Ciudad Bolívar, ciudad olvidada

A casi un mes para un nuevo aniversario, Ciudad Bolívar, histórica capital de uno de los estados más ricos del planeta en cuanto a recursos naturales, luce en el completo abandono como resultado de las pésimas gestiones municipales, y en buena medida también las regionales, que ha padecido, entre otros males.

Como ya es bien conocido la orgullosa Angostura del Orinoco jugó un papel relevante y protagónico en la independencia del norte de la América del Sur, nuestra ciudad ha sido espacio de importantísimos eventos históricos de trascendencia universal; aquí durante la tercera república, desde la victoria patriota en la Batalla de San Félix al mando del General Manuel Carlos Piar, los realistas sufrieron grandes derrotas políticas y militares; por ejemplo nada más y nada menos pierde la mencionada batalla del Cerro El Gallo el        lugarteniente de Morillo, La Torre, y con ello se decidió a favor de la causa independentista el sitio de Angostura, desde ese momento se convirtió esta ciudad en el epicentro de la naciente república, desde ella se planificó y ejecutó la campaña de los llanos y posteriormente la realización del famoso Congreso que decide a fines de 1.819 la unidad de Venezuela con la Nueva Granada bajo el nombre de República de Colombia.

La libertad de la Nueva Granada bajo la dirección del General Simón Bolívar fue un viaje de ida y vuelta desde Angostura; pero a pesar que estas proezas serían ya suficientes para que una ciudad fuese considerada orgullo y centro referencial de cualquier país, Angostura, llamada Ciudad Bolívar desde 1846 en justo reconocimiento al libertador y a lo que desde aquí hizo por la libertad del continente, ha sido albergue de un sinnúmero de aconteceres y anécdotas que profundizan su relevancia.

Olvidados de ese hermoso pasado, de su importancia y de la necesidad de reafirmar lo que pretendemos ser desde el amor a la ciudad convirtiéndola cada día en una urbe más humana, la Ciudad Bolívar de hoy es una ciudad que padece la desidia de gobernantes y en buena medida de sus propios habitantes, desde hace mucho tiempo a la ciudad se le puede reconocer por contar con los peores gobiernos municipales del país, con el peor transporte, con la peor vialidad, con el peor ornamento, con el peor alumbrado público, con uno de los peores servicios de energía eléctrica de toda Venezuela con una total ausencia de fuentes de empleo estables y paremos de contar.

Toda vez que el pesimismo no es un instrumento de lucha de los marxistas, sirva este llamado para atizar la conciencia de los bolivarenses y especialmente de quienes estamos convencidos del compromiso ético, práctico y transformador que significa ser revolucionario para que más temprano que tarde llegue la revolución a nuestra ciudad y cambie, con el concurso de todos quienes estamos interesados en ello, la desoladora actualidad de esta ciudad olvidada.

edgarml79@gmail.com

Militante del PCV

@edgarmelendez79



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1631 veces.



Edgar Meléndez*


Visite el perfil de Edgar Meléndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: