Posición frente al deslave ocurrido en Las Tejerías, Aragua, Venezuela

Sin dudas tal como lo hemos venido diciendo, el cambio climático al conjugarse con fenómenos naturales ancestrales se extrema, alterando e incrementando todos los patrones climáticos.

También hemos repetido, Venezuela no está preparada para enfrentar el cambio climático.

El fenómeno La Niña está afectando al país desde inicios de año y por ello ha llovido todo el 2022.

En Venezuela algunas zonas son más vulnerables que otras. Por lo general, aquellas cuyo suelo ha sido modificado por las acciones humanas, la deforestación, por los incendios forestales u otros desastres naturales, tienen más probabilidades de sufrir deslizamientos de tierra, así como aquellas pendientes modificadas para la construcción de viviendas en las zonas escarpadas situadas en la parte inferior de las montañas.

Es notoria la deforestación de las cuencas aportantes del curso de agua que pasa por Tejerías, Aragua, como hemos observado en imágenes satelitales.

En la tragedia de Las Tejerías se puede decir que las causas de los deslaves fueron geológicas, morfológicas y en gran parte antropogénicas.

El país requiere un estudio serio de las áreas vulnerables en cada estado. Amerita identificar todas las comunidades ubicadas las orillas de quebradas y ríos, en el cono de deyección de las vertientes, y en valles intramontanos, donde los escurrimientos son violentos y concentrados.

También se amerita crear Equipos Técnicos que involucren geomorfólogos, entre otras especialidades, para además de identificar, diagnosticar la vulnerabilidad de dichos poblados, ante eventos de tal magnitud como el ocurrido en Las Tejerías.

Nos enfrentamos a una situación en la que la intensidad y la frecuencia de las catástrofes se está convirtiendo en una constante.

El Estado venezolano como miembro firmante en el Marco del Sendai 2015-2030 para la Reducción del Riesgo de Desastres, debe sin pérdida de tiempo, a través de normas y reglamentos combatir los desastres, invertir en resiliencia y mejorar la reconstrucción de forma más sostenible.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 658 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas