta más atractivo para ir a ver una película, ¿Cual creen ustedes que sería el lugar seleccionado por la mayoría?

Como “la verdad es siempre revolucionaria” (Gramsci), no tenemos ninguna duda que los jóvenes en su mayoría escogerían la Casa de la Cultura Pueblo de la Mar Ramón Vásquez Brito. Las razones saltan a la vista.

La fachada y la puesta en escena de su entrada nos ofrecen puertas transparentes y un

entorno iluminado y bastante tranquilo para una ciudad como Porlamar. Si usted quiere encontrarse con un amigo o amiga y decide esperar en la entrada en cualquier punto entre el estacionamiento y la corta escalera puede hacerlo. Pero incluso si prefiere puede esperar adentro ingresando de manera rápida y directa con la ventaja de que podrá ver y ser visto con facilidad.

Ya en lo que respecta a los otros lugares lamentablemente no podemos decir lo mismo, y estamos hablando de obras de nuestro gobierno nacional en las cuales se invirtieron millones de bolívares.

Qué papel tuvo la creación del Festival de Cine Latinoamericano y Caribeño en la decisión para construir estas descuidadas y descontextualizadas salas no lo sabemos. Lo que si no cabe duda, del punto de vista de lo que podría definirse como “urbanismo cultural” es que ambas edificaciones son ajenas y distantes a la población que tienen a su alrededor.

¿Quien se sentiría motivado a ver una película en la Cinemateca de Pampatar, teniendo esta una fachada-entorno poco iluminada, flanqueada a su izquierda y a su derecha por calles de tierra que al anochecer dan para un fondo oscuro que le transmite inseguridad a cualquiera y que además tiene por lo menos dos bares-festejos cercanos rodeados de gente bebiendo en las aceras? Esto no pudo haber sido decidido por un urbanista serio y sensible sino por un burócrata que consiguió políticamente el terreno y “la plata”. Eso sí, cuando usted llegue a la entrada de la sala después de subir varias escaleras descuidadas y con gramilla crecida que no es retirada, se encontrará con un cartel que nos informa que se trata de una sala de cine diseñada según los estándares de calidad internacional, es decir, una millonaria inversión capaz de ofrecer exhibiciones cinematográficas en las mejores condiciones técnicas posibles pero localizada en un espacio poco agradable y hasta cierto punto hostil. Es casi una sala de cine en el desierto con el inclemente sol margariteño reforzando la similitud. Un ejemplo del uso rentístico de nuestros recursos económicos. ¿Quién rinde cuenta de esto?, ¿Dónde está la política paciente y sistemática para lograr que por lo menos la población de Pampatar frecuente esa sala que tiene a pocas cuadras?

Nosotros siempre que podemos pasamos por la Cinemateca de Pampatar y nos llevamos varios ejemplares de la revista de la Cinemateca Nacional para repartirla y divulgar la sala y su programación entre las personas que conocemos o a las que suben a nuestro taxi fuente de trabajo. Y al igual que con la Librería del Sur de La Asunción, nos topamos siempre con la misma sorpresa y el desconocimiento de la gente que dice  “no sabía que había una sala de cine en Pampatar”.

¿Y qué decir del espacio Cultural Comunitario Luis Beltrán Prieto Figueroa en La Asunción, en cuyo interior está la sala María Nela Alas de la Cinemateca Nacional y supuesta sala principal del Festival de Cine Latinoamericano y Caribeño?

Aquí la irresponsabilidad urbanística parece haber sido mayor, y para peor, teniendo entre sus promotores a-críticos a personas vinculadas a la cultura conocedoras de la ciudad y de su dinámica cotidiana real.

Si usted asiste alguna vez a las ceremonias religiosas de la Semana Santa en La Asunción, se encontrará con una marea enorme de gente que desborda el centro de la ciudad. Aunque vienen personas de otros lugares de la isla y que algunos de los asuntinos que viven más alejados lo hagan en vehículos particulares o en transporte público, la realidad de la propia ciudad (calles angostas y con pocos estacionamientos) y del pésimo transporte en la isla, nos informa que toda esa gente que uno ve reunida allí no pudo haber venido en carro o en transporte público. ¿Cómo llegaron entonces?

Pues simple y sencillamente a pie, pues aunque la inseguridad haya hecho mermar la vieja tradición de ir a darse “una vuelta por la plaza”, esta se revitaliza en esos días por fuerza de la tradición religiosa, más allá que sepamos que no todos asisten por la fe, sino por esa heterogénea mezcla de intereses subjetivos que congregan a las personas en esas fechas tradicionales y que las transforman indudablemente en un hecho social de reencuentro comunitario. Es uno de esos momentos donde muchas personas se reencuentran con amigos (as) y conocidos (as) que por diversos motivos tenían tiempo sin verse.

Desde diversos sectores de la ciudad (Buenos Aires, Cantarrana, EL Copey, La Portada, Guatamare, El crucero de Guacuco, la calle Ruiz, la calle Margarita, El Mamey, La Otra Banda, Las Casitas y otros) las personas en familia o acompañadas de amigos y vecinos hacen el recorrido hacia el centro de La Asunción. Un recorrido corto para algunos o de varias cuadras para otros, pero que se hace fluido y “natural” por fuerza de la costumbre y por la estructura urbana de la ciudad. De manera sinuosa todos los caminos conducen … al centro de La Asunción.

Con este dato de la realidad histórico-social de la ciudad y con la existencia de diversos inmuebles disponibles en el centro tal, y como pudimos nosotros comprobar personalmente (DOCUMENTO ANEXO 8), se les ha ocurrido a nuestros “urbanistas”, “políticos”, hombres y mujeres de la “cultura” aceptar, promover y autorizar la construcción de ese espacio cultural de cuantiosa inversión con una sala de cine de estándar internacional A ESPALDAS DE LA CIUDAD. Sí, a espaldas, porque hasta el Liceo Francisco Antonio Risquez que se encuentra al lado de este espacio cultural y en el cual cientos de jóvenes de La Asunción cursamos estudios, tiene su entrada principal por la Av. Juan Bautista Arismendi que conduce en línea directa y cercana al centro de la ciudad. Mientras que esto es así para una edificación “vieja” de la ciudad como el liceo Risquez, una obra nueva y “moderna” con una sala de cine millonaria que supuestamente debería ser accesible para todos, tiene SU ÚNICA ENTRADA por la transitada y peligrosa Av. 31 de Julio, teniendo por “aceras” a los hombrillos de la carretera. La entrada está además cercana a una curva y ni siquiera en carro se puede acceder cómodamente, pues al contrario de la Casa de La Cultura Pueblo de La Mar, ni un estacionamiento decente tiene.

¿Se animaría usted que no tiene carro y que vive en La Asunción al riesgo de ir a ver una película en esa sala para salir de noche frente a esa oscura y transitada avenida para volver a su casa? ¿O estaban suponiendo que la sala de cine era solo para funciones de vespertina o para funcionarios públicos que salen a las tres de la tarde? ¿Pero mismo para las funciones de vespertina, es revolucionario y promotor de la cultura cinematográfica entre los niños poner a los padres a caminar con sus hijos por esa transitada y peligrosa avenida?

Estas son las acciones incomprensibles llevadas adelante por compañeros(as) nuestros que dicen querer hacer una revolución y que por su incongruencia le generan tanto desgaste al proceso bolivariano. Por eso está más que claro que después del 7 de octubre tendremos que enfrentar todo esto con mucha decisión pues ya basta de escuchar de la gente tantos reclamos a consecuencia de la decidía, ineficiencia e irresponsabilidad de personas que cobran buenos sueldos para hacer bien su trabajo y no lo hacen. Un caballo de Troya de la cuarta república custodiado por gente de camiseta roja.

Estas cuestiones prácticas y básicas son las que deben estar resueltas positivamente antes o en paralelo a cuestiones más trascendentes como la planteada recientemente por el Ministro Calzadilla y según la cual el “megadesafío” sería “trazar las estrategias y los caminos para lograr la descolonización de la cultura” (aporrea 29/05/12 – DOCUMENTO ANEXO 12)

Conviene aquí recuperar para la memoria histórica el debate ocurrido en los primeros años de la Revolución Rusa cuando surgió un movimiento de vanguardia llamado el “ProletKult” que abogaba por la creación de una nueva “cultura proletaria”, algo que parecía ser lo más revolucionario y radical en ese momento. La respuesta que le dieron tanto Lenin como Trotsky a ese supuesto y superior vanguardismo revolucionario fue la siguiente:

“La cultura proletaria tiene que ser el desarrollo lógico del acervo de conocimientos conquistados por la humanidad bajo el yugo de la sociedad capitalista, de la sociedad de los terratenientes y los burócratas” (Lenin)

El esfuerzo de la intelligentsia socialista debe centrarse ”no en la abstracción de una nueva cultura –cuya base falta aún– sino en el trabajo cultural más concreto: ayudar de manera sistemática, planificada y naturalmente crítica, a las masas atrasadas a asimilar los elementos indispensables de la cultura ya existente. “ (Trotsky)

Dado que el asunto del proletariado como “la clase”  destinada a darle un nuevo rumbo a la humanidad está hoy superado (no resuelto) por una visión más plural y compleja de los sujetos sociales que podrán llevar adelante la construcción de una nueva sociedad, queda si todavía pendiente lo de las condiciones necesarias para una nueva cultura “descolonizada”. A partir de ahí podemos compartir con el Ministro la tesis de ese desafío, pero esa elevada abstracción teórica tiene que bajar a tierra y comprender que la descolonización cultural jamás podrá lograrse sin la apropiación del legado cultural de la humanidad, el cual reposa hoy principalmente en los libros y que en el cine ha encontrado un original y especial modo de plasmarse y expresarse. En ese sentido y a partir de estos negativos ejemplos practicados en suelo neoespartano por las Librerías del Sur y por las poco atractivas y accesibles salas de cine de la Cinemateca Nacional, lanzamos una elemental pregunta: 

¿Qué nos aproxima más de ese objetivo “descolonizador”, una Librería del Sur en el aeropuerto o unas instalaciones del SAIME, civilizada y confortablemente equipadas para recibir a nuestros compatriotas tal y como se merecen todos los habitantes del planeta?

Conociendo la historia de decidía, ineficiencia, destrato y suciedad de nuestros servicios públicos, sin duda el SAIME está contribuyendo enormemente para la descolonización cultural de un pueblo acostumbrado de mala manera al manejo descuidado e irresponsable de los bienes y servicios que por derecho humano y constitucional nos pertenecen a todos.

Si la cultura revolucionaria quiere lograr sus objetivos más generosos y trascendentes tiene que tener necesariamente esa base material de la calidad práctica en todo lo que hace y en todos los sentidos de una manera palpable. Hoy eso no es así.

Para finalizar, seguiremos como le dijimos al Ministro en la carta que no sabemos si recibió (DOCUMENTO ANEXO  11), recorriendo en nuestro taxi- fuente de trabajo, las calles de Margarita de manera similar, pero contraria, a la del honesto y reaccionario personaje de Robert de Niro en Taxi Driver. Las personas en sus diferentes condiciones y perspectivas se seguirán subiendo a nuestro puesto de observación y acción militante, mientras nosotros percibiendo sus dilemas y alegrías seguiremos trabajando para esta revolución y apostando a que “la sensibilidad libertaria de quienes toman las decisiones de nuestro gobierno se aproxime cada vez más de las necesarias y correctas políticas que se deben tomar en todos los ámbitos de acción.”

Como dijera en una intervención radial nuestro amigo, el profesor Faustino García…

AHÍ SE LAS DEJO!!!

Saludos bolivarianos

Anisio Pires – 0426.909.36.45 (anisiododeca@gmail.com)

Isla de Margarita

(Enemigos de la revolución, abstenerse de usar o manipular estas críticas para atacarla. Este es un debate serio y honesto entre los que queremos de verdad y con coherencia, una Venezuela verdaderamente humana) 

-----------

DOCUMENTOS ANEXOS  (se han omitido apenas las referencias y datos de terceros que no tienen por qué estar involucrados en este debate político-cultural absolutamente transparente)

DOCUMENTO ANEXO 1 (Nota de Pedro Salima aporrea 11/05/2012)

Una Librería del Sur menos

Autor: Pedro Salima - Aporrea: 11/05/12

Si usted accede en Internet al sitio web de la Fundación Librerías del Sur, en el lugar donde dice Red de Librerías, se va a encontrar con que existe una Librería del Sur ubicada en el C.C. Cristal Garden, Av. Aldonza Manrique, Urb. Playa el Ángel. 
Si usted, atendiendo a esta información va a la dirección indicada por este sitio web, se va a decepcionar: no hay tal librería. Hubo una librería hasta el recién pasado 30 de abril. Si acude a uno de los negocios vecinos al local donde funcionó este espacio para el quehacer cultural, es probable que le digan: "Por fin se fueron esos malditos chavistas". Dudo que ese odio tan visceral lo haya sembrado Chávez.

Y es que la Librería del Sur sobrevivió por varios años en un territorio enfermizamente antichavista; pero no lo hizo sólo desde la venta de libros, sino desde la proyección de películas del buen cine, desde el encuentro de poeta y escritores, las exposiciones de arte, las muestras fotográficas, desde plácidas noches de música y desde otras actividades del mundo de la creación.

El propio padre del actual ministro del Poder Popular para la Cultura, el ex-ministro Farruco Sesto (quien detuvo el primer intento de cierre de esta Librería) y el otro ex-ministro Héctor Soto llegaron a disfrutar de actividades culturales en este pequeño rincón, metido allí, en el berenjenal de la venta de tanto cachivache del Puerto Libre, vendidos a punta de publicidad.

Eso que fue un mero golpe al centro del corazón antichavista, hoy ya no está; pues desde ese antichavismo, del más miserable no desde el respetable que todavía existe, la avaricia de un empresario pudo más que la fuerza de la construcción del socialismo. Así son las vainas de este proceso.

Y no se trata de "aferrarse" a un espacio, sino de defender el territorio ya conquistado con el trabajo, la constancia y el apoyo de muchos, en especial de aquellos que hicieron desde su condición de ciudadanas y ciudadanos un sitio para el encuentro, el compartir, la conversa y el amor.

Por lo pronto los libros, revistas y demás publicaciones que se podían adquirir allí, los habitantes de esta isla podrán buscarlos en el Aeropuerto Internacional Santiago Mariño; pues, desde el poder constituido hay servidores públicos que también ven a Margarita sólo bajo la óptica del turismo. El espacio ocupado hasta el 30 de abril a lo mejor será ocupado por una tienda donde vendan whisky a precio de Puerto Libre, mientras que los libros irán lejos a esperar que algún turista despistado los compre en el aeropuerto. 
Este acto que enluta al mundo cultural neoespartano, nos hace recordar cuando la Biblioteca "Efraín Subero" que funcionaba en el Paseo Guaraguao fue cerrada, precisamente porque el espacio que ocupaba debía -según el gobierno de esa época- debía ser ocupado por algo más cercano al turismo (¿por qué será que los apadrinadores del turismo le tienen ojeriza a los libros?); bueno nos hace recordar ese momento y un artículo escrito por el propio Efraín Subero donde le pedía al entonces Director de Cultura del estado que le mandara la placa que identificaba a la Biblioteca para "guardarla como una lápida".

Hoy, el aviso de la Librería del Sur en Playa El Ángel, isla de Margarita, sería una lápida a repartir entre muchos.

Mientras que del otro lado, el avaro empresario goza una y parte de la otra, pues le ha asestado una buen carajazo a un Estado demasiado pusilánime.

 
psalima36@gmail.com

DOCUMENTO ANEXO 2 (proyecto literatura y cine para La Asunción)

La Asunción,  19 de julio de 2011

La Asunción: una ciudad de lectores y amantes del cine (Proyecto borrador):

“Si quieres ser universal, habla de tu aldea”  (León Tolstoy)

Fundamentos

El fenómeno de la globalización tiende a interconectar cada vez más a todos los pueblos del planeta permitiendo, por un lado, que las personas puedan apropiarse de toda la diversidad y la riqueza que ha desarrollado la especie humana a lo largo de su historia; pero por otro lado esa misma globalización impulsa también poderosas tendencias que atentan contra esa diversidad cultural de los pueblos imponiendo determinados patrones uniformizantes de cultura que responden a intereses mercantiles muchas veces indiferentes y poco respetuosos de las costumbres y tradiciones de las comunidades.

Frente a este contradictorio fenómeno ninguna comunidad puede pretender cerrarse o mantenerse al margen pero tampoco debe seguir y adaptarse a  esa corriente de manera acrítica en nombre de algún vago “progreso”  sin tomar las precauciones necesarias y preparándose para ello.

Un aspecto visible en cualquier ciudad del mundo de esas tendencias negativas de la globalización es el aumento de las actividades delictivas y de la drogadicción, sobre todo en los sectores más jóvenes, fenómenos que en su complejidad están asociados a la ausencia de actividades y practicas recreativas que promocionen la comunicación y el intercambio de experiencias vitales, y que a su vez y en su profundidad responden a la apatía de unas condiciones de vida que al no ofrecer estímulos creativos reducen los horizontes y las perspectivas de las personas en general y de los jóvenes en particular.

Objetivo general

La Asunción, como capital política del Estado Nueva Esparta, que con su peculiaridad de ciudad histórica ha sido preservada hasta ahora de ciertos avatares del desarrollo tiene todas las condiciones para constituirse en un espacio de convivencia ciudadana impulsando desde lo cultural un conjunto de prácticas que sirvan como estímulo aglutinador para sus habitantes en general y para su juventud en particular, en lo que sería un pequeño primer paso que al ampliarse y consolidarse se transformen en una marca de identidad para la ciudad que hagan de ella de manera viva y gratificante la capital cultural del Estado Nueva Esparta.     

Objetivos específicos  

  • Retomar-recuperar el centro de ciudad como espacio para la sana convivencia ciudadana de todos sus pobladores integrando de manera armónica el eje que empezando por el Grupo Escolar Francisco Esteban Gómez y la Alcaldía del Municipio Arismendi recorre todo el Boulevard  5 de Julio, la Catedral de La Asunción, la Plaza Bolívar, el Teatro Eugenio Navarro (edificio sede del IACENE), el Museo Nueva Cádiz, la Casa de la Cultura Monseñor Nicolás Eugenio Navarro, llegando hasta La Biblioteca Pública Central Loreto Prieto Higuerey y que se extiende hasta el Teatro Santa Lucía y la Casa de la Diversidad Cultural.

Hacer de esta recuperación y mejoría del centro de La Asunción un estímulo que busque también la recuperación y mejoría de todas las comunidades del Distrito Arismendi.

  • Darle a la juventud de La Asunción un espacio adicional a los que ella misma construye para su interacción generacional y que a su vez la ponga en contacto por medio de las actividades culturales con las otras generaciones disminuyendo de esa manera la distancia que se genera entre “viejos” y “jóvenes” la cual es producto muchas veces de incomprensiones mutuas originadas por la falta de comunicación.
  • Estimular con la instalación de un espacio de lectura-librería a niños, jóvenes y adultos para que se familiaricen con ese objeto maravilloso que es el libro y por intermedio de él despertar el hábito de la lectura de una manera laxa y lúdica. En el caso de los niños y jóvenes esta propuesta ayudará a reforzar los incentivos escolares y liceales los cuales al ser vividos muchas veces como “obligaciones” alejadas de sus inquietudes terminan por desestimularlos a leer.

Generar la pasión por el cine en general y por el buen cine en particular que es ciertamente hoy por hoy, una de las manifestaciones artísticas más dinámicas, ricas y plurales dada su privilegiada característica de servir de entretenimiento y de ampliación de los horizontes humanos. El cine nos divierte y nos permite reflexionar sobre problemáticas personales y sociales propias y de otros pueblos y culturas, todo ello a través de una obra-herramienta capaz de conjugar en sí misma y de manera simultánea diversas manifestaciones artísticas, como la literatura, el arte, la fotografía, la música, la arquitectura y el diseño, entre otras.  

1ª fase del proyecto: Creación de un espacio público de lectura-librería 

Para dar el primer paso de manera responsable, seria y acotada a la realidad económica del municipio, proponemos el acondicionamiento de un local público visible y de fácil acceso que pase a funcionar como espacio de lectura-librería. Proponemos que el mismo quede ubicado en algún punto entre el Boulevard 5 de Julio y la Plaza Bolívar y que el mismo pueda funcionar en un principio de martes a sábados en horarios a determinar según el personal con que se cuente para este proyecto. Nos parece importante garantizar su funcionamiento  en las tardes y noches (hasta las 8 o 9 p.m.) y dejar en abierto la consideración para el posible funcionamiento  de este espacio cultural durante los domingos.

Para contribuir a esa dinámica de aglutinación que mencionamos en nuestra fundamentación, queremos ofrecer a los habitantes de La Asunción un nuevo espacio de participación e interacción cultural en horarios posteriores tanto a la jornada laboral como a las clases. Recuperar la vieja tradición de “salir a pasear a la plaza” y con ello generar esa oportunidad para que todos los habitantes de la ciudad entren en contacto con los libros.

En un primer momento será natural que este espacio atraiga a los más asiduos lectores de la ciudad, pero no tenemos duda que esto servirá a su vez como estímulo para que poco a poco se vayan aproximando aquellas personas menos habituadas y familiarizadas con la lectura y con los libros. Esperamos que en poco tiempo se empiece a hablar en La Asunción de “la librería de la ciudad”. 

Este espacio de lectura-librería dentro de su amplitud y variedad de ofertas deberá contar necesariamente de una sección debidamente acondicionada para la literatura infantil. Queremos que las familias de La Asunción puedan traer a sus niños y niñas a pasar un rato diferente, agradable y gratificante que empiece a  sembrar la semilla del pueblo lector de nuestra ciudad. Posteriormente y de manera coordinada esto permitirá que las escuelas del Municipio organicen visitas para poner a los niños en contacto con lo que es una librería y su mágico mundo de libros.

La creación de una feria anual del libro (“Feria del libro de La Asunción”) a la cual sean invitadas librerías, editoriales e instituciones (públicas y privadas) responsables por otras publicaciones, será  también otro peldaño más en la apuesta gradual y consistente para que este emprendimiento sea realmente exitoso.

No está demás decir que la puesta en funcionamiento de este espacio público en torno a la lectura y a los libros operará  como elemento dinamizador de debates con la invitación a escritores y analistas de las más diversas disciplinas para charlas que podrán tener lugar en la Casa de la Cultura o en su defecto y en acuerdo con el gobierno regional en el auditorio del teatro Omar Carreño.

El espacio servirá a su vez como punto de divulgación y promoción de todas las demás actividades culturales que se desarrollen tanto en La Asunción como en las otras ciudades del Estado Nueva Esparta. 

Espacio de lectura-librería      

Funciona hoy dentro de La Casa de la Cultura Monseñor Eugenio Navarro una librería sucursal de la Fundacional Nacional Librerías del Sur la cual depende del Ministerio Popular para la Cultura. Esto representa puntualmente y de manera positiva la posibilidad de acuerdos y entendimientos entre instituciones dirigidas, como es sabido, por partidos políticos diferentes. En ese sentido nuestra propuesta consiste en crear un nuevo espacio cultural de lectura-librería gestionado por el municipio pero que de manera mancomunada establezca acuerdos tanto con el gobierno nacional como con el gobierno regional buscando articular una propuesta amplia y plural para el beneficio de todos los habitantes de La Asunción. Una política cultural democrática y consecuente tiene que ser llevada desde la perspectiva más amplia posible pues el desarrollo pleno de la cultura no debe estar obstaculizado por criterios ajenos a la pluralidad.  

Para una propuesta como la que estamos presentando es importante y necesario que el municipio incorpore, a través de un acuerdo con el Ministerio del Poder Popular para la Cultura, la denominada “Plataforma del libro, Pensamiento y Patrimonio Documental” pues esta tiene como soporte a doce instituciones públicas que no pueden estar ausentes si se quiere implementar con seriedad y responsabilidad este proyecto que pretende hacer de La Asunción una ciudad de lectores. Las instituciones a las que hacemos referencia son: 1) – El Instituto Centro Nacional del Libro (Cenal); 2) – La Casa Nacional de las Letras Andrés Bello; 3) – La Fundación Biblioteca Ayacucho; 4) – La Fundación Monte Ávila Editores Latinoamericana; 5) – La Fundación Editorial el perro y la rana; 6) – El Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo gallegos (CELARG); 7) –n La Fundación Imprenta de la Cultura; 8) – La Fundación Distribuidora Venezolana de la Cultura; 9) – La Fundación Librerías del Sur; 10) – El Archivo General de la Nación; 11) – El Centro Nacional de Historia; 12) –  El Instituto Autónomo Biblioteca Nacional y de Servicios de Bibliotecas.

Sin condicionamientos de ninguna especie, salvo los que emanan del irrestricto cumplimiento de las leyes y de los convenios que puedan establecerse, el Municipio del Distrito Arismendi gestionará para el desarrollo de este proyecto todas las iniciativas que considere pertinentes para promover la lectura así como la ampliación de la oferta de libros para la ciudad por parte de instituciones públicas y privadas  (otras librerías, editoriales, fundaciones culturales, etc.)   

Proyecto promotor literario de La Asunción (Idea para ser desarrollada y presentada una vez que entre en funcionamiento el espacio de lectura-librería)

Rescatar leyendo y leyendo para rescatar las grandes y pequeñas historias que a lo largo de más de 500 años han dado fisonomía a La Asunción como peculiar ciudad entre las ciudades del mundo.

Pensamos impulsar desde nuestro proyecto una primera publicación que sin alardes de erudición presente de forma breve y amena la historia de la ciudad para luego avanzar con otros capítulos compuestos de breves relatos que rescaten hechos curiosos, leyendas, anécdotas sobre acontecimientos y personajes tanto históricos como populares. Todo ello con el objetivo de valerse de la doble cualidad que tiene la lectura de valorarse a sí misma y simultáneamente darle la “voz” y la palabra a la historia viva de una comunidad. En pocas palabras, generar un estímulo práctico para conquistar al pueblo de La Asunción para la pasión de leer leyéndose a sí mismo.

Otras ideas, proyectos y promociones locales ciertamente surgirán en paralelo a esta idea que apenas enunciamos, pero desde el comienzo podemos y debemos poner a disposición de los habitantes de La Asunción todo un conjunto de publicaciones que ya existen, algunas de muy bajo costo e incluso gratuitas las cuales simple y sencillamente no llegan a manos de las personas por falta de una clara y consecuente política de información y divulgación.     

¿FILVEN en La Asunción?

La Feria Internacional del Libro se realizó en julio de este año en la plaza Baralt de Maracaibo en el Estado Zulia. En la medida que se materialice este primer paso del proyecto que aquí presentamos nos parece estimulante a la manera de desafío pensar que podríamos estar organizando dentro de poco tiempo en nuestra histórica ciudad de La Asunción, la FILVEN 2012?, 2013? o 2014? ¿Por qué no? 

Acciones coordinadas complementarias y necesarias

  1. Coordinar-implementar con las autoridades y organismos responsables del municipio y del Estado la buena y permanente iluminación del eje Boulevard 5 de Julio - Casa de la Cultura, incluida la Plaza Bolívar. 
  2. Garantizar simultáneamente la presencia permanente de personal policial, muy especialmente durante la noche, para brindarle la mayor tranquilidad posible a todas las personas que deseen darse “una vuelta por la plaza”. Es de esperarse que el proyecto de creación de la policía municipal contribuya para ello y que desde ahora la gobernación del estado haga su parte, una vez que estamos hablando de la seguridad pública de la capital del Estado.  

Recursos necesarios para la 1ª fase de este proyecto: espacio de lectura-librería

  1. Local acondicionado para funcionar como espacio de lectura y librería dotado del mobiliario correspondiente, incluyendo baños, aire acondicionado, teléfono, computadora y mobiliario administrativo.
  2. Recursos administrativos-operativos: luz, agua, teléfono, funcionamiento administrativo,  limpieza y mantenimiento del local.
  3. Personal a ser contratado:

-Un funcionario administrativo-prestador del servicio que se sumara al funcionario hoy contratado por la Fundación Librerías del Sur (en caso de ser posible un acuerdo interinstitucional).

- Un funcionario coordinador-administrador responsable del proyecto que también podrá desempeñarse como administrativo-prestador del servicio.

Nota aclaratoria: este emprendimiento que estará a servicio de la comunidad gracias a los recursos que puedan provenir del municipio, del estado regional y del gobierno nacional, no podrá concebir ese apoyo económico como si fuesen recursos a fondo perdido. Primero que nada se velará por el cuidado y mantenimiento de las instalaciones creadas para dicho fin así como de todos los bienes adquiridos para el cabal funcionamiento del proyecto. Todo deberá quedar plena y debidamente registrado para que se mantengan los debidos controles y para que puedan aplicarse eventualmente procesos de auditoría que permitan verificar el manejo correcto y eficiente de los recursos que hayan sido destinados.

Los recursos obtenidos por concepto de la venta de libros, discos, películas y otros materiales que sean acordes con el espacio-librería serán administrados en la perspectiva de hacer de este proyecto un emprendimiento responsable que sea lo más rentable posible trabajando en la perspectiva de ir reduciendo paulatinamente la cantidad de fondos públicos que hagan posible su funcionamiento.       

2ª fase del proyecto: Salas de cine y programación cinematográfica

Los que tuvimos la oportunidad de ir en nuestra infancia a las funciones de matiné del viejo Cine de La Asunción (donde hoy está  el teatro Omar Carreño), tendremos nuestros particulares recuerdos sobre esta o aquella película que nos emocionó, pero sin duda muchos nos acordaremos de ese motivo previo y extra que nos  impulsaba a no faltar a las funciones: el intercambio de cuentos que luego devorábamos ávidamente durante la semana para tenerlos prontos para cambiar al domingo siguiente. Era sin querer una manera que teníamos los niños de conjugar el cine (de aventura) con las aventuras de nuestros superhéroes preferidos.

Aquí no se trata por supuesto de recrear esa vieja y espontánea conjunción infantil entre cine y literatura sino de mostrar al cine en sí mismo con toda esa potencialidad recreativa y crítica que ya habíamos mencionado.

Contamos en principio con todo el acervo cinematográfico de la Cinemateca Nacional que incluye no solo las mejores obras del cine nacional y latinoamericano sino también muchas de las grandes obras maestras del cine mundial.

Existen además otras fuentes como son las propias empresas productoras y distribuidoras y las ofertas que regularmente hacen las diversas embajadas en el país al promover sus respectivos cines nacionales.

Cabe también la posibilidad de obtener los permisos legales correspondientes para la exhibición pública de películas en formato DVD.

Sin embargo lo más importante para la viabilidad de esta propuesta es contar con una o más salas de cine bien acondicionadas acompañadas de una buena y variada programación. Acompañar además cada película exhibida con alguna breve reseña extraída de las notas realizadas por la crítica especializada es un elemento adicional que ayudará  a valorar las cualidades de cada película exhibida y a estimular el debate posterior. Así se irá contribuyendo a fomentar el surgimiento de una cultura cinematográfica, cuya ausencia probablemente haya sido uno de los motivos por el cual la experiencia llevada a cabo en la Casa de la Cultura de La Asunción entre el año 2005 y 2008 haya dejado de funcionar. Hay que volver a insistir con una propuesta constante y organizada, que cuente con una buena campaña de divulgación y sobre todo como ya fue dicho anteriormente, con una cuidada, variada y bien seleccionada programación.    

Salas de cine

Un poco alejada del centro de la ciudad y de su casco histórico, La Asunción posee una sala de cine de excelente calidad. Nos referimos a la sala María Nela Alas, del Espacio Cultural Comunitario Luis Beltrán Prieto Figueroa, ubicado en la Av. 31 de Julio, “atrás del Liceo Risquez” como se dice popularmente. Es una de las tres salas en el Estado Nueva Esparta que pertenecen a la Cinemateca Nacional en las que se desarrollará este año el Festival Internacional de Cine de Venezuela. Esto hace redundante extendernos en su idoneidad técnica para una buena exhibición de películas. Sin embargo, si de lo que se trata es de hacer del cine un hecho cultural cotidiano debemos poseer salas de cine próximas a las condiciones de vida real de las personas, premisa desde la cual la sala de la Cinemateca situada en La Asunción corre con desventajas.

En ese sentido proponemos para consideración de las autoridades municipales que sea retomada como sala de cine, la Sala Augusto Fermín de la casa de la Cultura Monseñor Nicolás Eugenio Navarro y que por extensión se le proponga al gobierno regional la posibilidad de adecuar para esa finalidad, la sala del teatro Omar Carreño, sin perder claro está, su condición de sala teatral. En este último caso tendríamos un posible feliz reencuentro con el pasado del cine en La Asunción.       

Un último comentario en apoyo a nuestra propuesta para hacer de La Asunción una ciudad de amantes del cine: En la mayoría de las ciudades del mundo donde se organizan festivales internacionales de cine existe una tradición cinematográfica respaldada por un público que la sustenta. Esto fue posible gracias a una labor constante y extendida en el tiempo basada en la existencia de salas de cine, cine-clubes y publicaciones (revistas, libros, notas de prensa) que estimulaban ver y discutir las películas que eran exhibidas. Si en el día de mañana logramos plantar desde La Asunción la semilla de la cinefilia, le estaremos dando un invalorable aporte al desarrollo cultural del Estado Nueva Esparta y un verdadero respaldo social a nuestro festival internacional de cine que recién da sus primeros pasos.

DOCUMENTO ANEXO 3 (carta al ministro Calzadilla 23/9/2011)

La Asunción, 23 de septiembre de 2011 

 Ciudadano

Ministro del Poder Popular para la Cultura

Su Despacho. 

Estimado Ministro Pedro Calzadilla:

 
Me es grato dirigirme a usted, y a la vez sirva la presente para enviarle un saludo bolivariano, siendo oportuno solicitar sus buenos oficios a fin de concederme audiencia, con el objeto de exponerle asuntos relacionados con el proyecto "La Asunción: una ciudad de lectores y de amantes del cine", que quisiera poder desarrollar a nivel cultural en la Isla de Margarita, del cual para mayor abundamiento remito un ejemplar. 

Es oportuno señalar que fue entregado a las autoridades de la cultura tanto municipales (Distrito Arismendi) como estaduales del Estado Nueva Esparta, en fecha 19 de julio del presente año.

Se tratan como es de conocimiento público de instancias políticas opositoras al gobierno nacional, ante las cuales había de mi parte la apuesta a que pudiese ser valorado un proyecto serio presentado por un hijo de la ciudad de La Asunción que retorna a ella después de 28 años en el exterior pero que lo hace motivado y decidido a trabajar por el crecimiento cultural de su gente. Lamentablemente, aunque sin sorpresa, esta apuesta no fue hasta ahora correspondida. 

Este proyecto busca orientar, las intenciones humanistas y político-culturales de un compatriota que regresa a Venezuela dispuesto a participar del proceso de cambios profundos que vive nuestro país.

Está compuesto de dos fases independientes pero vinculadas (literatura y cine) donde la primera de corto plazo se articula con su reciente propuesta de fomentar la creación de Librerías Populares pero organizada desde una perspectiva institucional, responsable y viable tendiente a potencializar la ya existente red de Librerías del Sur en el Estado Nueva Esparta. La segunda fase, de mediano plazo, apunta al fomento de una cultura cinematográfica en el marco vivo de una comunidad específica como es la histórica ciudad de La Asunción, valorizando simultáneamente el patrimonio fílmico de la Cinemateca Nacional y los esfuerzos desarrollados por La Villa del Cine para apoyar el cine nacional. 

Por otra parte, políticamente este proyecto tendría también la potencialidad de estar incluido en un plan más ambicioso para que  con caras al 2012, el Polo Patriótico empiece a recuperar de una manera amplia y heterodoxa espacios políticos que por varios motivos (fallas y omisiones) fueron perdidos para el proceso de cambios revolucionarios que vive nuestro país. En este sentido, de confirmarse la candidatura del General Mata Figueroa para la gobernación del Estado Nueva Esparta, esta propuesta será ciertamente de su interés,  por lo que esperamos pueda también conocerla.

Por todo lo antes expuesto agradezco de antemano sus buenos oficios a fin de que considere mi solicitud de concederme una entrevista para cual  le estimo contactarme a través del teléfono que a continuación se indica: 0426.909.36.45; siempre y cuando no se altere el buen funcionamiento y no vaya contra la reglamentación de ese Ministerio a su digno cargo.

 
Saludos cordiales, 

 
Lic. Anisio Pires

DOCUMENTO ANEXO 4 (Primer mail a Christiane Valles 26/09/11)

(El 26 de septiembre de 2011 19:33, Anisio Pires <anisiododeca@gmail.com> escribióJ

Estimada Christiane:

 
Casi, casi, me sacaste una lágrima cuando te emocionaste contando tu vivencia en Punta de Piedras con el poeta Gustavo Pereira.

Yo también quiero hacer de la posibilidad de sentimientos como ese la fuerza emotiva que ilumine nuestra torpe razón para ser realmente consecuentes en la búsqueda una sociedad mejor.

Te escribo como te dije, en función de ese proyecto que le entregué al ministro, del cual te mando una copia apostando a que de alguna manera contribuyas a impulsarlo. 
Habla de libros ahora y de cine más adelante. Es mi punto de partida para intentar cavar una trinchera de luchas en mi tierra a la cual regreso 28 años después haber vivido en Brasil y en Uruguay.

Léelo por favor y colócalo inicialmente en la perspectiva de hacer de unas Librerías del Sur repotenciadas, el mejor enlace en cada estado para hacer operativas las Bodegas Culturales o Librerías Populares según se terminen definiendo.

Políticamente hablando y más allá de mi pasión por los libros y por el saber, me coloco como el sujeto político que identifica la necesidad de trabajar de manera heterodoxa para recuperar para el Polo Patriótico (con caras al 2012) espacios que fueron perdidos (por fallas y omisiones) para el proceso bolivariano en La Asunción y en otras partes de la Isla de Margarita.

Como ya supones se lo enviaré también a Dannibal Reyes [Presidente en ese momento de la Fundación Librerías del Sur].

Espero noticias positivas

Un beso:           

    Anisio

DOCUMENTO ANEXO 5 (Segundo mail a Christiane Valles 19/10/11)

(El 19 de octubre de 2011 09:54, Anisio Pires <anisiododeca@gmail.com> escribió:)

Estimada Christiane:

 
Felicitaciones por tu nueva responsabilidad.

Espero de tu parte un golpe de timón potencializador para las Librerías del Sur, en el espíritu del proyecto que te mandé y que le entregué al ministro Calzadilla. 
Sigo a la espera de una respuesta positiva para salir a la cancha a trabajar por los libros y la cultura en clave de Gran Polo Patriótico.

 
Saludos:  Anisio

DOCUMENTO ANEXO 6 (Tercer mail a Christiane Valles 29/11/11)

(El 29 de noviembre de 2011 15:29, Anisio Pires <anisiododeca@gmail.com> escribió:)

Hola Christiane:

Hoy de mañana estuve de visita, como suelo hacer, en nuestra escondida e invisibilizada Librería del Sur de La Asunción.

El Ministro Calzadilla no me ha respondido por ahora, aunque pienso que es a ti a quien tengo que motivar-convencer. Pongamos en marcha ese desembarco exitoso en las costas de la cultura incluyendo algunas de las ideas que expuse en mi ante-proyecto borrador. 
Espero recibir una motivante respuesta

 
Saludos:  Anisio 

 
P.D.: A seguir humilde aporte político-reflexivo que me publicó aporrea hace dos domingos  

Contribuyendo a construir el Gran Polo Patriótico

Por: Anisio Pires - Aporrea: 20/11/11

Estimado Presidente 

Es muy compleja, desafiante y la vez necesaria su proposición de construir una nueva hegemonía en nuestro país y podríamos intentar explicarla de manera clara y sintética como la lucha político-cultural (teórica y práctica) para generar en la mayoría de la población venezolana un nuevo sentido común basado en el humanismo y la solidaridad.

En la propuesta de principios presentada para el debate por el Grupo Promotor del Gran Polo Patriótico hay al final una importante y feliz frase que nos indica el camino a seguir para lograr este objetivo: “Debemos convertirnos en un reflejo práctico de los cambios que proponemos.”    

Esta idea, parcialmente lograda por nuestro gobierno, ha sido una parte de nuestras virtudes y una parte de nuestras fallas. De haber prevalecido esta orientación en la prestación de servicios de la mayoría de las instituciones del Estado, estaríamos en este momento instalados en unos sólidos niveles de apoyo superiores al 70% y empezando a debatir los profundos desafíos sobre cómo iniciar la transición hacia una nueva sociedad. Como hoy no es así, por culpa principalmente de funcionarios y dirigentes negligentes, deberemos entonces dedicar una parte importante de nuestros esfuerzos para lograr en el plano electoral una victoria aplastante el 7 de octubre del 2012.

Esta poderosa herramienta política en construcción, de la cual usted declara estar enamorado, recién da sus primeros pasos y necesitará, SÍ o SÍ, orientar su construcción según varias de sus acertadas recomendaciones: horizontalidad en las relaciones, humildad en las proposiciones y unidad en las necesarias y saludables críticas.

Nos hace falta agregar en la convocatoria para sumarse al Gran Polo, a todos los hombres y mujeres independientes que no pertenecen a ninguna organización social o política y que de manera individual hoy no pueden hacerlo a pesar de que la propuesta organizativa y de funcionamiento del Grupo Promotor habla de “incorporar” a las expresiones de las clases patrióticas “no organizadas”. 

Presidente, el camino de la nueva hegemonía y de la victoria aplastante del próximo 7 de octubre nos necesita a todas y todos los que queremos esta Venezuela humana y solidaria, y el Polo tiene que permitirles ser su vínculo de participación. Corrijamos esta excluyente omisión.

Convoquemos a todos y todas de manera decidida para que hagan ese aporte práctico de los cambios que proponemos. Lleguemos al 7 de octubre con todos los servicios públicos recuperados y mejorados para beneficio de nuestro pueblo. Sigamos el ejemplo del SAIME en Bancos, tránsito y transporte, en seguridad, hospitales y ambulatorios, en la energía eléctrica y la telefonía, en los trámites legales y en fin, en todas aquellas áreas que dependiendo directamente del Estado o de su fiscalización inciden directamente en la vida cotidiana de las personas, que es donde se procesa la vida real del pueblo venezolano. Una revolución que demuestra su verdad en la vida cotidiana jamás podrá ser derrotada.

Por último hago un llamado al Grupo Promotor del Gran Polo Patriótico para que realice un esfuerzo de síntesis, tanto de su propuesta de Principios como de su propuesta de Organización y Funcionamiento. Ambos documentos tienen una serie de proposiciones útiles y positivas, pero incurren en repeticiones y extensas exposiciones de motivos que no son adecuadas para un esfuerzo organizativo que quiere “Construir, promover y desarrollar una enorme vanguardia colectiva”. Ambos documentos a pesar de presentarse como “provisionales” y “abiertos al debate” no han dejado de manera clara y explícita cuales son los canales a través de los cuales se podrán enviar sugerencias, quedando en entredicho la “construcción desde abajo”, la “participación democrática” y la “horizontalidad”. El Gran Polo Patriótico tiene que ser dinámico y en proceso permanente de autocrítica y superación con una animada y alegre osadía. Eso es vivir viviendo. 

(*) Movimiento Vida y Utopía

anisiododeca@gmail.com 

DOCUMENTO ANEXO 7 (Cuarto mail a Christiana Valles 7/12/11)

(El 7 de diciembre de 2011 02:18, Anisio Pires <anisiododeca@gmail.com> escribió:)

Hola Christiane!!

Tirando la piedra y escondiendo la mano para mostrártela más adelante, transcribo a seguir una noticia menor que apareció la semana pasada en Últimas Noticias cuando me llamaste:

"Nada hace peligrar el puesto de Pastor Maldonado para afrontar su segunda temporada en la Fórmula 1, bien respaldado por el dinero que invierte el gobierno venezolano de Hugo Chávez"

Este domingo y a favor de nuestra causa, José Vicente entrevistó al poeta Gustavo Pereira quien con su conocida calidad retomó su línea de la necesaria revolución cultural y como no podía faltar, le dedicó elogiosos comentarios a nuestras Librerías del Sur. Hasta bromeó diciendo que si alguien de la oposición entrase en ellas saldría con varios libros en la mano, a menos que no leyese por supuesto. Por cierto, le escribí al mail que me dio el poeta en Margarita gustavopereira@cantv.net y rebotó. Si tienes otro que funcione pásamelo por favor. Si tengo que ir hasta Puerto La Cruz a entrevistarme con él para que sople vientos y tempestades a nuestro favor lo haré. Es más te diría que tenemos que hacerlo.

También he mantenido contacto con el margariteño y director nacional del SAIME, Dante Rivas y pensando en voz alta quien sabe pudiese ser un aliado para esta causa vía algún convenio institucional.

También pienso hablar con el Director Médico del IPASME (…) viendo que apoyo podría salir por el Fondo Editorial del IPASME. En fin mi querida compincha amante de los libros, estoy montado en esto con ganas y decisión.

Contexto:

- Una ciudad histórica pero abandonada en cuanto a espacios ciudadanos de reunión. Hace unos 20 años atrás salir de tarde y de noche para "subir a la plaza" era una espacie de tradición. Hoy, inseguridad mediante, la gente sale menos y con la fama de que la plaza está llena de malandros pocos la frecuentan. Hace falta un polo vivo de atracción y una potente Librería del Sur reúne en ese contexto las condiciones ideales para serlo. La casa de cultura Municipal y la del Estado concentran de forma puntual a las personas. Van a los eventos convocados, pero terminado el evento todo el mundo desaparece. Nuestra Librería abierta será harina de otro costal ... por ahora

- ... Por ahora, porque mi idea es transformarla en un foco permanente de agitación (bien entendida) y efervescencia. Tengo una idea para hacer que nuestras revistas de distribución gratuita, el todosadentro y otras publicaciones, lleguen a los distintos barrios de la ciudad, creando el hábito y la "adicción" de leerlos. Eso, en un pueblo que poco o nada lee, será una mini-revolución. Luego efecto boomerang, los más ariscos se irán acercando a la librería, mientras comenzará a ser frecuentada por ese conjunto silencioso de lectores esparcidos por la ciudad que tienden, por horarios y dinámicas personales, a caer en los brazos de las librerías privadas de los Centros Comerciales, cuando no en el variado menú de las frivolidades.

- Políticamente tuvimos tanto la gobernación del Estado como el Municipio Arismendi y los perdimos por motus propio. Yo no estaba aquí, pero me enteré de las políticas fallidas hechas en nombre de la "revolución". Se viene el 2012, se viene el Gran Polo Patriótico y con ello nuestra necesidad de una victoria contundente el 7 de octubre. Eso además de que necesitamos recuperar la gobernación del Estado y el Municipio Arismendi hacen que esta idea sea mucho más que una nueva librería repotenciada. Sería una muestra más de como la revolución quiere y puede iluminar estas tinieblas que tienden a perpetuar las fuerzas conservadoras.

Esto último es lo que tenemos que plantear más arriba en las esferas de decisión político-económica de nuestro gobierno. Tanto al ministro Calzadilla como a los diversos y potenciales sujetos políticos de la revolución en Nueva Esparta, como el ministro-candidato a la gobernación, Mata Figueroa.  Esto va más allá de las Librerías del Sur, y si nuestra revolución en medio de sus errores y contradicciones mantiene sus oasis libertarios, entonces pasa a ser inaceptable que estemos metiendo millones en la formula uno y que no tengamos recursos para crear una nueva librería en la capital del Estado Nueva Esparta. Si nos vamos al cálculo de costo-beneficio, ¿Que le rinde más frutos (en todos los sentidos)  a la revolución, una librería que lleve la lectura y conciencia a miles de personas o la propaganda de PDVSA en el alerón trasero de un carro de Formula 1? 

Hablando de PDVSA, podríamos entonces recurrir si no hay más remedio al Espacio Cultural La Estancia para que fomente un espacio cultural en el casco histórico de la ciudad de La Asunción.

Espacio físico

- Local propio, alquilado o cedido (quien sabe aparece algún mecenas para esta causa) con frente hacia el Boulevard 5 de julio o Plaza Bolívar. Una fachada visible, con presencia y espacio para una vitrina de exhibición permanente (donde se rotaran los libros exhibidos como señal de actividad y dinamismo)

- Necesitamos algo con las dimensiones por lo menos de nuestra librería de Playa El Ángel. Aire acondicionado, baños y asientos para quien quiera leer. Si quedara por el Boulevard podríamos colocar en el frente mesas plásticas con sombrilla que de por si reuniría a la gente. Una máquina de café con monedas daría su toque dentro de lo posible de una gestión de carácter público. Eso hay que verlo bien y mejor o quien sabe algún servicio prestado por alguna cooperativa.

Equipo humano  

- En mi borrador ya había mencionado este punto. Necesitamos un equipo acorde a la calidad del servicio cultural que debemos prestar en las condiciones de la ciudad de La Asunción. Estar abiertos de tarde-noche lo más posible (7, 8?), ver a qué hora se abre según el personal que tengamos y según esa variable ver hasta que hora abrir los sábados y a conversar la posibilidad de abrir los domingos. Para esto, si somos un equipo de 3 o 4 personas y decidimos abrir los domingos, nos rotaríamos equitativamente por saber que se trata de un día especial en la vida de las personas, pero que si nos juntamos unos apasionados por los libros esa "pena" será más soportable. En todo caso, por lo menos el sábado debemos tener una atención especial.

- Hoy en La Asunción tenemos a (…) [una facilitadora] y me parece que deberíamos incorporar a parte de mi a otra persona amante de los libros (ojalá y pudiesen ser dos más).

- En lo personal mi estimada Christiane creo estar éticamente vacunado contra desvíos personalistas o ambiciones relativas a puestos de poder y de mando, pero supongo que siendo responsable y consecuente con lo que propongo, deberé ocupar un humilde puesto de coordinación en la conducción de este emprendimiento. Ya en lo que concierne a lo económico, reivindico apenas ser correctamente valorado en función de mi título de sociólogo y de mis años de librero profesional. Como fuente de trabajo digna necesito tener esa oportunidad para dejar mi precariedad laboral actual que me impide desarrollar mis capacidades e inquietudes. En ese sentido piensa por favor en la forma más inmediata posible para que yo pudiese ser incorporado a la librería. Como no soy el sectario de todo o nada, podría desde ya apoyar a (…) [la facilitadora], reordenaría con ella el actual espacio, empezaría a divulgar más y mejor su presencia en la ciudad pensando en nuestro paso siguiente y más ambicioso, paso al que no pretendo renunciar en función de la conquista de una oportunidad laboral en lo inmediato.

Como valor agregado y que debemos hacer pesar en lo político, yo colocaría mi compromiso sin demagogia con este proceso y el hecho histórico personal de que yo sea un hijo de La Asunción conocido por todo el mundo en función de todo un arraigo de mi familia en esa ciudad. ¿Cómo podrían atacar a alguien no desgastado por nuestros errores que se pone al frente de un proyecto que beneficia a la ciudad y la revaloriza?, ¿Cuantos conocidos míos hoy opositores se negarían o cerrarían a escuchar mis argumentos para defender el proceso bolivariano estando yo metido en algo indiscutiblemente positivo para todos?

Bueno, para finalizar debo tocar el tema plazos, pues apuesto-cuento con que lo económico para el proyecto será superado.

El 7 de octubre es el mes 10 del 2012. Con un proyecto arquitectónico sencillo y con belleza que pueda ser ejecutado en 2 o 3 tres meses, deberíamos tener para enero-febrero el local definido y aprobado política y económicamente el proyecto. Antes de mitad de año deberíamos estar operando a pleno pulmón. Sería ideal que compañeros del Min. de Cultura en Margarita (Inés Ruiz o Yolanda Pérez) participasen con sus contactos en la búsqueda del local, sin hacer ruido por supuesto para evitar saboteos de la derecha pueblerina.  En la inauguración (que tiene que ser un hecho político de impacto) sugiero ir pensando en la presencia del escritor asuntino, Francisco Suniaga, de  Gustavo Pereira y de José Vicente Rangel. Que hablen sobre cultura y literatura en tiempos de cambio.

Ahora me despido, esperando cuando puedas una respuesta en el camino de poner manos a la obra.

Un beso:        Anisio

P.D. SI algo todavía no quedo bien claro, dime para intentar aclararlo de inmediato   

DOCUMENTO ANEXO 8 (Quinto mail a Christiane Valles 26/12/11)

(Mensaje reenviado De: Anisio Pires anisiododeca@gmail.com

Fecha: 26 de diciembre de 2011 11:53

Asunto: Anisio-Christiane (Planos y detalles para ubicar la futura nueva Librería del Sur) 
Para: Christiane Valles VE chrisvece@gmail.com)

 
Estimada Christiane:

 
Como veras a seguir, no he bajado los brazos sobre "nuestro" proyecto. 
Espero hayas hecho o estés en vía de hacer las gestiones para mi incorporación al equipo de Librerías del Sur en Margarita, lo antes posible.

Sobre el plan, NUEVO LOCAL PARA LA LIBRERÍA DEL SUR DE LA ASUNCIÓN, te estoy mandando un plano no muy profesional pero hecho a mano con empeño y dedicación. Recorrí mi pueblo haciendo consultas aquí  y allá recordando mi infancia en el Grupo Escolar Francisco Esteban Gómez o de como veíamos llegar a su casa al Maestro Prieto Figueroa mientras jugábamos pelota en el bulevar. 
 
Los datos

Te detallo a seguir según numeración que veras en los planos anexos que te envió, los posibles locales para la librería y sus costos para su adquisición:

 
LOCAL (1) (MIENTRAS ESTE LOCAL FUE OCUPADO POR UNA PIZZERIA AVANZABAN soto voce LAS OBRAS DEL LOCAL DEL AEROPUERTO)

Se trata del último espacio que localicé pero con todo el perfil para ser el lugar ideal. Frente a la Plaza Bolívar, casi Bulevar 5 de Julio, a pocos metros de la Catedral Nuestra Señora de La Asunción (al parecer la tercera más antigua del continente). 
En el plano detalle que también te anexo lo identificarás como los locales I-A y 2-A que suman juntos unos 60m cuadrados. La inmobiliaria pide BsF 600.000,oo. 
En el local de al lado (3-A), funciona hoy una venta de artesanías y como verás hay un simpático corredor que pasa entre él y la futura Librería del Sur que sigue hasta fondo conectando con los otros locales como si fuese un pequeño bulevar que termina en un pequeño patio. Imagina que si anexamos a lo nuestro, otro proyecto como un Infocentro (no hay en La Asunción) u otra cosa que podamos pensar, estaríamos creando un espacio potencial de atracción para las personas de la ciudad y además para los turistas que la visitan. Algo se podría coordinar incluso con el Ministerio de Turismo. 
En la esquina donde está la venta de artesanías funcionó años atrás la famosa heladería "El Güire", cosa que recuerdan claro los de más de 40 años. El local I-A tiene una puerta que da hacia la Plaza Bolívar (habría que hacer cambios para que tengamos una vidriera al público), pero además cuando entras por el corredor que da el acceso a la venta de artesanías hay una abertura en forma de arco (1.73m en el plano) que obligaría inevitablemente a todo el que pasase por el corredor a toparse lateralmente con la librería. Mejor imposible. 
Todo el conjunto está en una vieja casa de dos pisos que tiene otros locales disponibles tanto al fondo de la planta baja como arriba. Como soy optimista y pienso en grande para nuestra revolución, quien dice que a partir de la cabecera de playa que abramos nosotros, que todo eso no se convierta el día de mañana en un gran espacio multifuncional para vivir viviendo 
(Datos de la a contactar omitidos por reserva)

 
LOCAL (2) 
Se trata de una edificación de dos pisos, construcción moderna. En ella funcionó hace años Mundial Margarita (hoy YVKE Mundial). Son 250m cuadrados construidos más 80m cuadrados de terreno al fondo. Piden por este local/terreno BsF 650.000,oo. 
 
LOCAL (3) 
Se trata de un gran terreno, que tiene una parte edificada donde funcionó años atrás y por bastante tiempo la sede de IPOSTEL. (Las paredes siguen pintadas de amarillo). En conversación con compañeros políticos me han dicho que por errores políticos varios de nuestros dirigentes ese lugar se perdió para construir ahí el Espacio Cultural Luis Beltrán Prieto Figueroa, que está hoy en aquel espacio con el anfiteatro y sala de cine donde nos conocimos. Te confieso que sigo sin entender todavía como Farruco Sesto, arquitecto y urbanista amante de las ciudades terminó dando la autorización para construir el espacio cultural ahí donde nos conocimos. Se trata de un lugar alejado del centro vivo de la ciudad y en una vía rápida y oscura. Dado el pésimo transporte de la Isla y de La Asunción solo se puede acceder a ese espacio en carro, restándole popularidad e inclusividad a la propuesta. De esto mi estimada hablaremos después. 
Este enorme terreno entre lo construido y el terreno tiene 2.600m cuadrados y piden por el BsF 2.000.000, oo

 
LOCAL (4) y LOCAL (5)  
Están pendientes, pues no pude localizar todavía a las personas que me puedan la información necesaria  
 
OBSERVACIONES: 
 
a) Te señalé en el plano algunos lugares y referencias para que te hagas una composición del peculiar, histórico e privilegiado lugar donde podemos largar, como dice el presidente, nuestra caballería (En ese plano general la Plaza Bolívar está a la izquierda. En el plano detalle del local (1) girando la página 180º la Plaza Bolívar está a la derecha) 
 b) En todos mis contactos he respondido ante la curiosidad previsible de la gente, que se trata de un proyecto comercial-cultural que tengo en mente para montar con unos amigos. Te aviso que estamos en un medio poco afecto a nuestro gobierno y que en algunos casos si saben que se trata de algo para el gobierno hasta podrían intentar sabotearlo o echarse para atrás, cosa que no ocurrirá supongo en el caso de la inmobiliaria. En todo caso en nuestra incursión, deberíamos evitar cualquier tipo de animosidad "expropiadora" para entrar de la mejor manera posible a ese criadero de víboras. Pero bueno eso es harina de otro costal que se resolverá cuando se apruebe lo importante que es el OK para echarle pichón a la cosa. 
c) A pesar de tu planteamiento inicial sobre la dificultad de recursos para este emprendimiento, he puesto para el análisis locales/terrenos "costosos" ante la eventualidad (de cara al 2012) que surja el convencimiento político de que estamos hablando de algo muy bueno e importante para la revolución y que por eso la apuesta podría ser mayor. Es más, si esto llegase a oídos del presidente, estoy seguro que daría su aprobación. POR ESO CHRISTIANE, AHORA QUE EL PRESIDENTE REAFIRMÓ EL NOMBRE DEL GENERAL MATA FIGUEROA COMO NUESTRO CANDIDATO A LA GOBERNACIÓN DEL ESTADO, TE REITERO LA SUGERENCIA DE QUE LE PODAMOS HACER LLEGAR A ÉL ESTE PROYECTO EN SU GLOBALIDAD POLÍTICA Y MI DISPOSICIÓN PARA IR HASTA DONDE SEA PARA EXPONERLO-DEFENDERLO Y CONVENCER A MATA FIGUEROA, AL MINISTRO CALZADILLA, INVOLUCRAR AL MINISTRO DE TURISMO Y SI ES NECESARIO, CONVENCER AL PROPIO PRESIDENTE DE SU IMPORTANCIA, NECESIDAD Y VALIDEZ. 
 
Para que no me juzgues apurado y desconsiderado te doy hasta comienzos del año que viene para que me respondas Já, Já 
Espero hayas tenido una feliz navidad y que sea mucho mejor el año nuevo. El 2012 tiene pinta de ser el primer año de lo mejor del resto de nuestras vidas. Yo quiero que sea así. Aunque no me pasó nada grave como al presidente, nunca tuve tantas ganas de vivir y de hacer cosas como ahora. Espero que me rinda esa pólvora por muchísimos años.  
 
Un beso:  Anisio

(A seguir iban copias de los planos)

DOCUMENTO ANEXO 9 (Respuesta de Christiane Valles 26/12/11)

(Mensaje reenviado De: chrisvece@gmail.com Fecha: 26 de diciembre de 2011 15:54) 
Asunto: Re: Anisio-Christiane (Planos y detalles para ubicar la futura nueva Librería del Sur) 
Para: Anisio Pires <anisiododeca@gmail.com

Anisio. Agradezco mucho lo que estás haciendo, pero cuando te llame por teléfono te indique claramente que la librería no puede mudarse de donde está ahora. Creo que me malinterpretaste por completo y eso puede ser muy delicado. Seguimos en contacto.

Enviado desde mi BlackBerry de Movistar

(Destacado nuestro)

DOCUMENTO ANEXO 10 (Mi respuesta a Christiane Valles 26/12/11)

(Mensaje reenviado De: Anisio Pires <anisiododeca@gmail.com
Fecha: 26 de diciembre de 2011 20:44 
Asunto: Re: Anisio-Christiane (Planos y detalles para ubicar la futura nueva Librería del Sur) 
Para: chrisvece@gmail.com

Estimada Christiane: 
 
Tomo nota de tu aclaración con mucha seriedad y si se trató de un error de interpretación de mi parte no puedo sino disculparme. Igual permíteme una breve explicación. 
Cuando me explicitaste que habían coincidencias entre mi propuesta y los esfuerzos para mejorar el funcionamiento de las Librerías del Sur me dijiste que ustedes venían haciendo el esfuerzo para darle mayor visibilidad a aquellos locales que no estaban bien posicionados y que en este momento no había recursos para otros cambios. Como hay una variable de decisión política en la disposición de recursos y como yo quedé en escribirte para agregar más elementos a la propuesta así procedí. Me dijiste incluso que si no me respondías de inmediato por estar la CELAC en el medio que tuviese paciencia que después me responderías. Ahí está pienso, la base de mi error. Al no percibir de tu parte una imposibilidad insuperable para que se destrabase el aspecto económico consideré que había espacio para exponer más elementos que motivasen una reconsideración de la cuestión. Espero entonces, por las motivaciones más elevadas que me han animado a esta empeñosa iniciativa, que este mal entendido quede totalmente superado.  
Como mis ganas de trabajar en la perspectiva cultural del libro y la literatura son algo muy importante para mí, vinculado a mis experiencias intelectuales y laborales, solo me resta insistir  para que consideres la posibilidad de mi contratación. Se trata para mí de una imperiosa necesidad vital al volver a mi país después de 28 años en el exterior y creo que para nuestras Librerías del Sur podré contribuir con mi humilde experiencia como librero. 
 
Feliz 2012 !!        
      
Un beso: Anisio

DOCUMENTO ANEXO 11 (Carta al Ministro Calzadilla que no sabemos si recibió)

Isla de Margarita, 1º  de mayo de 2012

Estimado Ministro Pedro Calzadilla

Le  escribe Anisio Pires, el mismo compatriota que le entregó  el día 23 de setiembre del año pasado en La Asunción un proyecto-borrador relativo a nuestras Librerías del Sur.

Se comprometió personalmente en aquella oportunidad en darme una respuesta y a pesar de haber visitado la Isla después de eso todavía no he recibido su comunicación.

Aquí le entrego un artículo de opinión publicado en aporrea para que conozca la perspectiva política de este militante de la cultura. Según me supo expresar nuestro reconocido compatriota Reinaldo Iturriza, se trata de un “buen aporte” para nuestra lucha. Con su lectura usted evaluará si realmente es una reflexión acorde a nuestras exigencias críticas y transformadoras.

Volviendo al motivo político-cultural de nuestro primer encuentro, le reitero la firmeza y convicción de mis intenciones y aspiraciones aunque teñidas por ahora de cierta frustración al ver la contradicción entre  las posibles y realizables acciones de nuestras Librerías del Sur en Margarita y la realidad actual de las mismas.

Cuesta entender desde una perspectiva revolucionaria que desde la dirección política de la cultura no se valore y tome en cuenta a un compatriota motivado, comprometido y con experiencia en el mundo de los libros. Escuché también con cierta extrañeza por mi situación como en la última FILVEN se hicieron públicos elogios a los aportes recibidos por los libreros venezolanos de sus pares uruguayos  siendo yo un humilde alumno de esa escuela durante mi estancia en Montevideo.

Intentando “acelerar” militantemente una decisión favorable a mi planteamiento, me comunique con Christiane Valles aportándole más y detallados argumentos  para reubicar y recalificar nuestra Librería del Sur de La Asunción, pero no obtuve respuesta favorable. Según ella no era posible por limitaciones presupuestales. Esto produjo hasta un mal entendido pues donde yo veía la posibilidad de modificar con argumentos convincentes la posición (sobre determinada por la política) de que no habían recursos,  Christiane lo considero un querer forzar las cosas de mi parte. Algo lejos de mis intensiones pues si hay un ámbito de acción que requiere acciones por voluntad y convicción para que rindan sus frutos es en la cultura.

Considero que si podemos aportar recursos para nuestra participación en la discutible Formula 1, o si disponemos de recursos para construir una réplica del Leander de Miranda, tiene que ser posible la dotación de recursos para nuestras Librerías del Sur en Margarita. Claro que dentro del marco de una propuesta sería y comprometida en hacer de ellas un centro de efervescencia cultural que combine el estímulo a la lectura con una política comercial responsable y autosustentable que combata los vicios de nuestro rentismo petrolero. En pocas palabras, lograr el respaldo económico de nuestra población al fomentar de manera creciente la adquisición de los valiosos bienes culturales que la revolución pone a disposición a precios accesibles y hasta gratuitos.

Como si no bastara mi frustración por no recibir una respuesta a mi propuesta me entero que la otra Librería del Sur (de mayor tamaño y mejor dotada) ubicada en el sector Playa El Ángel cerca de Pampatar, será retirada de ese local que es bastante transitado por el movimiento comercial a su alrededor y trasladada al aeropuerto, un lugar elitesco separado y alejado para la mayoría de los habitantes de Margarita. Con todo mi respeto, una decisión equivocada contraria a la idea defendida por nuestro de promover el amor por los libros y la lectura. Cuesta creer que esto suceda en revolución.

Estoy al tanto de los altos costos del local de Playa El Ángel, pero si realmente ese era el motivo para reubicar la librería había que haber buscado un espacio para potenciarla. Con la decisión adoptada el libro y sus potenciales lectores serán los grandes perjudicados.

Termino esta breve carta contándole “anecdóticamente” que este humilde Licenciado en Ciencias Sociales, se la pasa por ahora recorriendo las calles de Margarita en un taxi para poder subsistir (adjunto mi tarjeta comercial y militante).

Al contrario del honesto pero reaccionario personaje que encarna Robert De Niro en Taxi Driver, me veo en mis humildes pretensiones revolucionarias percibiendo (a lo antropólogo) historias de vida narradas directamente por el pueblo que se sube a mi itinerante herramienta de observación-investigación: Chavistas, antichavistas, indecisos, mujeres golpeadas, familiares muertos en el hospital por negligencia médica y otras historias de dolor y sufrimiento y por supuesto los siempre alegres niños y niñas. Esas personitas que le renuevan a uno los motivos y las ganas de luchar, pero siempre con la pregunta pendiente de cuánto tiempo más será necesario para que la sensibilidad libertaria de quienes toman las decisiones de nuestro gobierno se aproxime cada vez más de las necesarias y correctas políticas que se deben tomar en todos los ámbitos de acción.

Saludos bolivarianos:

 

                                                                                   Lic. Anisio Pires  

                                                                                  0426.909.36.45     

P.D.: Los nuevos y detallados argumentos que le envié a Christiane Valles que incluían un levantamiento de inmuebles disponibles en La Asunción para reubicar la librería puedo enviárselos cuando usted quiera. Facilíteme apenas un correo electrónico

DOCUMENTO ANEXO 12 (Nota de Ministro Calzadilla sobre la “descolonización cultural"

Ministro Calzadilla plantea descolonización de la cultura como el gran desafío

Autor: Agencia Venezolana de Noticias (AVN) - Aporrea: 29/05/12

La descolonización cultural es el "megadesafío" que se plantea en el Primer Encuentro Nacional de Gabinetes Estatales del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, en el cual se evalúa la política del Gobierno Bolivariano en este terreno. 
Esta reunión comenzó el lunes y culmina este martes, en el Centro de Formación Simón Rodríguez, en San Antonio de los Altos, estado Miranda. Allí se congregan unas 400 personas, que iniciaron las discusiones con el tema Cultura y Revolución: El papel de la cultura en la transformación revolucionaria. 
"De allí saldrá un documento. Hoy (martes 29) tendremos las ideas reunidas y construidas con estos equipos para tener un gran foro que se desplegará por todo el país para discutir esos papeles y enriquecerlos", apuntó el ministro de la Cultura, Pedro Calzadilla, en su programa radial La Bodega Cultural, que transmite Alba Ciudad 96.3 FM. 
Destacó que la Revolución Bolivariana ha logrado consolidar en poco tiempo temas como la reafirmación de la identidad, la lectura en el país, el cine nacional, la inclusión y la atención social a los cultores, además de la creatividad y diversidad cultural. 
El ministro explicó que la cultura venezolana está estructurada a partir de una relación colonial que introdujo un sistema de valores, de ideas y nociones, y apuntó que pese a que el país vive un proceso de transformación sociopolítico aún existen conceptos coloniales. “Ese reto de la descolonización es una de las tareas más difíciles”. 
"Tenemos un megadesafío: trazar las estrategias y los caminos para lograr la descolonización de la cultura", explicó. (Destacado nuestro) 
Calzadilla destacó este encuentro como una actividad importante de reedición política y de funcionamiento de los equipos de este Ministerio a escala nacional. "Es un encuentro para dar lineamientos para desarrollar el plan cultural", apuntó y dijo que está por delante la construcción del nuevo plan socialista 2013-2019. 
Este martes, el encuentro continúa con un debate sobre el Sistema Nacional de las Culturas Populares (SNCP), la seguridad social de los artistas y cultores, entre otros temas del área de interés nacional.

anisiododeca@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3481 veces.



Anisio Pires


Visite el perfil de Anisio Pires para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Anisio Pires

Anisio Pires

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a145012.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO