Una mamá escuálida valiente y la iglesia en el principado de Lechería

La iglesia toda y especialmente la que se encuentra bajo el yugo de la Conferencia Episcopal Venezolana -CEV-, dio la espalda  a lo que supuestamente es su razón de ser. Su existencia no se acaba en rezar, sino más bien, lo que define hoy el papel de la iglesia es promover la solidaridad, el amor y la paz entre los hombres y mujeres. Es lo que uno supone, que es la misión de la iglesia, pero verdaderamente; la iglesia no ha dejado de ser una institución enamorada del poder.

Las iglesias hoy deberían ser el espacio perfecto para llenarnos de paz.

Tengo varias tardes asistiendo a la misa de una iglesia de Lechería. Oigo el padre decirnos: “perdona mis ofensas, así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden. Más adelante se oye: “No nos deje caer en la tentación y líbranos del mal”.

La violencia es una tentación y la iglesia con sus obispos y muchos curas está pasando agachada. El poder es otra tentación que no le cabe a la iglesia ni teórica ni prácticamente. Los obispos  y curas, definitivamente son más animal político que otros y saben cómo asumir esa condición porque tienen el pasaporte de ser los dueños de la palabra de Dios.

En otro momento de la misa, siempre se oye que el padre, aparentemente consciente de lo que dice, expresa “la paz os dejo, mi paz os doy, evocando con ello lo que no dejó Cristo como legado. Una vez dicho esto; el padre invita a darnos el abrazo y saludos de la paz y todos -muy automáticamente- nos damos supuestamente el abrazo y saludo de la paz.

Entiendo sin ser muy teólogo, que esa paz, es una paz interior y exterior. Por lo que he visto después de la misa esto es pura paja. Cada vez que salgo de la misa con una amiguita, escucho a los que antes nos dieron el saludo de la paz, hablar  muy naturalmente de “ese coño e madre” “ese maldito”, “esa rata”

No sé a quién se refiere con esas poéticas frases, pero lo hablan justo al salir de una misa, donde compartimos el saludo y el abrazo de la Paz.

Así como he tenido la oportunidad de conocer de esto, tuve la suerte de leer un texto de una madre escuálida que dice vivir en Lechería donde están cazando a personas como animales y los cazadores a su vez son entrenados con pepas para que carguen toda la rabia posible.

Ella dice, como también lo digo yo, que lamento la muerte de un joven, pero su lamento, no coloca a esta joven como una especie de héroe. Ese joven que mataron en Lechería, tuvo el trabajo en vida de matar a otros jóvenes y uno de esos jóvenes es hijo de esta madre que no le tembló el pulso para gritar su verdad.

Matar a un joven no va únicamente con pegarle un tiro. El “Cecita” que hoy es un héroe del principado de Lechería, se propuso matar a otros jóvenes llevándolo a consumir drogas y tener fuerza y rabia para su lucha “libertaria”. “Cecita –dice esta mamá- aunque hoy parece un héroe fue el responsable al igual que otros de que mi hijo tenga más de un año con esta terrible adición. Como hizo con mi hijo, lo hizo con otros dándole anfetamina, esas pepas que le consumen la vida a nuestros hijos”

Ese es el nuevo perfil de “políticos” que se construye desde la MUD. Se lamenta esta muerte y esta otra forma de matar, como un medio para cambiar una supuesta dictadura. Creo que la dictadura la vivió el hijo de esta señora y la están viviendo cientos de jóvenes que son preparados con drogas para que asuman la violencia del lado opositor como una forma de hacer política. Mientras estos jóvenes son “democráticamente” preparados para esto de esta manera; el príncipe de Lechería y su familia está muy cómodamente instalado en su residencia o dándose paseítos por Orlando, Florida o Panamá.

No digo que los policías sean santos. Ni lo son ni lo parecen, pero es bueno preguntarse: ¿La policía fue trancar vías al principado de Lechería? ¿La policía Municipal de ese principado cómo ha participado en  esos hechos?

Siembra viento y recogerás tormentas



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2009 veces.



Claudio Dominguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: