Golpe suave sonoro fracaso

Desde hace nueve años la derecha venezolana ha venido transitando un camino signado por la derrota. Todos los intentos que ha emprendido para detener el avance incontenible del proceso bolivariano han concluido en el más estruendoso descalabro. Y todo ello, a pesar de los ingentes recursos con los que ha contado, incluido el apoyo del gobierno del país más poderoso de la Tierra. Todo ha sido infructuoso. A partir de 1998 los derechistas venezolanos tienen la marca de la derrota en la frente y el peso de la desesperación en la mente. La imaginación y la alegría la dejaron en el camino y cada vez que intentan encontrarla lo que consiguen es mueca y frustración. ¡Qué desesperación dios mío!.

El último intento que emprendieron tuvo como motivación la decisión del gobierno bolivariano de no renovarle la concesión a las empresas 1BC para que siguieran explotando el canal 2 de la frecuencia del espacio radioeléctrico nacional. Lo que iniciaron como una protesta fundada en una supuesta violación o atentado contra la libertad de expresión intentaron convertirla en una acción “guarimbérica” con ribetes insurrecciónales que, a despecho de sus cálculos y aspiraciones, no prendió, no tuvo eco, en el seno del pueblo; la resonancia sólo se circunscribió a sectores de la farándula y de la industria mediática y a estudiantes provenientes de las llamadas clases medias y alta de los colegios y universidades privadas, básicamente, de orientación católica. Una vez más el catolicismo al servicio de la oligarquía y del conservatismo.

A pesar del esfuerzo realizado, en el país, con las numerosas marchas que promovieron y, en el exterior, con las tantas iniciativas que activaron en los organismos internacionales; con todo y el sostén mediático interno y externo con que contaron, no pudieron ganar para sus propósitos, a una porción significativa de la población venezolana ni de la opinión pública mundial. Nuevamente salieron con las tablas en la cabeza, con una aplastante derrota sobre sus hombros.

Trascendente derrota que adquiere mayor relevancia si se tiene presente que las acciones de protesta, encubiertas, en la defensa de la libertad de expresión, estaban enmarcadas en una estrategia del llamado “Golpe Suave” al estilo de las revueltas conocidas como “Revolución Terciopelo”en Checoslovaquia, “Revolución de las Rosas” en Georgia y “Revolución Naranja” en Ucrania.

La estrategia del “Golpe Suave” diseñada por el Albert Einstein Institution, oficina camuflajeada de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y del ejército terrestre de Estados Unidos esta destinada a desestabilizar a gobiernos legítimamente constituidos. Con el arma de la “no violencia” se pretende utilizar a sectores sociales para confrontarlos con los gobiernos, que al no estar prevenidos pudiesen responder con represión a las provocaciones de los manifestantes, infiltrados por agentes especializados en la manipulación de emociones de colectivos, y caer, en consecuencia, en una vorágine de aislamiento y de desprestigio creciente ante la sociedad. Situación que sería, por supuesto, altamente aprovechada y potenciada por las empresas mediáticas que responden a los intereses de la oligarquía y de los planes imperialistas. En algunos países les ha dado resultado. Aquí no! .

Esta estrategia que ha sido denunciada en nuestro país por la abogada Eva Golinger, el Dr. José Vicente Rangel y por el mismísimo presidente Chávez; en el exterior ha sido puesta en evidencia por muchos analistas, como es el caso del periodista y escritor francés Thierry Myssan recientemente entrevistado por la Televisora del Sur (TELESUR).

Derrotados en la batalla del canal 2, ahora pretenden activar la estrategia del “Golpe Suave” con las entradas de la Copa América. Apuntan a desprestigiar y a deslucir el magno evento del futbol continental. A ver si pueden prender la mecha … allí tendrán otro sonoro fracaso. Ante pueblo consciente y organizado no hay mecha que pueda prender ni golpe suave que pueda desencadenarse.

miguelugas@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2196 veces.



Miguel Ugas

Miembro de la coordinación nacional del MoMAC

 miguelugas@gmail.com

Visite el perfil de Miguel Ugas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ugas

Miguel Ugas

Más artículos de este autor