Atletas del egoísmo

«Hace falta ser un atleta del egoísmo para ignorar lo que ha hecho este gobierno por los pobres». Lo declaró el llorado J. M. Briceño Guerrero el 13 de noviembre de 2009 en la apertura de la Feria Internacional del Libro de Venezuela (FILVen) de ese año, cuando fue elegido como escritor homenajeado.

Son tantas cosas, pero los atletas padecen de una ceguera selectiva que habría de ser motivo de preocupación de la Organización Mundial de la Salud, si no estuviese ocupada en inventar gripes asesinas que no matan a nadie, para enriquecer laboratorios farmacéuticos.

Esta ceguera es alarmante porque no ven siquiera volúmenes como los edificios de la Gran Misión Vivienda Venezuela. La dama que acosó a Gabriela Ramírez en un restaurante no ve el Hospital Cardiológico Infantil que salvó la vida de su niño. Es el ejemplo de ceguera selectiva más musculoso que conozco. Pero es numeroso y masivo. Cierta clase media opositora no ve que la eliminación del crédito indizado, indexado, mexicano, anatocismo, cobro de intereses sobre intereses de un préstamo hipotecario, le niega el derecho a la vivienda. Ese método banquero diabólico estaba destinado a descomponer a la clase media en una sola generación porque le negaba derecho a la vivienda o al crédito para adquirir un auto o una computadora. En cambio, en dirección contraria avanza la Revolución eliminando el anatocismo y poblando el territorio con 700.000 viviendas, 3.000.000 de Canaimas y no sé cuántos automóviles chinos e iraníes. ¿No lo ves? Grave.

No haré lista de otros beneficios porque esto no es una memoria y cuenta ni tengo espacio. Me detendré solo en la ceguera selectiva, que es una grave enfermedad, la necedad de «tenemos patria» que prefiere un rollo de papel higiénico a tener patria. Viven dándose topetazos. Cada tanto les da por el triunfalismo electoral y se mandan el trancazo ante el anuncio del Consejo Nacional Electoral. Pero ahora, luego de ofender al CNE con los peores colores, lo aceptan como árbitro para sus chucutas primarias.

No me meto a escuálido por convicciones serias, pero también porque se sufre mucho y encima se hace el ridículo a cada paso, se padece una ceguera selectiva peligrosa y porque no soy atleta ni siquiera del egoísmo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5208 veces.



Roberto Hernández Montoya

Licenciado en Letras y presunto humorista. Actual presidente del CELARG y moderador del programa "Los Robertos" denominado "Comos Ustedes Pueden Ver" por sus moderadores, el cual se transmite por RNV y VTV.

 roberto.hernandez.montoya@gmail.com      @rhm1947

Visite el perfil de Roberto Hernández Montoya para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Hernández Montoya

Roberto Hernández Montoya

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a203944.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO