Si no acatan al TSJ, no acataremos su Revocatorio y su Constituyente

La reciente decisión de los diputados de la contrarrevolución – todos son sin excepción, mercenarios de la Burguesía Imperial y sus cipayos criollos - , de no acatar la reciente sentencia del Tribunal Supremo de Justicia, en cuanto a la posible comisión de delitos electorales por parte de factores políticos de la oposición, en las elecciones legislativas que se efectuaron en el Estado Amazonas el pasado 6D de 2015, no es un acto de soberbia y de arrogancia de esa fuerza política opositora, sino que se corresponde con su lógica golpista de mantener a como dé lugar, la categoría constitucional de mayoría calificada (112 diputados), para poder viabilizar el tácito golpe parlamentario, sobre la que está fundamentada su concebida estrategia, de acabar con el Gobierno Bolivariano en el menor tiempo posible.

Lo peor del caso, es que algunos de nuestros diputados del Bloque Patriótico, siguen siendo tan ingenuos y románticos que creyeron emocionadamente, y se lo hicieron creer a nuestra militancia patriota y revolucionaria, que habíamos logrado una importante victoria táctica, el mismo día de la instalación de la nueva junta directiva de la “Asamblea Nacional Burguesa y Guarimbera”, porque en esa sesión inaugural, la bancada contrarrevolucionaria no juramento a los diputados impugnados, con una medida cautelar surgida de la Sala Electoral del TSJ.

Si la contrarrevolución no cuenta con los 112 diputados que tiene hasta ahora, no podrá solicitar a motu proprio la convocatoria para un revocatorio presidencial, y tendrá que recoger las firmas a través de sus partidos políticos, situación que no será del beneplácito de su militancia y de sus simpatizantes, ya que centenares de miles de estos, son funcionarios de los Ministerios, del TSJ, de la FGR, de la PGR, de la CGR, de la AN, de la DP, de todas las Gobernaciones, de todas las Alcaldías, de todos los Concejos Legislativos, Institutos Públicos; o son trabajadores de Pdvsa, Cantv, Banca Pública, Corpoelec, Empresas de Guayana, entre otras; o porque son la mayoría de los contratistas del gobierno.

Como bien lo sabemos todos, la burguesía criolla, disponiendo de todo el conjunto de conocimientos de sus Tanques Pensantes, propios y extraños, y dotada de todo el apoyo financiero, mediático, diplomático y paramilitar del Gobierno Yankee, apelo al más perverso y calculado terrorismo económico y psicológico, para lograr el mayor grado de paroxismo entre sus militantes y sus simpatizantes, y conformar un gran bloque de electores que le permitiera mantener, el mismo nivel de votos alcanzados en las elecciones presidenciales del 2013, y en contrapartida, con esa misma campaña de terrorismo, restarle a las fuerzas de la Revolución Bolivariana dos millones de votos por diversos motivos, entre ellos, la falta de una acerada conciencia política, lo que unido al hecho atípico de 1.5 millones de votos nulos, termino de inclinar los resultados de las elecciones del 6D, a favor de la contrarrevolución criolla.

Ahora bien, la parasita burguesía criolla se alzó con una victoria electoral, que incluso les asombro por la magnitud de la misma, y pasa a tener la hegemonía del poder legislativo como la que tuvieron durante el segundo gobierno de CAP, y con ello activar todo el plan conspirativo en su fachada constitucional, que apunta a aniquilar al gobierno popular del camarada Nicolás Maduro, por medio de un referendo revocatorio para lo que cuentan con los votos suficientes para ganarlo, y posteriormente en esa misma hoja de ruta, convocar a una Asamblea Constituyente para derogar la CRBdV, y así yugular el proyecto Bolivariano y Socialista que inicio en el 2.000 el Comandante Hugo Chávez.

El Poder Popular Constituyente, ante el manifiesto, público y notorio desacato de la Asamblea Nacional, a la sentencia dictada por la Sala Electoral del TSJ, por los presuntos delitos electorales en Amazonas, tiene que aprovechar la nulidad de los actos de la AN, y desconocer con una fuerza gigantesca expresada en millones de militantes organizados y movilizados en las calles de toda la Patria, la convocatoria que indudablemente hará la contrarrevolución, para activar un referendo revocatorio en Junio o Julio de este año, contra el camarada Nicolás Maduro.

Los millones de Patriotas y Revolucionarios que acompañamos electoralmente el 6D al proyecto Bolivariano y Socialista, tenemos la conciencia política e ideológica mínima necesaria, para exigirle a nuestro gobierno popular y a la Dirección Política Nacional - que por cierto, tiene que ser sustituida en gran medida y en muy corto plazo, por camaradas formados técnica, política e ideológicamente - , que no podemos seguir anclados al Sistema Capitalista; que no somos gobierno para continuar administrando al capitalismo, y seguir favoreciendo groseramente a su clase dominante, la ladrona burguesía; que debemos ya dar el salto cualitativo, para iniciar el tránsito a un modelo de Sociedad Socialista; que es imprescindible romper con el Estado Burgués, y su modelo de democracia burguesa que aún sigue vigente, en la mayoría de las instituciones de la Republica.

Las fuerzas patrióticas y revolucionarias, tenemos que encontrar todos los mecanismos previstos en la CRBdV, para neutralizar los intentos de la contrarrevolución, de liquidar este proceso de redención de los pobres y de liberación de los oprimidos, y si no los hay en nuestra constitución, los debemos incorporar con un acto revolucionario de pueblo constituyente.

Proponemos que el Presidente Maduro, considere la posibilidad de convocar a un referendo consultivo, para que el pueblo se manifieste acerca de la creación de una Asamblea Revolucionaria y Socialista - alterna a la Asamblea Nacional existente – , cuyos integrantes pertenezcan a la clase trabajadora y a la FANB; que no sean diputados a tiempo completo, sino que acudan dos veces al año para legislar y para evaluar la gestión del Gobierno Bolivariano; que tengan la obligación de rendir cuenta de su gestión revolucionaria a sus electores; que además puedan ser revocados anualmente por su pueblo; que no tengan privilegios de vehículos asignados, de placas oficiales para sus autos personales y de guardaespaldas; y también que los ingresos económicos a recibir por esa función, sean los mismos que devengan en sus centros de trabajo originales.

A crear una Asamblea Revolucionaria y Socialista.

 

Bolívar y Chávez Viven. La lucha sigue.

Hasta la Victoria Siempre, Comandantes.

Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1703 veces.



Winston A. Lozada C.

Militante marxista- leninista

 winstonlozada@gmail.com

Visite el perfil de Winston A. Lozada C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: