Dejarnos agarrar el trase.. y el vació de poder

En ningún país democrático del mundo, un presidente de un congreso o parlamento pueda atraverse a colocarle un tiempo a un presidente, que fue electo en las mismas condiciones en que lo fue el parlamentario.

Se puede o no,  estar de acuerdo con un presidente, pero eso que nos gritó Ramos Allup, no pasa en ninguna parte del mundo. La constitución de cualquier país y la nuestra es un buen ejemplo de ello, tiene los dispositivos para canalizar esto sin amenazas y malandreadas.

Pero si nos proponemos la tarea de buscarle una explicación a esta situación, creo ahora, que Ramos Allup no se pasó, aunque se haya pasado. Todo esto sucede porque hubo una primera vez y Ramos Allup, siente hoy como presidente de la Asamblea Nacional, que tiene ese derecho de estarse dándose libremente su tiempo para colocarle lapsos a Nicolás Maduro, por sobre la cosntitución y a lo macho. Han fijado plazos hasta  hoy con amenazas  desde el 5 de enero 2016 y para hoy (lunes) es que anunciaran cómo será esa salida.

Sin exageración, creo hoy, que el “vació de poder” que sentenció en una oportunidad el TSJ, no sucedió el 11 abril 2002. El 11 de abril 2002 no respondió efectivamente a un vació de poder o a la comiquísima “interpretación” del investigador del Centro de la Historia Actual y jefe de la Cátedra Pío Tamayo, Blanco Muñoz, que terminó postulando, que lo del 11-Abril 2002, fue un “montaje”.

El “vació de poder”, no se produjo el 10, 11 y 12 de abril 2002. Comenzó el 13 y 14 abril 2002 y de ahí se ha prolongado hasta hoy y por esa razón; el presidente de la Asamblea Nacional, tiene la entera y absoluta libertad de colocarle con amenazas plazos a Nicolás Maduro.

El 14 de abril 2002, con todos los perdones que se ofrecieron, dejamos que no agarraran el traser.... y a partir de ese momento, se produce hasta la fecha de hoy un vació de poder, que es camuflado con discursos, insultos y mazazos estridentes. Ese “vació de poder” cubre esas amenazas, cubre también el bachaqueó, la especulación, el acaparamiento, el contrabando y la corrupción.

Hoy la MUD cree, y eso es parte de ese vació poder, que la Asamblea Nacional no tiene una determinadas competencias con sus respectivos limites. Por ese vació de poder que existe desde el 14 de abril; la oposición en la Asamblea Nacional se cree que está por encima de todos los poderes.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1263 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a224155.htmlCd0NV CAC = Y co = US