Velociraptor

"Desperté y el dinosaurio estaba allí". El cuento más corto y famoso se convirtió en nuestra peor pesadilla. Al menos eso fue lo que sentimos al ver a los especímenes de la era del jurásico de la política en Venezuela tomar el control de la Asamblea Nacional.

El velociraptor mayor estaba allí guiando la manada de depredadores hacia las víctimas. Fuimos ingenuos al pensar que nunca más viviríamos una catástrofe como esta: presenciar el regreso de la derecha fascista al poder.

El sacudón que experimentamos fue violento, una sensación algo extraña se apoderó de nuestro ser, era como si el tiempo hubiese retrocedido para detenerse precisamente en la prehistoria que queríamos olvidar. De repente aquellas bestias que creíamos extinguidas volvían a la vida y con la misma ferocidad que les distinguió.

Al caduco líder de la manada le chispeaban los ojos igual que a los enormes animales que hemos visto en las películas. El deseo reprimido de atacar la presa por fin se le hizo realidad. Por un momento sucumbimos a la tentación de pellizcarnos porque aquello más que la propia realidad parecía ser uno de los filmes de Steven Spielberg.

Contemplar de nuevo aquella manada jurásica nos transportó a los trágicos sucesos que vivimos los venezolanos en la era del jurásico. El atropello a los trabajadores, la corrupción desmedida, la tortura y desaparición de la que fueron objeto miles de ciudadanos, la subasta y entrega de las empresas del estado a manos de venezolanos, la discriminación social y racial y pare de contar.

Lo más sorprendente fue escuchar a un diputado de la bancada jurásica, que resultó electo por el Estado Bolívar, mencionar a las empresas básicas, él que en aquel entonces militaba en uno de los partidos que traicionaron la clase obrera ya que no sólo se prestaron para arrebatarle las prestaciones sociales a los trabajadores sino que avalaron la subasta a precio de gallina flaca de SIDOR y sus filiales. Eso sucedió hace mucho tiempo pero no hay que olvidarlo porque los dinosaurios volvieron y buscan engullirse al soberano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 946 veces.



María Angelica González


Visite el perfil de María Angélica González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



María Angélica González

María Angélica González

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a220620.htmlCd0NV CAC = Y co = US