El trabajo ideológico de la oposición (I)

Las leyes del capitalismo, invisibles para el común de las gentes, y ciegas, actúan sobre el individuo sin que éste se percate. Che Guevara.

No sólo el hombre medio, sin conciencia revolucionaria, vive inconscientemente infiltrado de ideología, sino también todos aquellos revolucionarios que, como decía Lenin, se quedan en las consignas o en el activismo irracional, pues tienen falsa conciencia, están entregados ideológicamente al capitalismo, sin saber que lo están. Ludovico Silva.

En un documento de fecha 15 de diciembre de 2007, advertíamos que el trabajo directo de penetración ideológica en nuestros barrios fue una de las causas principales de la derrota del 2D de 2007, sustentado en los conocidos miedos y prejuicios atávicos sobre el socialismo. Una de las piezas ideológicas que tergiversaba aspectos relevantes de la propuesta de reforma constitucional, estuvo centrado en la campaña de SINERGIA, www.sinergia.org.ve presentada como una iniciativa de “educación ciudadana”, titulada “¿Pa’ dónde vas Venezuela?”.

Recientemente, previo al proceso electoral de Gobernadores y Alcaldes del 23 N de 2008, esta misma organización, presentó una segunda edición de “¿Pa’ dónde vas Venezuela?”, para contribuir – según señalan – con “la información y la reflexión” y “la participación consciente” de los electores; realmente para desinformar, confundir y manipular al electorado, particularmente al electorado chavista.

Una nueva ofensiva, en esta oportunidad de CIUDADANÍA ACTIVA www.ciudadaniaactiva.org ya está en marcha contra la Enmienda Constitucional para la reelección del Presidente Chávez…

Todo esto forma parte del inmenso aparato ideológico del capitalismo que se manifiesta a través de los medios de comunicación, la industria del entretenimiento con sus series de televisión, dibujos animados y telenovelas, la industria cinematográfica, la industria discográfica, la industria de la moda, la industria del espectáculo, la industria de la publicidad, el sistema financiero internacional, un número considerable de grandes transnacionales de todo tipo… e incluso a través de los sermones dominicales en las iglesias.

¿Quiénes son?

Se trata de una red de organizaciones civiles de la oposición, “Sinergia”, “Liderazgo y Visión”, “Radar de los Barrios”, Ciudadanía Activa, entre muchas otras, al igual que diversas empresas privadas, que vienen realizando, desde hace varios años, un trabajo ideológico de penetración en diversos sectores sociales: barrios, organizaciones comunitarias, escuelas públicas y privadas, instituciones del Estado, universidades y fábricas. Tienen el apoyo directo de Universidades, como la Universidad de Carabobo y la UCAB, al igual que del IESA, las cuales han integrado sus materiales didácticos a los programas de formación de docentes y alumnos; de instituciones religiosas, como la Conferencia Episcopal Venezolana y la Pastoral Social Caritas de Venezuela, de organizaciones extranjeras que los patrocinan como la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y la Developments Alternatives Inc. (DAI), y otras, criollas, como el Banco Venezolano de Crédito. A toda esta red se suman los principales partidos políticos de la oposición Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo, Acción Democrática, COPEI conformando una inmensa maquinaria ideológica internacional y nacional que es necesario conocer para poder enfrentarla.

¿Cómo actúan?

Uno de los documentos, de la organización Liderazgo y Visión, nos orienta al respecto cuando señala lo siguiente con relación a un estudio de impacto contratado por ellos mismos con la empresa Datos C.A. (cita textual):

“En una evaluación de impacto realizado por la empresa Datos C.A., se demostró que sus mensajes claves (se refiere a los diversos mensajes del programa de “pedagogía social” de “Liderazgo y Visión) eran claramente entendidos y recordados por las distintas audiencias, siendo integrados posteriormente a sus contenidos, creencias, actitudes y conductas.” (Negrillas y subrayados nuestro).

No sería fácil encontrar una mejor definición de lo que es un trabajo ideológico propio del capitalismo. Esta frase “espeluznante”, por su contenido avieso y cínico, y de profundo irrespeto y desprecio por el ser humano, recoge en sí misma los elementos más importantes de lo que significa “ideologizar” (en su acepción “marxista”). Los principales componentes de esta “educación ideológica” son los siguientes:

Mensajes sencillos, fácilmente entendidos, que se expresan a través de clichés o de frases hechas de carácter popular o tradicional, que ocultan ideológicamente lo que realmente se quiere difundir y que se aprovechan de miedos y prejuicios atávicos (particularmente sobre el socialismo, la propiedad o la familia).

Mensajes que pueden ser recordados sin dificultad porque vienen presentados de manera sencilla, bajo fórmulas idiomáticas simples, ya conocidas o fáciles de memorizar.

Mensajes que pueden, por lo tanto, ser integrados posteriormente y sin mayores obstáculos a nuestros códigos diarios de lenguaje o de valores, para que permanezcan bien enraizados en nuestro subconsciente.

Son unos “mensajes claves” que son presentados a través de diversas herramientas de comunicación (talleres de formación, videos, micros, obra de teatro, dibujos animados, canciones, textos ilustrados, folletos, etc.), repetidos varias veces a fin de lograr el objetivo ideológico deseado.

¿Cuáles son sus mensajes?

La campaña ideológica “¿Pa’ dónde vas Venezuela?” nos ofrece un buen ejemplo. Empecemos por analizar los sobrenombres de los personajes; éstos revelan un mensaje de claro contenido ideológico:


Creencio, es decir, “el que se lo cree todo”, es el chavista. Pertenece al Comité de Tierras y es descrito como simpatizante del “proceso”. El hace referencia al Presidente Chávez como “mi presidente”. Lo muestran como poco inteligente e ingenuo.
La Propia se define a sí misma como “revolucionaria”; es decir, la propia revolucionaria. Es el personaje principal junto con Creencio y su contraparte “consciente”. Ambos fueron electos voceros de su Consejo Comunal y ella pertenece al Comité de Salud. Ella misma señala que “no sigue hombres sino ideas” y que “el socialismo es el bien común”.
Moraíto es presentado como”un viejo camarada, socialista antes que empezara este gobierno y militante de un partido que apoya al Presidente”. En uno de los pasajes, le dice a Creencio: “Hermano, entiende que el socialismo es un ideal y una propuesta, no una obligación o un decreto”.


El lenguaje, las ideas, los valores y, en general, los mensajes que construyen y difunden son presentados como hechos incontrovertibles, extraídos de la vida cotidiana, de los problemas y las vicisitudes que confronta cualquier ciudadano. Detrás de estas representaciones de la realidad subyacen los mensajes ocultos, encubiertos ideológicamente, que se quieren proyectar. Es un trabajo técnico, de innegable eficacia que buscar preservar los valores del capitalismo y que tiene como elementos esenciales: el engaño, la tergiversación, la descontextualización, la desinformación y la mentira.


Defienden la “democracia participativa y protagónica”. Subyace: el rechazo al socialismo.
Defienden la Constitución Bolivariana, la definen hipócritamente como “la mejor constitución del mundo”. Subyace: el rechazo a la Reforma Constitucional y a las Leyes Habilitantes. La Reforma, señala uno de los personajes “que nos quieren meter de contrabando”. “El problema – dice otro personaje – es que no nos consultaron”.
Asumen como propia la expresión del Presidente Chávez, “Dentro de la Constitución todo, fuera de la Constitución nada”. Subyace: la supuesta violación de la Constitución por parte del Presidente Chávez.
Asumen como propios los “Consejos Comunales”. Se identifican y definen ellos mismos, mutación camaleónica, como “pueblo”
Promueven la descentralización. Subyace: la crítica a un gobierno que actúa, según afirman, “desde una oficina bien lejana en Caracas”.
Promueven el voto por el derecho a “vivir con seguridad y sin miedo”, “sin basura”, “con vivienda”, “con hospitales bien dotados”, “con maestros y enfermeras que no tengan que hacer huelga para que les paguen”. Subyace: ninguno de esos derechos está garantizado. Dice uno de los personajes: “Yo lo que quiero es vivir, gente. Yo no sé nada de leyes, las leyes vienen y van”. Ignoran totalmente las misiones.
Promueven los valores del individualismo, propios del capitalismo: “votar por nosotros mismos”, el valor de las “iniciativas propias”, del “trabajo individual”.
Promueven la idea de que en las elecciones del 23N sólo se estaba evaluando la “gestión de alcaldes y gobernadores concretos” y eligiendo “a los futuros mandatarios municipales y estadales”. Subyace: no se están confrontando concepciones del mundo, de la sociedad y del hombre. Ni temas de política nacional e internacional.


¿Dónde actúan?

Los 8 micros terminan con una invitación a participar en una “Asamblea de Ciudadanos y Ciudadanas” para discutir los temas planteados. La intención es que este material sirva de base para las discusiones en las comunidades. Esta nueva edición de la campaña ideológica “¿Pa’ dónde vas Venezuela?” es sólo un ejemplo de las múltiples y variadas iniciativas que esta red de organizaciones civiles, junto con los principales partidos políticos de oposición, llevan adelante.


Un millón de copias del video (8 capítulos) de esta segunda edición de “¿Pa’ dónde vas Venezuela?”, difundida también por GLOBOVISIÓN, y la distribución de material impreso, en todo el territorio nacional, dan una idea de la envergadura de la ofensiva ideológica de la oposición y del capitalismo internacional que debemos enfrentar.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1740 veces.



Reinaldo Quijada


Visite el perfil de Reinaldo Quijada para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a68956.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO