¡Transporte socialista ya!

¡TRANSPORTE SOCIALISTA YA!

FREDDY ARAQUE

A los ignorantes los aventajan los que leen libros. A éstos, los que retienen lo leído. A éstos, los que comprenden lo leído. A éstos, los que ponen manos a la obra. 

Proverbio Hindú 

En plena celebración de los fastos BICENTENARIOS de LA INDEPENDENCIA VENEZOLANA, a escasos dos meses del aumento salarial por decreto y respectivo aumento de precio de pasaje del transporte público urbano y extraurbano, el perverso gremio del sector transporte en el estado Táchira, impune y consecuentemente arremete con un crónico nuevo aumento del pasaje colectivo.

Luego, como lo ha develado insistente el periodista Manuel Rugeles, no se explica por qué el gobierno Bolivariano, round por round, pierde tantas elecciones en nuestro cuadrilátero, y se trata de buscar culpables, o chivos expiatorios, y sesudos analistas, o se envían operadores políticos, como taponeros en el béisbol, que siempre terminan derrotados por paliza, porque el que sabe de realidades es el pueblo tachirense, y por eso es que siempre salen con las tablas en la cabeza, aunque después, con indiferencia, sólo les quede seguir usufructuando las bondades revolucionarias.

Ante el panorama electoral de 2012 la oposición -como Coyote ante Correcaminos con sus trampas de la corporación ACME- sigue jugando sus cartas marcadas: golpe mediático a cuenta gotas; manipulación de los hechos del Rodeo; enfermedad del presidente Chávez –con el cinismo más rastrero de desearle pronta recuperación para luego asesinarle-; el golpe energético; distribución del gas y contrabando de gasolina en nuestra región: factores suficientes para ser tomados en cuenta a la hora, y no precisamente, del té.

Estos aumentos a la chita callando, amén de la especulación de tantos otros  rubros de primera necesidad (y en donde Indepabis casi es un mero monigote pintado en la pared), nos retrotraen históricamente al contexto de los cordones industriales chilenos, que si bien fueron apoyados por el gobierno de la Unidad Popular, finalmente no fueron suficientemente respaldados por éste, dando paso al cultivo del malestar general, y a aquella conspiración concertada entre el representante del Sacro-imperio norteamericano, Henry Kissinger, la oligarquía, sectores fascistas del militarismo y sectores reaccionario del gremio del transporte, a fin de estrangular, como de hecho lo lograron, el proyecto socialista liderado por Salvador Allende en 1973; no es nada ingenuo quitarle, escalonadamente, el aumento salarial logrado por la clase trabajadora, es parte del ardid o golpe disimulado contra la soberanía del país con mayores reservas petroleras del mundo, tan ansiosamente apetecidas por las transnacionales del Tío Sam, hoy más que nunca enredado en sus tejemanejes y desaciertos de guerra preventiva por controlar los recursos energéticos del planeta, Irak, Afganistán, Libia-; y ante aquellos injustos aumentos del transporte, extraña, que en lo que va de gobierno de Revolución Bolivariana, jamás se ha decretado ningún aumento significativo en el precio de la gasolina. Sobre todo en este país donde, hasta un proyecto de ley de comercialización de vehículos se ha pretendido llevar a la Asamblea Nacional, porque es muy claro que aquí hay una ralea de  empresarios de todo tipo y bichos de uña –como el que dejó ir con la cabuya en la pata la mafiosa Afiuni, aunque a Chomski  le caigan a coba– reciben divisas reguladas por el estado en dólares, cuyo fin es enriquecerse en toda su praxis de economía especulativa, nefasta herencia cuarto republicana en su concepción abiertamente neoliberal y corrupta.

Cuando en menos de dos meses se ha aumentado más del ciento cincuenta por ciento al transporte público, sin que ningún bicharraco de esos vestidos de rojo rojito, lujosas camionetas último modelo, que fueron elegidos gracias al portaviones Chavista y el voto de todas las mayorías que nunca traicionan al comandante, no se pronuncian al respecto, entenderán por qué no le paran bolas al PSUV, por lo menos, en el Táchira; con una alcaldía reaccionaria, vil herencia del contubernio Blanco La Cruz-William Méndez, y ahora a su consorte Mónica, acompañada por una mayoría de concejales “Chavistas” de la más baja calaña, que llegaron allí para hacer negocios -unos en nombre de la revolución y otros en nombre de la democracia- el pueblo engañado de siempre, está abiertamente durmiendo con el enemigo. El prontuario delictual de la alcaldía de San Cristóbal, hace que los Pranes del Rodeo I y II, sean unos niños de pecho, al lado de estos rufianes, como destaca uno de nuestros medios locales: 

La Fiscalía 23 allanó este viernes la alcaldía de San Cristóbal e imputó  a un grupo de funcionarios, por presuntos hechos de corrupción.

Entre los funcionarios imputados destaca el hermano de la alcaldesa Mónica García de Méndez, quien está  vinculado con presuntos hechos administrativos irregulares. 

Para nadie es un secreto que (atraco y chantaje psicológico de por medio antes de ser publicado en menos que canta un gallo en gaceta municipal) el dinero del aumento exhibido en sus unidades de transporte, y recaudado de uno a tres por las mafias del transporte público  –con sus secuaces dentro de la burocracia institucional y que les permite obtener créditos para potenciar o renovar su parque automotor– basta para recaudar los millones necesarios que van a aumentar la dieta de los delincuentes atornillados en las alcaldías, que siempre terminan aprobando estos aumentos, sin consultar a sus afectados, el pueblo que los eligió.

Estas mafias del transporte, en empatía de políticos corruptos sin distingo de ideología que los identifique, han logrado enriquecerse explotando a trabajadores del volante de por puestos y rutas urbanas, a quienes no se les reconoce sus prestaciones contractuales por lo regular, utilizándolos para avasallar a su propio pueblo en sus delitos concertados de aumentos persistentes y premeditados. Estos choferes de avance explotados, difícilmente llegarán a ser propietarios de esas unidades donde se les va la vida diariamente, y es bien difuso su porvenir, mientras sus amos beben whisky en los clubes del entorno, maquinando sus indecorosos negocios y hasta tumbar al gobierno …

Es de vital importancia que nuestra Revolución, tomando cartas en el asunto, decrete el transporte socialista YA… en toda Venezuela, a través de los concejos comunales y la conformación de sus comunas, con la participación de la misma gente afectada y jodida por tanta traición de estos sectores retrógrados, estimule en las mayorías la elaboración de esta ley. Este plan se elaboraría con el mismo pueblo y el gobierno representado en PDVSA, que cuentan con los recursos suficientes para desarrollar una red de transporte público y soberano, estimulando el uso del gas en vez del derroche “Rumildo” de la gasolina, esta vez sin manipulaciones y aumentos injustificados como imponen los centros de poder hegemónico y sus lacayos nacionales. Tal acción sería una buena gesta independentista dentro de esta era Bicentenaria, así como desarrollar otras redes de transporte colectivo, como se ha hecho con algunas líneas de ferrocarriles, a todo lo largo y ancho del país.

No hay que permitir que los mal llamados empresarios del sector automotor sigan engordando sus cuentas en dólares en el extranjero como el fresco del Nicomedes Zuloaga,  heredero de los amos del Valle y socio de Globovisión, quien, con descaro ante las cámaras de televisión, admitía que él especulaba… pero que también daba trabajo a los demás.

Imposible dejar de reconocer a éste gobierno, el lograr que las clases medias, en pico de zamuro durante la cuarta república, hayan resurgido como ave fénix de sus cenizas, y de  ahí el por qué nuestras ciudades se han saturado de vehículos… renovando “nuestro parque automotor”; y por lo cual es bueno preguntarse ¿a qué precio para las grandes masas de desposeídos, aunque la Revolución haga grandes esfuerzos para dignificar nuestro pueblo y superar la exclusión económico-social, si todavía seguimos en manos de funcionarios corruptos, inamovibles en sus cargos, en grosera exaltación de nepotismo, sumado a los oligarcas criollos con sus testaferros , recuérdese a Makled con sus grandes influencias y negocios de toda laya, toda una oda a las transnacionales y al modelo de acumulación de capital, precisamente ahora cuando estamos construyendo EL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI?

No hay que temer por ello porque hasta la derecha tiene sus dudas, Emeterio Gómez, uno de sus voceros, es un ejemplo elocuente: “No se espante el amigo lector, la idea de Hermenéutica no es difícil de entender. Pero, además, familiarizarse con ella ayudará a derrotar a Chávez. ¡¡Va a ser una pelea muy larga!! Porque aunque logremos “salir de él” –y de ello no cabe la menor duda– lo tendremos en la Oposición, con nosotros afrontando el desastre que se está creando. Y si no nos preparamos intelectualmente, él –como Ortega en Nicaragua– volverá”.

Y además de tomar bastante aire para corear la consigna ¡Paria Socialismo o Muerte… Venceremos!, también tendremos que echarle bolas como José Félix Ribas cuando proclamó ¡No podemos optar entre vencer o morir, necesario es vencer!

fredy.araque@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2837 veces.



Freddy Araque


Visite el perfil de Freddy Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Freddy Gil

Freddy Gil

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a126445.htmlCd0NV CAC = Y co = US