Piratería Gremial

Uno de los problemas que tiene el Presidente de la Federación Médica Venezolana es que en carnaval no encuentra de que disfrazarse, el lleva el parche en el ojo y la mano de garfio puesta todo el año.

Douglas León Natera tiene una habilidad natural para mostrar su ignorancia y mala fe que no deja de asombrar a propios y extraños, al punto que existe prácticamente un consenso en el gremio médico, independiente de la tendencia política de quienes estamos dentro del mismo, de la necesidad de renovar autoridades gremiales para no pasar tanta pena.

Es el mismo que firmó un comunicado respaldando el golpe de estado del 2002, publicado a cuarto de página en los hoy incunables ejemplares de la prensa escrita del 13 de abril (desaparecidos por los editores “demócratas”). Su firma aparece entre las primeras del decreto del “Carmonazo”. Es el mismo que dijo en el 2003 que los médicos cubanos no eran tales sino agentes secretos de la inteligencia cubana. Es el mismo que dijo que los venezolanos formados en Cuba y que empezaron a llegar en número cada vez mayora a partir del 2005 no eran verdaderos médicos, hoy día todos ellos incorporados al sistema de salud venezolano y muchos de ellos en formación de post-grado en nuestros hospitales, con muy buen desempeño en general. Es el mismo que cuando comenzó la carrera de Medicina Integral Comunitaria en nuestro país dijo primero que era un curso de camilleros de 6 meses, luego que eran auxiliares de enfermería de 1 año, al pasar el tiempo dijo que iban a ser TSU de 3 años de formación y ahora que ya van por el quinto año y van a comenzar a hacer pasantías en nuestros hospitales, bajo la supervisión de especialistas (Chavistas y no Chavistas) sale este señor a decir otras necedades como aquello de que el programa de formación no contempla las 7.000 horas de formación que exige la Organización Mundial de la Salus (OMS), y que a él no le gustaría ponerse en manos de ninguno de esos colegas.

Para sacar la pata del barro tuvo que responderle nada menos que el insospechablemente antichavista Decano de la Facultad de Medicina de la U.C.V., quien con criterio objetivo aclaró que el programa de formación de Medicina Integral Comunitaria que se lleva a cabo en nuestro país contempla muchos más horas de las 7.000 que solicita la OMS, y que además incluye muchas actividades comunitarias desde el primer año de la carrera. Va más allá el Decano cuando declara que en la U.C.V. se está estudiando una reforma al pensum que haría que ambos programas sean similares en algunas de sus características.

No soporta la idea León Natera de tener un número de médicos bien capacitados y formados para ejercer una medicina más cercana a la gente y consustanciada con nuestra realidad más que a modelos foráneos. Se ha tenido que tragar la cucharada amarga de reconocer la formación de compatriotas en Cuba que trabajan y hacen post-grados en nuestros hospitales en igualdad de condiciones que los que nos hemos formado aquí.

Este mismo señor fue el que aplicando aritmética de la más chimba afirmó que si un hospital tiene en falla 98% de sus insumos el paciente que va allí tiene 98% de chance de morir en ese centro. En nombre de todos los colegas: ¡Basta de tanta ignorancia en la Federación Médica!, den paso a otra dirigencia por lo menos mejor calificada intelectualmente.


cogorno1@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1663 veces.



Arnaldo Cogorno M.


Visite el perfil de Arnaldo Cogorno para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a95275.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO