Golpistas y reaccionarios acusan a Chávez de Dictador

Un dictador llega a conducir los destinos de una Nación: por asalto del poder a través de un golpe de Estado, bien sea por sus aspiraciones, ansias de poder, intereses personales o auspiciados por intereses foráneos, o asume la dictadura al arribar al poder, después de una lucha armada contra una dictadura oprobiosa que, causa grandes daños a una República; en este caso una revolución violenta donde la guerra es a muerte, utilizando las armas. En estos movimientos los pueblos justifican y contribuyen con la caída de una dictadura para imponer otra cuyos fines es reconducir el Estado hacia un sistema democrático propagador de justicia social.

Hay dictaduras disfrazadas de democracias, en las que el pueblo solo es actor manipulado con los votos por cada cierto tiempo, pero este pueblo no participa en las grandes decisiones patrias, no decide en la ejecución de proyectos constitucionales y legales, es un protagonista pasivo, ejemplos de este sistema: los gobiernos de la Cuarta República, las demás democracias representativas exaltadas por el imperio, que aún quedan en diversos continentes y, que actúan en contra de las democracias participativas surgidas en la última década.

Sean cuales sean, las formas de imponer dictaduras, una ¨DICTADURA¨, se caracteriza por no admitir el libre pensamiento, perseguir ideas y sepultarlas con la tortura, la persecución, los métodos inhumanos, hasta la eliminación y desaparición del adversario. Juan Vicente Gómez y su férrea dictadura, utilizaba los pesados grillos, la rotunda para concentrar enemigos y eliminarlos; Pérez Jiménez y su Guasina, también tenía su policía verduga, que se encargaba de apresar, torturar y eliminar al contrario. Lo tumbaron del poder y quienes lo sustituyeron llegaron en nombre de la ¨Democracia¨, el pueblo les acompañó por varias décadas, no llegaron por la fuerza, pero sus gobiernos aplicaron métodos dictatoriales al perseguir la disidencia, suspendiendo las garantías constitucionales, crearon sus policías políticas, que actuaban con saña contra los enemigos del gobierno, torturaron, mataron, utilizaron cárceles para presos políticos, los lanzaban desde el aire, ilegalizaron partidos opositores, enajenaron la patria al entregar riquezas a transnacionales. De manera que fueron gobiernos de doble cara, hasta que el pueblo descubrió sus disfraces y los echó con el poder del voto.

Maripiri, una amiga cibernauta me envió un correo sobre, ¨El Olimpo del Terror¨, referido a la dictadura de Videla en Argentina, una novela, una película que describe uno de los peores centros de tortura, por allá en un barrio de clase media en la Floresta de Buenos Aires, puertas adentro, sótanos oscuros, gritos llantos aterradores de imploración, tormentos, desapariciones, una celda donde ingresaban 700 presos y sobrevivían 50. Hoy, en el preámbulo de un nuevo siglo, vislumbrado como del conocimiento, siguen habiendo gobiernos verdugos, y lo lamentable es que, son aliados de la potencia que se erige en bastión de la democracia mundial, aunque sus acciones de guerra frontal y dominio, desmienten su doctrina de libertades y democracia. Los ejemplos, están evidenciados en Irak, Afganistán, Pakistán, Palestina y otros focos de confrontación y acechanzas imperiales en el resto del mundo, aquí mismo en nuestra América.

¿CHÁVEZ DICTADOR? El mundo al Revés de Galeano, mundo de contradicciones, el mundo de las sensaciones, con sus toques ideológicos culturales, la ideología de la dominación, que impide desde todo punto de vista las prácticas dialécticas, y el pleno conocimiento científico, para en su lugar abrazar lo dogmático, la política de los sentimientos, de lo mágico-religioso, la falsa conciencia con sus motivaciones cargadas de alteración y disfraz de la realidad. Toda una ¨Industria Cultural¨ al servicio de la ideología dominante del neocolonialismo e imperialismo, que menosprecia al mal llamado tercer mundo, como si fuera la tierra de nadie, donde según la ideología dominante, nuestra América es patio trasero, lleno de miseria, de bandoleros, de terroristas, seres del mal y amenazantes de su seguridad, gente analfabeta, trataron de ocultar nuestras riquezas naturales, pues ellos las aprovechaban con el aval de falsos gobernantes, para llevar las materias primas y procesarlas, luego devolverlas convertidas en objetos y mercancías, para fomentar sus privilegios.

CHÁVEZ DICTADOR: pudo haberlo sido, si cuando trató el 4 de febrero de 1992, de dar al traste con el gobierno ¨democrático¨ de CAP, hubiera echado de esa manera los cimientos corroídos del binomio AD-COPEY, para haber hecho una revolución violenta, con tribunales populares para juzgar la corrupción y el crimen, rescatar los bienes de la nación mal habidos por usurpadores, hacer cambios estructurales con mano dura, sin haberse sabido el giro futuro de esa revolución. Pero no, fracasó, se sometió a la justicia, dio la cara, reconoció con aquella frase del por ahora, que no había sido posible el objetivo. Percibió que en el calor del pueblo persistían anhelos de cambiar el rumbo democrático del país, se lanzó con su joven liderazgo y contó con el pueblo. Presentó su proyecto, que la mayoría del pueblo acogió y lo votó en libres comicios, y, ahí está investido como Presidente con el favor del voto soberano.

Entonces Chávez para los reaccionarios es dictador porque: en sintonía con las masas mayoritarias parieron una nueva carta magna que enterró la dependencia, que extrajo las raíces bolivarianas y las semillas fértiles que permanecían en los silos de la ignominia, para resembrarlas y diseminarlas por las latitudes de nuestros héroes y libertadores de patrias.

Es dictador, porque el pueblo es el protagonista de los cambios y decisiones, porque se fundó la ¨Democracia Participativa y Protagónica¨, poder del pueblo con leyes que los empoderan para la solución de sus problemas, administrando sus propios recursos, y con ello ir sepultando la corrupción y los vicios de la burocracia. Es dictador porque las nuevas leyes protegen las mayorías que habían sido excluidas por cientos de años, es dictador porque creó una reforma agraria basado en la doctrina zamorana, ¨Tierras y Hombres Libres¨, es decir la tierra es de quien la trabaja, referido esto a las grandes extensiones en manos de pocos y ociosas, es decir apropiación de tierras nacionales sin capacidad para labrarlas todas.

El dictador Chávez, ha sido vilipendiado de todas las formas, y en once años de guerra en su contra no ha utilizado los servicios profesionales de un Abogado, para demandar justicia y meter presos a sus detractores o no se valió del Código Penal que castiga las amenazas de muerte; esto no es invento, fanatismo, lisonja, o cualquier otra manera de apreciar las cosas, pues si nos remontamos a gobiernos anteriores, no se necesitaba abogados para que un Presidente metiera preso al adversario que le ofendiera, ejemplos los hay a montones, pues Chávez perdonó a los golpistas y a quienes atentaron contra su vida; hizo como el Papa Juan Pablo II, que perdonó a quien le hirió con intención de muerte. Un dictador, no permitiera a una oposición verduga, violenta, anarquista, desconocedora de las leyes, fomentadora de violencia, hubiese tenido que construir muros y cárceles para encerrarlos y no dejarlos hacer lo que les da la gana, o todos fueran exiliados políticos, claro no como los que están en Perú, que se fueron huyendo para no rendir cuentas de sus malas acciones administrativas y delictuales.

CHÁVEZ DICTADOR: Todas las obras emprendidas por el Presidente, su equipo y el aval del pueblo con las innumerables elecciones para aprobar el proyecto Bolivariano, que está en plena gestación y marcha, echan por tierra las afirmaciones que constantemente a través del poder mediático lanzan los contra revolucionarios, para difundir aquí y por el mundo críticas con matrices de opinión que constituyen armas de combate ideológico a favor de su ideología alienante y dominante, soliviantan a sus seguidores cautivos para la violencia, arma de los que no tienen la razón, por eso sacan a la calle a sus fuerzas de choque a causar malestar en la población que trabaja y quiere paz, son tan prepotentes y soberbios que sus desmanes se los cargan al gobierno, tan solo porque este en resguardo del pueblo, la Constitución y las leyes debe acudir a neutralizar y parar los focos de violencia, que en nombre de la ley, estos anarquistas también argumenta como derecho. ¿Qué deben hacer? Si son demócratas, confrontar ideas, discutir proyectos, hacer propuestas, ir a elecciones, vender sus ideas con convicción, nada de esto han demostrado en 11 años.

En esta Guerra llevamos 11 años, más larga que la ¨Guerra Federal¨ o de los 5 años y ojalá, termine en el 2012, que sería entonces la guerra de los 13 años, de lo contrario, se correrían otros riesgos, podría ser la guerra de los 30 años, que se dio por allá en la Europa de los finales del siglo XVI y comienzos del XVII, por las pugnas religiosas y políticas. Qué el Dios de la Naturaleza nos libre de las garras o tentáculos de la guerra violenta, que propician los perros de las armas.

LA DICTADURA RACCIONARIA: es la otra cara de la moneda, es la representación contraria o adversa a los cambios que se acometen en Democracia plena, con un Estado de Derecho pleno, Constitución y leyes en la mano, el pueblo revolucionario y mayoritario protagonizando los cambios. La resistencia a los cambios lleva once años en desobediencia, promoviendo la anarquía para vulnerar las leyes, de hecho cuando dieron el ¨Golpe de Estado¨, frustrado por el pueblo y la Fuerza Armada, derogaron la Constitución, las leyes y poderes, además de la grosera caza de brujas contra chavistas, esa fue la ´DICTADURA REACCIONARIA¨, que trató de recobrar el poder por la fuerza, para imponer su despotismo a la usanza conservadora, allá están en Honduras, derribaron las posibilidades de que el pueblo fuera a una Constituyente, para fundar una verdadera democracia del pueblo y para el pueblo.

LA DICTADURA REACCIONARIA: es el poder de la Oligarquía, es la influencia exterior en asuntos que incumben solo al pueblo soberano, es el poder político e ideológico dominante, es la falsa conciencia, como lo significáramos en líneas anteriores, de manera que esta dictadura no tiene el poder delegado por el pueblo, pero actúa como un gobierno al margen de la ley, logra coaccionar y motorizar acciones vandálicas en la calle, se apoyan en las corporaciones mediáticas que ellos sustentan, desde ahí, gobiernan con su dictadura y lanzan altas cargas de explosión ideológica, que mucha gente cautiva llega a creer y sigue sus falacias.

Este antagonismo retrógado les inspiran miles maneras de buscar confrontaciones, sale el poder económico reaccionario, el poder religioso de alta jerarquía que no está con el pueblo excluido, el poder político inspirado en la doctrina imperial de la democracia neoliberal, la clase media alienada con el pensamiento capitalista, porque en esencia esta clase ha estado como el queso y el jamón en la arepa, pero sus esperanzas es alcanzar la cúspide del triángulo de la clase alta, es fantasmagórico, pero lo anhelan y abrazan esa fe.

Las fuerzas reaccionarias no cesarán en su empeño de derribar la Democracia del gobierno del pueblo, de la República de la mayoría de las masas y la libertad. Tratarán de seguir con las hostilidades para tratar de imponer lo que añoran, una dictadura reaccionaria ajustada a sus viejos esquemas de gobierno.

¨Para que un pueblo sea libre debe tener un gobierno fuerte, que posea medios suficientes para librarlo de la anarquía popular y del abuso de los grandes. Del contrapeso de estos dos cuerpos resulta el equilibrio social, la libertad de todos y la estabilidad del gobierno. Fundados en estas consideraciones será indispensable formar un senado de personajes respetables y una cámara con miembros escogidos por el pueblo. SIMON BOLÍVAR.,

Las bases fundamentales están levantadas en la Carta Magna y las leyes, es el pueblo y las autoridades elegidas en los distintos poderes los que tienen que cumplir y hacer cumplir las leyes, de lo contrario la anarquía nos gobernará. ¨LAS LEYES SE CUMPLEN O LA MILICIA SE ACABA¨. Celebración del Bicentario del primer grito de Independencia y para revivir la Gesta Emancipadora de la Campaña Admirable.

Estas líneas a propósito de diversas fechas históricas acaecidas en Febrero, de celebración y conmemoración, once años de guerra revolucionaria, nacimiento de Zamora, del Mariscal Sucre, Sacrificio del vencedor en la Victoria, del 4 de febrero, día de la juventud y el los tristes hechos del 27 de febrero, además de otros aconteceres que registra la historia para exaltarlos.


saguete@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1423 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: