Pedagogía política al servicio del odio y la amargura

Cuando se realiza el análisis del discurso, sobre lo que dicen y por qué dicen, lo que dicen las vocerías políticas y su respectiva proyección en las personas y el modelaje de conductas, que es a donde van dirigidas las transferencias de percepciones políticas para que dicha información se convierta en un aprendizaje que contribuye a construir formas de adoctrinamiento…eso significa de que estamos en presencia de la materialización de la pedagogía política, cuando de manera ordenada y planificada "enseñan" lo que quieren que las personas "aprendan" de política…por eso es muy importante "sacar a la superficie" y evaluar aquellas palabras abiertas y las no tan abiertas, para develar los propósitos políticos que se buscan con lo que se dice y los "entre líneas"…

Por ejemplo, en la pedagogía política que ha estado instrumentalizando la oposición política venezolana en las últimas dos décadas, se focaliza de manera determinante en los terrenos de la emocionalidad política, más que en la racionalidad política, ya que comenzaron a organizar a sus simpatizantes y militantes, a partir de "los que odian a Chávez" , son los que pueden formar parte de una nueva oposición política, y así es que nace el llamado antichavismo y su pedagogía política sustentada y amplificada en el odio y la amargura…y empezaron a decir que Chávez era "un militar golpista", "un resentido social", "un ignorante de la política", "un medio indio-negro", "un hijo de maestros de escuela", que era "un pueblerino de un sitio perdido en el mapa"…utilizando palabras claves al servicio del odio al bolivarianismo y el rechazo visceral al nuevo presidente, para alimentar la rabia y el desprecio, creando una nueva polarización política, para evitar que la sólida imagen de un mega líder, los fuera invisibilizar…

Si seguimos "evaluando" las palabra claves en el discurso opositor, vemos ese énfasis en lo negativo que solo construye amarguras: "todo está mal", "nada sirve", "éramos felices y no lo sabíamos", "desapareció la Venezuela decente", "lo que provoca es irse o suicidarse", "es mejor una invasión militar, que seguir viviendo así"…

Es muy sospechoso que en ese discurso opositor no aparece el derecho a ser feliz por ninguna parte…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 832 veces.



Oscar Bravo

Politólogo, Especialista en Finanzas, Magister en Gerencia, Profesor Universitario, Investigador, Articulista, Poeta, Deportista y socialista!

 bravisimo929@gmail.com      @bravisimo929

Visite el perfil de Oscar Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Bravo

Oscar Bravo

Más artículos de este autor