¿Fuga de cerebros?, cerebros los de mi pueblo...

Recientemente y a propósito, como se puede adivinar, se está crendo un clima de desestabilización e ingobernabilidad para darle paso quizás a una sublevación y hasta una invasión, todo en el marco de la no renovación de la concesión a RCTV. Dentro de esta estrategia ha comenzado una especie mediática internacional que versa que nuestra revolución socialista bolivariana y crística, el socialismo del siglo XXI, ahuyenta a muchas personas ya formadas en la educación a tercer, cuarto y quinto nivel. Les llaman cerebros, supuestamente como en nuestra República Bolivariana de Venezuela no hay condiciones apropiadas para su desarrollo, no les dejan ejercer y no tienen lo que se merecen (meritocracia), ya no tienen futuro y se van a cumplir sus labores profesionales apoyadas por su alto nivel de preparación a Estados Unidos preferiblemente y a otros países como alternativa.

Esta especie mediática que considera que los cerebros son solo los quienes se oponen al gobierno y a nuestra revolución que asume al frente nuestro líder Hugo Rafael Chávez Frías y con la participación mayoritaria del pueblo, a nuestro enteneder, corresponde a la exclusión y la tenedencia racista extendida contra la mayor parte de nuestra gente. Esas masas a las cuales nos llaman peyorativamente hordas chavistas y que se atrevieron a decir que constituiamos el lumpen con un boyo de pan debajo del brazo y una carterita de ron en el bolsillo, las mismas que según sus comentarios vamos estar vueltos ebrios el 27 de mayo a las 23:59:59.

Los grandes cerebros del capitalismo han llevado a la Tierra y sus medios (hidrósfera, atmósfera y litósfera) a la debacle de la contaminación a la devastación de las especies vegetales y animales, dentro de este último grupo a la humanidad. Esos grandes cerebros capitalistas nos han llevado a estar disminuyendo la capacidad de vida y supervivencia, de allí que no hay duda que el socialismo o la muerte serán las alternativas, el sino de nuestra especie. Por otro lado, esos cerebros van a los Estados Unidos a trapear, barrer, lampacear (coletear en maracucho), lavar platos, baletear ( cuidar los carros en los estacionamientos), hasta a cuidar muchachos (creo le dicen baby sister) funciones despreciadas por ellos en nuestro propio país. Y si tienen la suerte de engancharse en un trabajo de su profesión, largan la chicha para mantener el estilo de vida de ese país y bajo la presión de la segregación contínua por ser morenos, latinos y en el caso de las damas por ser mujeres.

En cambio cerebros con C mayúscula llamo yo a aquellos quienes sobrevivieron bajo el régimen de la exclusión, que viviendo tras la cortina que nos ocultaba del país y del mundo, pasaron los martirios de la cuarta república y nunca renegaron de Dios en el cual confiaron para no desfallecer en ese intento. Cerebro llamo yo a esas personas que desempeñándose en una comuinidad marginada, ha obtenido el conocimiento en lo que decían antes la universidad de la vida y que hoy asumieron retos tan importantes como retomar sus estudios en las misiones, participar en las formas de organización política, social o económicas, sin la formación de esos que supuestamente se fugan. Estos si son los cerebros que enfrentan los retos y verdades de nuestro país y que le echan bolas, no huyen, dan la cara como siempre lo hicieron a pesar de estar velados y malreputados por esos supuestos cerebros que hoy señalan que se van.

¡Vivan los cerebros de mi pueblo! Lástima de aquellos que creyendo que son unos cerebros han contribuído al deterioro del mundo y que hoy según la especie mediática de la opocisión y sus aliados internacionales, huyen y los califican como fugados. Fúgate si quieres aunque no creo que eso lo enseñen en nuestras universidades. La construcción de un país se hace con la responsabilidad maniefiesta, cual hijos de Bolívar asumiendo el compromiso, valor fundamental que nos dejó como herencia. Un país se construye con la participación en los procesos comunitarios, públicos y de producción bajo la espectativa social, comunitaria, dejando atrás la expresión individualista. Un país se cosntruye y se debe expresar a través de la construcción del socialismo del siglo XXI.
Patria, Socialismo o Muerte

eliorios@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3844 veces.



Elio Ríos


Visite el perfil de Elio Ríos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: