Democracia Popular Bolivariana

Para Conocer el proyecto de Chávez o mas claro como iba el a ser realidad el Proyecto Bolivariano.

Recuerdo que en el año 2004 mi persona hablaba de la Constituyente Municipal de que el poder estuviera en manos del pueblo y que fuera el pueblo el que estableciera las reglas de como se debiera administrar un municipio, y alguien me dijo ese era el proyecto de Chávez cuando creo el MBR200.

Me preguntaba y ¿porque no hubieron los cambios? Si se creo una nueva república, es verdad hubieron cambios en el sistema de gobierno nacional pero a nivel del Municipio seguimos con el mismo sistema de la cuarta república, un gobierno representativo.

Asi han pasado mas de 13 años estudiando y analizando algunos fragmentos de los escritos o discursos de Chávez, leyendo y analizando el pequeño reglamento de los Circulo Bolivarianos y el libro AZUL,

en este libro azul Chávez escribió cito- La compatibilidad de su proyecto con la idea bolivariana es pre-

cisada por él mismo cuando señala con meridiana claridad política transformadora:

"Napoleón quería gobernar al género humano, Bolívar quería que se gobernara por sí, y yo quiero que aprendan a gobernarse" fin de la cita.

Chávez quería que como pueblo aprendiéramos a gobernarnos, ¿ Seria en base al pensamiento del maestro Simón Rodriguez?

Escribe Chávez -El modelo de la sociedad original de la Venezuela del siglo XXI está concebido con el criterio de un sistema de gobierno que abra con amplitud ilimitada los espacios necesarios donde los pueblos, la masa popular, se desplieguen creativa y eficazmente, y obtengan el control del poder para tomar las decisiones que afectan su vida diaria y su destino histórico. Camaradas: Aquí esta claro el proyecto según mi apreciación.

Escribe Chávez- Se trata, entonces, de un verdadero y auténtico sistema democrático, cuyas instituciones y procedimientos trasciendan con creces la minusvalía y el estado de sobrevivencia al que los gobiernos populistas llevaron la democracia en América Latina. "Todo el Poder para el pueblo" es una consigna perfectamente válida que debe orientar el proceso democratizador hacia la sociedad proyectada en el horizonte objetivo.

Desde esta perspectiva, la llamada "democracia representativa" no ha sido más que un artificio a través del cual se ha dominado a nuestros pueblos. Ya lo señalaba el Libertador: "Por el engaño se nos

ha dominado más que por la fuerza".

El Proyecto Nacional Simón Bolívar debe romper los límites de la farsa representativa, para avanzar hacia la conquista de nuevos espacios participativos en una primera fase de su desarrollo.

Pero el objetivo estratégico bebe ser la democracia popular bolivariana como sistema de gobierno. Y más aún, como expresión de vida económica, social y cultural del modelo de sociedad original robinsoniano.

La Democracia Popular Bolivariana. Protagonismo y Autogobierno.

Desde el punto de vista de las democracias formales, regidas por gobiernos populistas, la participación ha sido ideologizada y utilizada por los sectores dominantes como señuelo, tras el cual pierden el

rumbo no pocos esfuerzos de intención transformadora.

En efecto, los gobiernos y los partidos populistas predican la participación con el concepto de "propina", de forma tal que la condenan a ser fin de sí misma, con límites tan estrechos y rígidos que

impiden a la sociedad civil intervenir en la toma de decisiones de política, "quién obtiene qué, cuándo, cómo". Como consecuencia de esto, los pueblos no pueden tomar parte en el diseño y/o selección de

planes y proyectos que jalonan su marcha histórica.

De esta manera, nuestros pueblos han sido condenados a "parti­ cipar" en su propia destrucción, en el manejo de su miseria creciente, en el "control" de las hambrunas y las enfermedades que azotan

a casi 300 millones de latinoamericanos. Han participando cavando la tumba histórica en la cual pretenden los sectores dominantes enterrar las esperanzas de la América morena.

La democracia popular bolivariana rompe con este esquema de engaño y vasallaje, para llevar los límites de la acción hasta el nivel de protagonización en la toma de decisiones.

El protagonismo, señala Víctor Martín, "implica una libertad y una capacidad más fuerte y autónoma acerca de cambiar, incluso, las mismas reglas iniciales". Es decir, el pueblo como depositario concreto de la soberanía debe mantener su fuerza potencial lista para ser empleada en cualquier momento y en cualquier segmento del tejido político, para reparar daños a tiempo, para reforzar algún desajuste o para producir transformaciones que permitan el avance del cuerpo social en la dirección estratégica auto impuesta.

Para ello, el sistema político debe instrumentar los canales necesarios, tanto a nivel local como regional y nacional. Canales por los cuales corra el poder popular protagónico.

En tal sentido, las comunidades, barrios, pueblos y ciudades deben contar con los mecanismos y el poder para regirse por un sistema de auto gobierno que les permita decidir acerca de sus asuntos

internos por sí mismos, a través de procesos y estructuras generadas en su propio seno.

Es decir, el pueblo debe contar con canales de información suficientes y órganos de decisión en el interior de su anatomía, que le permitan seleccionar sus metas u objetivos, corregir el rumbo hacia

los, cuando estuviese desviado y finalmente, producir los cambios , en su composición interna, a medida que éstos sean requeridos por los procesos históricos.

La democracia popular bolivariana nacerá en las comunidades, y su savia benefactora se extenderá por todo el cuerpo social de la Nación, para nutrir con su vigor igualitario, libertario y solidario al

Estado Federal Zamorano. Y su follaje abarcará las estructuras del modelo de sociedad robinsoniano.

Será el nuevo tiempo venezolano, bajo el signo del árbol de las tres raíces. Ya se anuncia con fuerza en el horizonte del siglo XXI venezolano y latinoamericano.

Camarada esto esta mas claro que el agua, construyamos el poder político federal comunal. Pero vamos a profundizar nuestra soberanía mas allá de lo que Chávez no se imagino, con la creación del sexto poder como la expresión genuina del poder popular, creando como un órgano superior a la Asamblea Nacional del Poder Popular Constituyente, de carácter permanente. Y el poder publico comunal que se ejercerá a nivel nacional por el Parlamento Nacional Comunal, y a nivel Municipal por el auto gobierno de la Ciudad Comunal, Comunas y Consejos Comunales, como el sistema de Democracia Popular Bolivariana.

Fin de la primera parte. Autor del análisis final Amado Rivero



Esta nota ha sido leída aproximadamente 450 veces.



Amado Rivero

Luchador social promotor de la constituyente municipal ex candidato de la constituyente 2017 , escritor. Administrador del blog las comunas de Venezuela. Vocero principal del corredor 4 de febrero

 amadorivero2000@hotmail.com

Visite el perfil de Amado Rivero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Amado Rivero

Amado Rivero

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /poderpopular/a251120.htmlCd0NV CAC = Y co = US