1S, Insurrección Burguesa. Guerra Revolucionaria

La publicitada convocatoria que ha hecho la parasita burguesía criolla, por medio de sus variados operadores políticos para Tomar Caracas el próximo 1 de Septiembre, es la expresión más clara y evidente de la Lucha de Clases que ha estado presente en nuestro país desde hace 500 años, entre las diferentes clases que han sido dominantes y propietarias a lo largo de la historia, y las clases que han estado dominadas y explotadas en todo ese periodo; Lucha de Clases que después del cobarde asesinato de Ezequiel Zamora, y la traición de Guzmán Blanco y de Juan Crisóstomo Falcón, al bravo pueblo que derramo su sangre en la Guerra Federal, por vez primera inclina su balanza a favor de los explotados y los excluidos sociales, con el formidable triunfo del popular Comandante Hugo Chávez en las elecciones celebradas durante el año 1.999.

Desde entonces la incapaz burguesía criolla, que fue desalojada de la captura de la renta petrolera en divisas (mas no en Bolívares, por su abrumador poder de la producción y del comercio), al perder el control hegemónico que desde el año 1958, mantenían sobre el Banco Central de Venezuela y de Pdvsa, así como también, del Ministerio de Finanzas y de otras instituciones que establecen y / o ejecutan políticas monetarias y cambiarias, ha venido durante 17 años seguidos, respondiendo políticamente de acuerdo a sus intereses de clase dominante en lo económico y en lo ideológico, mediante acciones desestabilizadoras y terroristas en contra del Gobierno Bolivariano y Popular, que han ejercido los Presidentes Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

Esta silenciosa lucha de clases, por una parte, permanentemente negada y ocultada por la ladrona burguesía criolla, por medio de su avasallante y elitesca educación opresora y excluyente, y por la otra parte, por no ser aun claramente percibida y reconocida como tal, debido a la inmensa carencia de una sólida formación ideológica, de una buena parte de los dirigentes y militantes de las fuerzas patrióticas, revolucionarias y socialistas aglutinadas en el Gran Polo Patriótico; va a dejar de discurrir en los pacíficos canales de la Democracia Burguesa(que todavía y lamentablemente prevalece en nuestra patria), para expresarse con la violencia intrínseca de la burguesía para mantener su poder, y de la violencia que necesitan los explotados y los marginados del Sistema Capitalista, para derrotar definitivamente a nuestro histórico enemigo de clase.

La Toma de Caracas el próximo 1S, prefigura la Lucha de Clases en nuestro país con una expresión de lucha armada, fundamentalmente entre la criminal burguesía criolla y la clase asalariada, ya que la acción política que pretende llevar a cabo la contrarrevolución pitiyanqui, sin duda alguna tiene un carácter claramente insurreccional y golpista, al llamar a sus militantes y a buena parte de sus electores al desconocimiento del Gobierno Nacional y del orden legal vigente, amparándose sesgadamente en el artículo 350 de la constitución de la RBdV. Pero la esencia de la insurrección burguesa, es la de acabar con esta inédita experiencia de un gobierno popular, que se ha caracterizado por ser de una orientación clasista, independiente de los gobiernos coloniales, defensor de los recursos naturales, y con un proyecto de construcción de una sociedad socialista.

Para esta nueva arremetida de la apátrida burguesía criolla que necesita recuperar el Poder Ejecutivo, contaran para ello con su poderosa y eficiente máquina de propaganda de guerra, cuya tarea principal será la de motivar a centenares de miles de Venezolanos y de Venezolanas (como lo hicieron con la gran marcha opositora, que engañosamente lograron movilizar el 11A del año 2002) para que marchen y ocupen violentamente diversos sitios de Caracas, que se convertirían posteriormente en unas cabezas de playa de la contrarrevolución, tal como sería la captura y retención de la Plaza Bolívar de la ciudad capital, para instalar un "Maidan Criollo" y de esta manera comenzar a decapitar simbólicamente a la Revolución Bolivariana.

Ante este previsible y lógico escenario de Lucha de Clases, que se iniciaría el 1S como son las aspiraciones mencionadas reiteradamente, por los dirigentes políticos títeres del gobierno gringo, y en el marco de unas contradicciones que en lo económico se hacen cada vez más antagónicas e insuperables, entre la explotadora burguesía criolla y los sectores explotados y especulados, no tenemos otra opción como revolucionarios antiimperialistas y socialistas, que desatar toda la fuerza política, social y militar de la Revolución Bolivariana, para en primer lugar, defender y evitar el derrocamiento del Gobierno Bolivariano del camarada Nicolás Maduro, y en segundo término, asegurar el fracaso de esta nueva intentona golpista del poder imperial.

Ahora bien, el 1S solo será el comienzo de una escalada de violencia de la terrorista burguesía criolla, que en el corto plazo tiene como objetivo central, reeditar las "Guarimbas" con mayor intensidad que en el terrible año 2014, para decretar con la respectiva cobertura mediática internacional, espacios liberados como la "Plaza Verde" de Trípoli, cuya consolidación pasaría por la ocupación de sus fuerzas paramilitares. Mantener esos Territorios Liberados por varios días, será clave para poder boicotear la próxima Asamblea del Movimiento de Países no Alineados, que tendrá lugar en la Isla de Margarita, con el propósito de deslegitimar la elección del camarada Nicolás Maduro, como presidente de ese importante foro mundial hasta el año 2019.

El 1S de acuerdo a los perversos planes imperiales, que la genocida burguesía criolla tiene que cumplir por mandato de sus amos sajones, sería el catalizador que permita viabilizar en el mediano y largo plazo, las condiciones mínimas necesarias para que se activen en gran escala y con mucha frecuencia, las sanguinarias operaciones terroristas que causarían la muerte de miles de compatriotas, grandes daños a la infraestructura nacional, que pongan en jaque a nuestro Gobierno Bolivariano, reduzcan la gobernabilidad de Nicolás Maduro, y sirvan como la excusa humanitaria para legalizar la intervención militar de los Estados Unidos, y sus lacayos aliados americanos y europeos.

El 1S ante la insurrección que denota la rastrera burguesía criolla, el heroico Pueblo Bolivariano civil y militar, organizado, movilizado y consciente política e ideológicamente, debe iniciar de inmediato la guerra revolucionaria, forma superior de la Lucha de Clases que tiene como objetivo estratégico, la definitiva derrota política, económica, ideológica y social de la clase dominante en nuestro país. Solo así, podremos asegurar la derrota del sistema capitalista en Venezuela, y echar las sólidas bases materiales e ideológicas para el inicio de la construcción de la Sociedad Socialista, en la patria de Miranda, Bolívar y Chávez.

Bolívar y Chávez Viven. La lucha sigue.

Hasta la Victoria Siempre, Comandantes.

Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1196 veces.



Winston A. Lozada C.

Militante marxista- leninista

 winstonlozada@gmail.com

Visite el perfil de Winston A. Lozada C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: