"El Acidito"

Edmundo el ventrílocuo y María Corina la muñeca Tiffany

La ventriloquia (palabra derivada de ventrílocuo, que a su vez proviene del latín ventrílocuos, "el que habla con el vientre") es el arte de modificar la voz para imitar otras voces u otros sonidos. Dado que la ventriloquía está orientada al mundo del espectáculo, forma parte de la brillantez de la actuación el que la emisión de voz se haga de la forma más discreta posible, esto es, que el ventrílocuo sea capaz de dar voz al muñeco sin mover, o casi sin mover, los labios, de modo que una vez proyectada la voz, parezca originarse efectivamente en el propio muñeco. En un principio se pensó que era el resultado de un uso poco corriente del estómago durante la inhalación, y de ahí su nombre del latín venter, "estómago" y loqui, "hablar".

Visto su significado, podemos entender, a qué obedece el título de este artículo; resulta, que el candidato de la PU, Edmundo González, representa el perfecto ventrílocuo, quien se montó en su pierna a María Corina (MCM), y ésta es la que representa a la muñeca Tiffany (la novia y cómplice del diabólico muñeco Chucky). Tiffany (MCM), es la que habla, a pesar de ser Edmundo el candidato presidencial.

Edmundo, cuando le toca hablar, concretamente a él, dice "La candidata es Tiffany; quien está caminando y quien habla es Tiffany, yo solo me la siento en la pierna y ella se encarga de todo y de todos; yo sólo estaré en la transición; Tiffany será quien tome las decisiones".

Bueno, vemos un candidato que dice no es candidato, y está acostadito en su casa o viajando al exterior; Tiffany es quien va a las giras y envía el mensaje de los planes macabros que tienen en mente.

Hablado de ventrílocuos, el más famoso que ha existido fue Edgar Bergen, un artista nacido en Chicago que se presentaba ante el público en traje de frac, en tanto que su muñeco, Charlie McCarthy, llevaba un monóculo, galera de copa y traje de etiqueta. Charlie se dedicaba a lanzar frases mordaces contra todo tipo de personas. Protagonizó diversas películas en la época dorada de Hollywood, como Charlie McCarthy Detective (1939).

Estamos seguros que Edmundo superará a Edgar Bergen, y no nos extrañará verlo en los récord guinness, como el ventrílocuo más famoso del mundo; no solamente por poner hablar su muñeca, sino que la pone a caminar también, estilo marioneta; que en este caso quien mueve los hilos (de la marioneta), no es Edmundo, sino sus amos del imperio. Podríamos decir, que se ha conformado un trío de payasos o muñecos destructivos y terribles, de la misma familia de Chucky; cuyo único fin es aterrorizar y destruir nuestro país; por ello este 28 de julio, todos debemos votar por Maduro.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1005 veces.



Reinaldo Silva


Visite el perfil de Reinaldo Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: