Escenarios de violencia política

La transmisión de mando, que democráticamente efectuó el que por 8 años fuera gobernador del TÁCHIRA, el ciudadano Ronald Blanco La Cruz, al recién electo, ciudadano César Pérez Vivas, en plena Plaza Bolívar y cuyo protocolo se cumplió de acuerdo a la legislación regional que prevé su juramentación ante el Consejo Legislativo Regional.

Desde hace días seguidores de la oposición difundían rumores en el sentido de que no le querían entregar el poder al nuevo gobernador, muchos argumentos corrían: el actual gobernador no quiere entregar, el Consejo Legislativo, mayoría del PSUV, tiene tácticas dilatorias, debían haberle entregado una vez proclamado por el CNE, hay cosas raras y extrañas en todo esto, y así unos tantos comentarios que confundían a la gente, pues a mí, hasta educadores me hablaron de la negativa de entregar el poder, y triste es decirlo, pero estos, ante mis réplicas, dijeron que no estaban al tanto de que la Constitución del Estado contemplaba el tiempo para el traspaso de poder. De tal manera que los rumores se extienden como ciertos y a muchos se confunden con semejantes informaciones cargadas de ignorancia y malas intenciones, esto es ya una costumbre en nuestra política que daña y echa por tierra la seriedad de los actos administrativos y legales, además que la dirigencia de la oposición, tratan siempre de desacatar las nuevas normativas legales y al parecer siguen pensando en la Constitución de 1961, por esas razones insisten y desafían el nuevo ordenamiento legal, no olvidemos el GOLPE DE ESTADO del 2002.¿Acaso no borraron de un plumazo la Constitución y las leyes del pueblo soberano?.

En San Cristóbal, se armó la sampablera el día en que el gobernador saliente acudió a la Plaza Mayor, cumpliendo con su palabra y sintiendo lo que verdaderamente es un acto democrático, cuando se está en el gobierno y se le entrega a uno de la oposición por decisión soberana del pueblo, aunque el triunfo fuera relativamente cerrado; pues Ronald Blanco, dijo, vengo a dar la cara y cumplir lo que dije, oyendo los improperios e insultos por parte de los seguidores del nuevo gobernador, prosiguió Ronald con sus palabras sin inmutarse por las ofensas que recibía delante de quienes le acompañaron en el gobierno, el ex-candidato del PSUV, Leonardo Salcedo y numerosos miembros del PSUV, que asistieron al acto, con sus vestimentas rojas, símbolos de su partido, el acto fue público y en la Plaza Bolívar a petición del gobernador entrante, por lo tanto podían acudir invitados especiales y el pueblo si así lo creía conveniente.

A los grupos violentos de la oposición dirigidos por quienes poco aprecian lo que es la verdadera democracia, no les gustó el acto público y con la masiva asistencia del pueblo chavista vestido de rojo, le tienen fobia a este color, como fobia le tienen al comunismo, al socialismo y hasta al bolivarianismo y también a la ¨REVOLUCIÓN BOLIVARIANA¨, hablan de libertades, dicen representar a la verdadera ¨democracia¨, pero sus actuaciones y conductas agresivas echan por tierra sus constantes prédicas de genuinos demócratas; no soportaron ni digirieron los símbolos del PSUV, cargados con orgullo por sus miembros y aliados del proceso. Entonces continuaron con sus arengas ofensivas y provocadoras, como los psuvistas no cayeron en provocaciones, optaron por las acciones violentas arremetiendo a cabillazos, piedras, palos, golpes y hasta con la intención de incendiar una de las unidades donde se trasladaban los sorprendidos seguidores de la revolución, y , por si fuera poco desnudaron a una anciana de 67 años por estar vestida de rojo y así pretendían hacerlo con otras damas a quienes también agredieron, los resultados ya conocidos por la opinión pública, heridos, vehículos dañados a pedradas uno de sus conductores recibió una pedrada en la frente que casi le cuesta la vida.

Este tipo de actuaciones por parte de quienes no soportan otros pensamientos ideológicos ajenos a los suyos, son los verdaderos fascistas, anarquistas, con signos dictatoriales y cualquier parecido con otros acontecimientos guarimberos, con violencia , muerte, desesperaciones, ah¡ y el último caso en el Aeropuerto Simón Bolívar en Maiquetía, con la soberbia y burlas manifestadas por los cuatro viajeros a Puerto Rico, en misión especial contra la ENMIENDA , y molestos por las preguntas de un joven de Avila TV. Y cuantas historias más de violencia que acumula la oposición en nuestro país, emulando a las derechas de Bolivia, Nicaragua, EE.UU., Israel y otras partes del mundo que se niegan al libre juego de la democracia participativa.

LA VIOLENCIA POLITICA, está diseminada por el mundo y sus crímenes quedan impunes, ni derechos humanos, ni leyes internacionales ni nacionales parecieran descubrir este tipo de violencia, hay inmunidad muy bien disfrazada, paga el más pendejo o a quien realmente se agarra con las manos en la maza, si no se castiga el crimen político mucho menos se reconocen o pagan los daños materiales, cuantas destrucciones de comercios, viviendas, vehículos que dejan a sus dueños en la ruina por culpa de la violencia política. LO que aquí en el TÁCHIRA sucedió con premeditación y alevosía y que sorprendió a todos los chavistas, es una lección para aprender, si los pocos guardias y policías que estaban para custodiar a los gobernadores entrante y saliente, no hubieran actuado para proteger a Ronald Blanco La Cruz, nuevamente hubiese sido víctima de agresiones personales, no había suficientes Guardias Nacionales y Policías para que hubieran salvado a los chavistas de golpes, heridas y destrozos materiales.

Esta lección debe ser bien aprendidas aquí y en todas partes, para que no se siga cayendo por sorpresa en la VIOLENCIA POLÍTICA, propiciada por FARISEOS que al caer en cayapa a los confiados militantes de la revolución les propinan golpes, heridas, les destruyen sus vehículos y en muchos casos hay muertos que nadie aparece culpable, no caer en provocaciones no es signo de debilidad ni mucho menos de descuidos, es necesario no confiar si hay que retirarse a tiempo, es mejor, que ser cazado en la trampa, esto por supuesto no incluye extremos en los que sea necesario defenderse con todas las armas al alcance. Compartimos la paz, la prudencia, el respeto a las ideas, las leyes, la justicia y todos los principios morales, naturales y humanos. Pero hay que rechazar contundentemente la violencia política, pues esta es contraria a la verdadera filosofía democrática, luchar con la dialéctica de la razón son los objetivos primordiales, aplicar la ley a quienes fomentan la violencia es un imperativo. Ojo avizor en las circunstancias políticas del momento, por lo visto los adversarios utilizarán todas sus armas económicas, mediáticas y la violencia, por si acaso. EN GUERRA AVISADA NO MUERE SOLDADO, Y SI MUERE ES POR DESCUIDADO.

saguete@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1194 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a70159.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO