Vociferan sectores apasionados de la oposición: Somos el peor país del mundo

Pensé, una vez más, escribir sobre el tema del ‘’Cambio Climático, Recalentamiento Global’’, y sus fuertes variables que están afectando nuestro planeta y espacio, amenazando todo vestigio de vida, no por acción y evolución normal de la naturaleza, que también suele ocurrir, sino referido por los rigores impuestos por el hombre Industrial, tecnológico, imperial, económico, ideológico, político y religioso, que han asestado duros golpes al equilibrio de los ecosistemas y nuestro planeta se tambalea.

Pero resulta, que en conversaciones cotidianas con la gente en lugares de encuentro hablando, generalmente de la política actual y problemas del agua, de la electricidad, crisis económica e inseguridad, me hicieron reflexionar y variar de opinión, porque, confieso me impresionó escuchar y denigrar de la patria. Del gobierno en la persona de Nicolás Maduro como Presidente de la República y señalado por las personas opositoras, afectas a la actual Asamblea Nacional, quienes afirmativamente y en lenguaje soberbio le sindican de ser el culpable de que Venezuela sea el peor país, es este gobierno, el culpable del desastre del país,-nunca antes habíamos vivido un situación como esta- coincidían en afirmar mujeres y hombres, confieso con honestidad, sinceridad, en que, desde hace varios años para acá, nos hemos ido quedando sin argumentos para defender con la pasión de antes a la Revolución Bolivariana.

No porque hayamos cambiado de principios o que comulgamos con las desbocadas propuestas y acciones políticas de los sectores degradadores de la ciencia política, de la democracia y actores cargados de pesimismo sí no se comparte su manera de hacer política, opinan que todo se derrumba, que nada sirve sin ellos, que ellos representan la voz del pueblo, porque manifiestan y se enaltecen de la manera como ellos hace y practican la política en el país.

Pero nada de esto, solo que, no hay manera de negar o no aceptar el problema económico de altos costos, de las colas, de la escasez, el bachaqueo, el dólar que desvalorizó nuestro signo monetario, y de la inseguridad, sin que las medidas tomadas para tratar de solventar estas amenazas hayan podido erradicar de raíz estos males, que son en conjunto producto de la guerra psicológica, de las confrontaciones, de las negativas al diálogo por parte de los sectores radicales e interesados en que si las cosas no están es su manos, nada sirve; necesario es que deben aceptarse errores, omisiones, impunidad y decisiones con la fuerza de las leyes, cuando hay debilidades en la gobernabilidad los adversarios penetran por las hendijas y bloquen los esfuerzos.

Lo del agua y la electricidad tiene argumentos de defensa, porque tampoco podemos aceptar que los fenómenos naturales que ocurren en todo el mundo, sean culpa de un gobierno o gobiernos, sí, sabemos que, por el desarrollo industrial, urbanístico indiscriminado se han contaminado fuentes de agua como ríos, lagos y mares, la escasez de agua en el planeta se debe a la contaminación que no permite utilizar el agua en forma natural como era usual antes del vertiginoso desarrollo.

Qué sí existen fallas de suministro de agua y electricidad, por falta de planificación, inversiones a tiempo en infraestructura, mantenimiento sostenido de plantas eléctricas y de agua, computable en ciertos aspectos a este gobierno, por los males de la burocracia y corrupción. Tampoco están fuera de culpa lo que dejaron de hacer en los 40 años, del bipartidismo puntofijista de gobiernos proclives a la actual oposición que pretenden desligarse de sus responsabilidades, también por burocracia y corrupción, descuidaron la infraestructura y desarrollo esencial de estos servicios públicos, aunque muchos desconozcan o seguramente son sorprendidos por la desinformación mediática, la que no difunde la realidad y que también incide en la inoculación de contenidos mentirosos, que los segmentos cautivos de oposición dan como ciertos, por lo que desatan sus fanatismos extremos y niegan sus graves errores del pasado.

COMPORTA SUMA GRAVEDAD DENIGRAR DE NUESTRA PATRIA
Podríamos decir, que tales actitudes son problemas de conducta, que afecta la personalidad desde el punto de vista psicológico, que afecta nuestra salud mental, según definición, cerca de lo científico: que es necesario la salud física y mental, para alcanzar un buen estado de pleno bienestar, a sabiendas que es más fácil determinar la salud física que la mental, esta puede variar según áreas geográficas, culturas y otras variables de cierta complejidad, que solo pueden determinarse cercanamente por medio de especialistas en la materia.

Sin embargo semejantes actitudes del actuar de la gente en la calle, o en sitios de concurrencia, con señalamientos violentos renegando del país y de una clase política en particular, reflejados en el aspecto netamente político mezclado con odio, que también es influencia de los medios de comunicación, que se hacen eco y lanzan campañas con matrices de opinión de la falsa conciencia, que logra alienar sentimientos, que se manifiestan en el subconsciente cuando se evocan las ideas perturbadoras, incluso olvidando nuestra identidad nacional, y muchas veces añorando a otros países, los que suponen mejor que el nuestro, da mucho que pensar, llama a reflexiones, que no encontramos lógica en afirmaciones negativas en contra de nuestra patria.

Pero, sí sabemos desde el punto de vista sociológico, que un ambiente físico y social, influye muchas veces en el comportamiento humano, hay quienes son presa de ese medio ambiente, que influye en la conducta y estados de ánimo, caso de la actual situación política venezolana, caracterizada desde hace 17 años por fuertes confrontaciones, entre dos corrientes ideológicas diametralmente opuestas, y que las derechas que quedaron al margen del poder presidencial, no han admitido y se niegan a aceptar los cambios ocurridos por las corrientes de izquierdas, que asumió el poder y estableció junto con la mayoría del pueblo un nuevo ordenamiento jurídico, al que se niegan en forma radical para aceptarlo, lo están demostrando desde el seno de la nueva Asamblea Nacional, ganaron el parlamento, lo utilizan para saltar barreras y limitaciones legales, fuera de competencias, legislando en forma abierta e intencional contra la Ley Suprema en franco desafío contra los demás poderes.

Ya hemos dicho hasta la saciedad de la importancia del binomio de la real ‘’Democracia’’ y la ‘’Ciencia Política’’, para una gobernabilidad, que satisfaga las principales necesidades del pueblo, que el país pueda ejercer su soberanía e independencia sin perturbaciones foráneas, y hemos hecho críticas sobre la manera como liderazgos políticos ligados a influencias internacionales tratan por todos los medios de perturbar las decisiones mayoritarias del pueblo cuando votó por una nueva Carta Magna, la que pretenden socavar en su fundamentación jurídica, acusando y dando por cierto, violaciones a derechos humanos, a las leyes, que hay ingobernabilidad por parte de las autoridades legítimas constitucionalmente, pues sabemos que existen las vías electorales para el cambio de autoridades y que es el pueblo quien decide, no una corriente política, por más que haya recibido el apoyo popular, pero nunca este, para tratar de infringir el ordenamiento jurídico, con malabarismos, que hasta pudiéramos calificar de leguleyos.

¿Podemos admitir como normal que sectores políticos de oposición persistan en el camino de la violencia, de la muerte, de la destrucción, del terrorismo mediático, del irrespeto a los demás poderes? ¿Es acaso admisible que en la mente de algunos actores políticos sigan sembrando engaños, odio, división, confusión, codicia, aversión, denigrando de la patria para exaltar a otras, solo porque adversan a un gobierno, aun sabiéndose que están los mecanismos constitucionales y democráticos para hacer ciencia política y cambiar gobierno? ¿Podemos calificar a estos actores que se autocalifican insistentemente como genuinos demócratas, cuando están legislando al margen de la CRBV, para crear anarquía y buscando a Dios por los rincones para hacerse al poder en forma autocrática? ¿Seguramente seguirán utilizando su poder mediático que es la fuerza que los sostiene para seguir vendiendo su imagen de demócratas, acaso sus prácticas no les delatan sus reales intenciones y actuaciones?

Con semejantes malos ejemplos, no hay duda que se transmiten influencias de intolerancia, de compulsividad, de destrucción y agresiones a la vida, a la naturaleza, mostrar arrogancia y autosuficiencia, creerse por encima de los demás, es asumir complejos al margen del amor patrio, del amor a sus semejantes con tanta exacerbación y apasionamiento, que pudiera parecer normal a la sociedad semejantes conductas, pero lo que causan son graves problemas, que nos alejan de la solidaridad, la cooperación, los valores humanos, el diálogo, y el real ejercicio de un Estado democrático, social de derecho y de justicia, que enaltezca los valores unitarios de la sociedad, con las distorsiones e influencias que estos sectores acogen del exterior, lo que hacen es sacrificar la identidad nacional, el desarrollo sustentable y la felicidad del pueblo; necesario es que los ciudadanos se enaltezcan y adquieran valores de desarrollo interno a fin de blindarnos contra las influencias negativas que nos enferman y llenan de estrés nuestras mentes.

¿Es acaso imposible para estos sectores que se arrogan ser los indispensables en el poder, acogerse a una real reconciliación y sumar aportes para ayudar a solucionar los problemas que muchos de ellos han sido creados por sus propias conductas de creerse superiores y poseedores de los privilegios que les hacen actuar como superhombres y acreedores a la confianza del pueblo?

¿Será imposible para estos actores de las bajas pasiones supeditarse a los deseos de la mayoría del pueblo, que quiere el diálogo, los acuerdos para que las disidencias se resuelvan hablando, confrontando ideas, pero bajo la óptica de privilegiar las soluciones a los problemas que confronta el pueblo, precisamente por culpa de la intolerancia, hasta cuando falsa conciencia, mentiras, mundo de apariencias, acaso no se ganará más si sometemos nuestras actitudes y reaccionar en forma positiva para no seguir profundizando la diatriba, el odio, la intriga, con la que no gana una sociedad, sino lo contrario, ganan individuos, grupos, intereses al margen de la real doctrina democrática?
Vimos a través de la pantalla chica el atrevimiento y prepotencia de los señores diputados de la oposición, que irrespetaron al entrar por la fuerza a las instalaciones del CNE, y en forma arrogante se encadenan, empujan a los Guardias Nacionales, encargados de la vigilancia, proferir palabras obscenas, que desdicen de un parlamento, aquello caía en la ridiculez, como les apasiona la pantalla con sus imágenes que difunden por el mundo, cuando estos pretenden el protagonismo y a la vez considerarse las víctimas, los agredidos por el régimen, sinceramente estos comportamientos violentos, están al margen de la ley, irrespetar a las autoridades, pretendiendo tener la razón, queriendo las cosas por la fuerza, hasta chantaje es actuar de esa manera, y malos ejemplos, porque aúpan la violencia y la fuerza, eso no es democracia, ni política, ni buena educación, desdicen y colocan mal a la academia, aunque un título no da lecciones de moral, urbanidad, cortesía y buenos modales, se observaba claramente que desataron violencia, aunque tuvieran a sus medios preparados para las declaraciones de buena retórica como mundo de apariencias ante el exterior.

El Presidente incluso cuando rindió su mensaje anual, llegamos a pensar que las condiciones estaban dadas para que los dos poderes, por lo menos acordaran la solución del grave problema económico, que es lo que el pueblo, la sociedad esperan, para nadie es un secreto, que en el parlamento hay influencia para contribuir a la solución del problema económico, pero de repente nos sorprenden unas leyes que nada tienen que ver con la solución puntual del problema; no se necesita ser especialista en derecho para saber que estas coliden con la Carta Magna, son indicadores de conflictividad, de más pugna contra los otros poderes y el desafío a las autoridades legítimas, así no se hace democracia, ni oposición, ni política, teníamos confianza en que habría diálogo, que funcionaría la democracia de la que tanto exaltan y se arrogan ser pioneros de esta.

Pero no, una vez quedaron las sillas vacías de los posibles emisarios de la oposición invitados para que formaran parte de una gran mesa de la verdad, de las discusiones en mesa, de las opiniones con diversidad, pero en aquellas de coincidencia dirimirlas, plasmarlas, acordarlas para buscar puntos de acuerdos ante la crisis creada, provocada, intencional ante tantos desacuerdos, críticas, descalificaciones, ofensas, vilipendios, que desdicen de la dirigencia o liderazgos políticos, no hay buenos ejemplos desde una presidencia del parlamento o de la presidencia de la República, que caigan en confrontaciones al margen de la tolerancia y una imagen de comprensión y de hechura de democracia y ciencia política, tan necesarias para gobernar, y todos son gobierno unos y otros, nadie puede salirse de ese redil, porque tienen cargos deparados por el poder popular, el soberano y dentro del marco de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, donde todos los poderes deben someterse, como está actuando la AN, a primera vista está arrogándose supremacía sobre otros poderes, bien lo han expresado distinguidos constitucionalistas, politólogos, abogados estudiosos del sistema legal venezolano.

Los llamados insistentes y explicaciones constitucionales del Dr. Hermann Escarrá, son valioso aporte para entender la CRBV, y del Dr. Jesús Silva, quien desde su tribuna en Aporrea escribe cotidianamente para ilustrar caminos sobre la Constitución; incluso el Ministro de la Defensa Gral. Vladimir Padrino López, en fluido verbo dictó una cátedra constitucional y política, para expresar en esencia los postulados democráticos de la República, tiene todo el derecho como ciudadano de defender las FANB; mientras que la Dra. María Alejandra Díaz, que por cierto tiene un programa por VTV ‘’Las Leyes del Pueblo’’ donde acuden diversidad de especialistas versados y relacionadas con las leyes, con la política y la democracia, lo lamentable es que este programa no disponga de más tiempo, porque cómo hay necesidad de dar a conocer las leyes al pueblo y a las mismas autoridades, siempre hemos dicho, que un grave problema de nuestro país lo ha sido el incumplimiento de las leyes, mucha impunidad, desacato, hasta por parte de las mismas autoridades encargadas de hacerlas cumplir, ha triunfado la anarquía, a quien le conviene que las leyes no se cumplan.

Hacemos un llamado a todos los actores políticos de derechas e izquierdas, que forman gobierno, porque todos forman gobierno, tienen sus sueldos y demás gastos erogados y pagados por la Administración Pública, es decir se benefician del presupuesto nacional, para que depongan las conductas violentas, de acusaciones públicas de las que los medios de comunicación muchas veces insertan en sus noticias o informaciones, el pueblo, pensamos mayoritariamente no aprueba los insultos públicos, las peleas, las descalificaciones, los vilipendios, calumnias, precisamente todo esto es lo que en algunos sectores de la población se acogen para llegar a culpar al país de todo lo malo, no es el país, no es la Nación, nos es la República, no son sus leyes, no son las instituciones, son los hombres o mujeres que dirigen los destinos, que son colocados para que cumplan con sus responsabilidades, son los que fungen de líderes, los que tienen los cargos, los que hablan, opinan, orientan o por lo menos es lo que debe ser, deben de dar ejemplos, impartir cátedras abiertas de ciencia política, de democracia, de tolerancia, de dialogo, de respeto. So así, dejaremos de estar culpando a Venezuela de todos los males, y que se dejen de utilizar los medios de comunicación para los pleitos de las bajas pasiones.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1388 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a226788.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO