Adeco que come manteca …

Tras la debacle de las elecciones para la Asamblea Nacional, cuando decidieron retirarse a última hora, faltando a su palabra, el personaje había mantenido un bajo perfil deliberado o más bien forzado. Más nunca se le vio la cara. Lo más probable es que sus jefes lo confinaron al silencio, disgustados como estaban por sus magros resultados en las gestas precedentes. Durante ese espacio de descanso forzado, era de esperar que este señor ya bien entradito en años, reflexionara, se realizara una severa autocrítica y abrazara nuevos paradigmas un poco más éticos y democráticos, dado que el ocaso de su carrera política comenzó hace rato.

Era lógico que luego de haberse hundido en el pantano en forma contumaz, este personaje replanteara su liderazgo político y nos presentara una propuesta de país un poco más elaborada, si finalmente tenía la entereza moral de volver a la palestra pública, como en efecto lo hizo. No obstante, nada de lo esperado ocurrió. No hubo ningún auto examen, cero replanteo de objetivos, cero Mea Culpa. El personajillo no solo volvió con las mismas ansias de meterse por atajos antidemocráticos, sino que ahora sus pérfidas intenciones las comunica más abiertamente, con más desparpajo pues, y de manera más explícita. Veamos las perlas que nos trae: “Para el 2013 ya no habrá patria que defender, ya no habrá democracia que defender, no se puede esperar tanto”, palabras más palabras menos la incitación de este elemento adeco es como sigue: “No podemos esperar hasta 2013, la reacción tiene que darse y tiene que darse ya”; “En el ambiente hay un malestar, tal que perfila el mismos descontento general que se vivió los días previos al 11 de abril”. Más claro no canta un gallo el personaje que a lo mejor muchos ya han reconocido, se pasea ahora por la tribuna de los jefes que le censuraron clamando por un golpe de Estado. ¿Si no se puede esperar hasta 2013 como lo establece la Carta Magna, entonces qué?, ¿Cuál es el camino?, ¿Cuál es la salida?, ¿Están pensando nuevamente en unos muertos, para justificar otro zarpazo a la democracia?, definitivamente Ramos Allup que come manteca mete la lengua en tapara.

Habría que preguntarle a este sujeto si el va estar en primera fila cuando se presente la eventual confrontación, desde ya sabemos que no, ellos son muy audaces y valientes frente a las cámaras de TV, atizando el odio, pero a la hora de las chiquiticas se ponen a buen resguardo. Se esconden allí en ese mismo lugar donde reposan las pruebas del fraude en el revocatorio, que Ramos Allup prometió a sus seguidores aquella feliz madrugada. Repito, Ramos Allup que come manteca mete la lengua en tapara.

dcordovaster@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1910 veces.



Daniel Córdova Z.


Visite el perfil de Daniel Córdova Zerpa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Daniel Córdova Zerpa

Daniel Córdova Zerpa

Más artículos de este autor