¿Es Juan Barreto un ofuscado reaccionario?

Hay que disfrutar de más y mejores oportunidades y siempre hay que darle un vistazo al pasado por ese pasado que, parece ser: lo disfrutó Juan Barreto que no necesita de un cheque en blanco como el que dicen que le dio la oposición a Guaidó que malversa a su placer. Ni tampoco quiere ser como Maduro por mantener un gobierno antinacionalista, entreguista, incapaz y corrupto, y con toda la razón del mundo que le acompaña se distanció del gobierno de Maduro que él supo administrar de la mejor forma posible los recursos de la Alcaldía Mayor, por lo que, Luisa Ortega Díaz lo premió como fiscal de la nación cuando le dijo de forma clara y precisa, lo tuyo es: "un caso político", por lo que celebró su inocencia de no corrupto y de allí en adelante quedó como un hombre honesto y, claro que lo es, sin duda alguna, que gordo sí quedó, pero eso no implica nada, a no ser que una vez lo envenenaron que todavía le dan en consecuencia rabietas de contracciones políticas en desacato que no lo malponen de su rectitud. (Videos) Juan Barreto. "Este es un gobierno antinacionalista, entreguista, incapaz y corrupto"

Pero fue afortunado como todo chavista, que conoció a Chávez a traves de Adán, los Adán siempre han estado atravesado en este mundo por el bien de la causa común de la humanidad y como este también tenia una Eva en la Escuela de Comunicación Social de la UCV, vino la amistad, conformismo, reformismo, confianza y dale que serás alcalde mayor al vincularse con Chávez como líder y después presidente, pero era que tenía que serlo si su currículo es más pesado y gordo que él (obviamos lo de alcalde mayor), periodista, escritor, sociólogo, abogado, profesor universitario y el doctorado honoris causa también pasa, pero es además, especialista en políticas en comunicación y, sigue dando clases en la UCV en las escuelas de sociología y comunicación social, no es bohemio ni es borracho, lo que no se sabe es por qué Maduro no lo quiere en el gobierno habiendo sido antiguos compañeros de líceo y de luchas, pero así son ellos, ¿o será que Juan Barreto come mucho y puede acabar con las bolsas y cajas de los claps? Pero con ponerle un tapa boca a lo mejor sería gobiernero y hasta revolucionario a lo mejor no socialista que a veces es hasta preferible. Así le parece a Trump y Guaidó que son representantes mundiales de mucho peso, no como...

Juan Barreto debió en vez de político testarudo ser cantante de opera con su plexo de barítono político amargo, que muy bien pudiera diferenciarse de Plácido Domingo que ese sí pellizcó y maltrató a muchas mujeres por no ser político que, ahora reconoce y hasta perdón ha pedido, pero ya para qué, como dice el lorito, pero lo que es verdad y además molesta es que, si el Psuv tuviera unos dirigentes políticos como Juan Barreto, Venezuela y su gobierno socialista serían otro que el gran culpable si acusar vamos fue Chávez por haberse ido y dejar a tantos líderes que andan en la calle desamparados y con ganas de lucrarse, aunque hay muchos ricos y oportunistas y, además inconformes que con Maduro bien lejos.

Juan Barreto tiene sus problemas, claro, es muy sentimental y nostálgico, humanista soñador que a veces se le aguan los ojos y se le rompe el corazón, pero no se le nota ni con lupa que, se obnubila de sinceridad con su energía nada cibernética sino política por las causas justas que le causan sueño y, también es trovador, poético desde hace muchos años enamorado de la luna desnuda, otras retórico como un río sin afluente con dudas razonables nada conformistas que, le apetece comer menos dentro de la política que lleva adelante Maduro que para él no es chicha ni limonada, pero si lo contrario y, aunque le pesa lo dijo, pero no con fuerza de que Maduro renuciara, ni debería, ni tiene. Él dijo, renunciara muy flojo, débilmente.

También dijo que atesora la amistad como amistoso que es con abrazos en su refugio personalunidimensional y, es sobre todo un soldado, un gran soldado que nunca ha disparado un tiro, pero no por eso, no tiene su carácte ensamblado de indisciplina rebelde y honesto como su papá -de tal palo, tal astilla-, pero tiene su debilidad que se le alborotan los genes cuando está en el estado Sucre y, a quién no, si Oriente es lo mejor de Venezuela, playas, mar, aire, mujeres, cielo azul, pescado saltando en maras, tahalíes largos como una culebra, ríos, petróleo, aguas termales, islitas chiquitas y grandes, ron por donde quiera, saltos, lagunas, cazabe, y un puente de amistad entre la tierra y el cielo y, razón tiene Juan Barreto, se vive más, aunque él no esté con Maduro y pase por debajo de la mesa que si la puso la puso con la revolución de Chávez, quien nunca quiso que lo mandaran los civiles como militar honesto. ¿No sé si él lo duda? Sí y no. Posible es.

¿Acaso es Juan Barreto un ofuscado reacciorario? O, un libre reaccionario que quiere que las cosas cambién y marchen bien en Venezuela no como van con esta revolución de Maduro y, él dice, no, no. Y, quiere cambios y más cambios. ¿Y, quién no? Guaidó también quiere cambios con Trump apoyándolo. Pero, Juan Barreto no está con Maduro ni tampoco con Guaidó. Es decir, está claro. ¿Y, Chávez?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2022 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: