Así, si nos quieren, como basurero

Algunos medios internacionales publicaron recientemente una información que impacto en la región: América Latina, convertida en un basurero de Europa y los Estados Unidos.

Aunque las informaciones al respecto se habían filtrado, desconocíamos la magnitud del problema. Ahora con la revelación a grandes titulares se pone de relieve la magnitud del problema.

Desde el 2018 se ha venido incrementando el envio de residuos plásticos a nuestros países y de acuerdo a las informaciones de prensa de los Estados Unidos, solamente, se han enviado aproximadamente 90.OOO.OOO toneladas de residuos plásticos.

Esto ha alarmado a las organizaciones ambientalistas de4 América Latina y el Caribe que ante tan grave problema ambiental, se han declarado en emergencia y exigido a los gobiernos regionales tomar las medidas pertinentes para evitar esta especie de imperialismo del detritus y la basura.

México, de acuerdo a las informaciones, es el país de nuestra Región que ha recibido el mayor tonelaje de residuos plásticos, pero también aparecen como recipiendarios de estos desechos: Argentina, Bolivia,Chile, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Honduras, Guatemala, Panamá, Paraguay, Honduras, República Dominicana e incluso Venezuela.

¿Dónde va a parar esta basura?, es la gran pregunta que se realizan las organizaciones ambientalistas y no las hacemos nosotros también; porque hasta donde tenemos conocimiento ninguno de los países señalados, tienen la tecnología adecuada y eficiente para procesar las toneladas de basura a las cuales hemos hecho referencia.

En un informe presentado por la organización ambientalista GAIA, de septiembre de 2022 titulado "El Colonialismo de la Basura, dice los siguiente: "Muchos residuos terminan en destinos imposibles de rastrear incinerados, enterrados o reciclados en condiciones que nunca se aprobarían en los países exportadores".

Otras organizaciones civiles de la región que se oponen a que nuestros países sean utilizados como basurero, han alertado sobre esta situación y afirman : "que el reciclaje es sólo un pretexto que utiliza el gobierno norteamericano para deshacerse de los residuos que no son aptos para reciclar y enviarlos a países en desarrollo aprovechando su falta de regulación y control aduanero"

Observamos entonces, como la falta de controles convierten a nuestros países en campos fértiles para el ingreso de toneladas de desechos plásticos disfrazando de esta manera como reciclable, una cantidad de productos, muchos de los cuales no son clasificados y que se desconoce en muchos casos, el daño que pueden producir a seres humanos y al ambiente en general.

El problema reviste tal gravedad que la Organización de Policía Criminal (INTERPOL), en un reporte fechado en 2020, advierte que el traslado de residuos plásticos estaba generando patrones criminales: se declaran falsamente como "destinados a la recuperación o "como no peligrosos", cuando en realidad están contaminados o mezclados con otro flujo de residuos.

De esta manera en forma camuflada se están violando disposiciones expresas de Convenciones Internacionales como por ejemplo, la Convención de Bacilea, auspiciada por la Organización de las Naciones Unidas (1922), donde se establece que todos los países firmantes limitaran el movimiento transfronterizos de desechos peligrosos para así proteger el ambiente y la salud de los seres humanos.

Pero como la experiencia nos enseña, los intereses de estos grandes países generadores de contaminación, están están por sobre cualquier disposición o convenio y los violan a discreción, aprovechándose también de la debilidad organizacional y normativa de otras naciones, que también cortos de vista, no ven el peligro inmediato que significa inundar a sus pueblos de basura, que están en capacidad de reciclar ni controlar a destinos finales, donde no ocasiones riesgos al ambiente y a la salud humana y de cualquier ser viviente.

Vemos así, como a pesar de los años, décadas y siglos estas potencias imperiales, cambian sólo de ropaje, pero su rostro e intenciones son las mismas contra nuestras naciones, utilizarnos, aunque sea como basureros, y continuar con la pretensión de apoderarse de nuestros recursos naturales, cuando ya los de ellos han sido súper explotados y agotados. "La Injusticia, es el fundamento de los Imperios" J/S



Esta nota ha sido leída aproximadamente 710 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 jesussotillo45@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Sotillo Bolívar

Jesús Sotillo Bolívar

Más artículos de este autor


Notas relacionadas