La Columna del Guerrillero

Los presidenciales en la cuarta

Cada tiempo tiene sus particulares detalles, que al final se convierten en un marcador de futuras acciones.

Durante la cuarta Republica los partidos políticos de la derecha, tenían su forma de ir moldeando la figura de sus posibles aspirantes a la presidencia de la Republica.

Cuando el Presidente era adeco, los grupos económicos proclive al estilo de gobernar de los blancos, sacaban de sus filas a un prospero empresario y lo colocaban en un puesto clave en el gobierno, para que se fuera destacando, sirviéndole y resguardándole eficientemente sus intereses.

Lo propio hacía la clase más rancia de la burguesía que se identificaba con los verdes.

Tal como lo habían concebido en el pacto de punto fijo, un rato los adecos en la presidencia y otro rato los copeyanos, con el compromiso de que todos participaran en el reparto burocrático,

Tantos ministerios y gobernaciones para cada quien, lo que dio origen a la llamada GUANABANA.

Eso si había un ministerio que estaba reservado para ser ocupado por el predestinado sustituto del presidente de turno, que de antemano contaba con el apoyo económico del sector que respaldaría su aspiración presidencial y la bendición del Gobierno Norteamericano.

Esta forma de ir definiendo el perfil de sus candidatos, tenía la finalidad, que llegado el momento de hacer sus convenciones internas donde escogerían al abanderado de su partidos para las elecciones presidenciales, el haber ocupado ese cargo, le daba el hándicap, para que fuera el seleccionado entre los aspirantes.

Todos los que ocuparon ese ministerio, tanto por el lado de los adecos como por el lado de los copeyanos, llegaron por lo menos a ser aspirantes.

O sea que ese ministerio significaba una especie de trampolín, para que sus ocupantes, fueran percibidos como figuras presidenciables.

En tiempos de la Cuarta, los Ministerios de la defensa y economía eran insignificantes, el primero porque no había patria que defender, toda vez el enemigo potencial de nuestro pueblo, lo tenía todo, era quien ponía la cuota de producción petrolera, pagaba lo que le daba la gana y para colmo lo hacía con chatarras, por lo tanto su dominación estaba garantizada sin disparar un tiro.

Por otra parte la economía estaba controlada por el FONDO MONETARIO INTERNACIONAL, quien marcaba las pautas a nuestros ministros de economía, para que en ningún momento establecieran políticas económicas que pudieran favorecer a los sectores populares. Lo que dio origen al CARACAZO.

Lo que si necesitaban los sectores económicos de la burguesía y el Departamento de Estado era un MINISTERIO DE RELACIONES INTERIORES eficiente, represivo, cruel, para que evitara la propagación de grupos que adversaran al gobierno, que atacara la libertad de expresión, que reprimiera las manifestaciones de los sectores opositores, que persiguiera, encarcelara, torturara y asesinara a los combatientes revolucionarios.

Por ese Ministerio pasaron la mayoría de los presidenciables de la Cuarta Republica, entre ellos CARLOS ANDRES PEREZ, que llego a ser 2 veces presidente de la Republica.

A diferencia de ayer, hoy el pueblo percibe que el Ministerio de Relaciones Interiores y de Justicia cumple otro rol defendiendo la paz interna del país, rechazando los actos desestabilizadores de la derecha golpista, haciéndole frente a los intentos de golpes que se mueven detrás de la guerra económica y sin perder su autoridad respetando los derechos humanos.

El ministerio de la defensa hoy tiene patria que defender de las acechanzas de ese mismo imperio que ayer dispuso y mancillo nuestro suelo con la complicidad de esos que ayer ponían y quitaban presidentes. Los mismos que hoy pretenden socavar nuestra economía impulsando el contrabando a través de la frontera con el concurso de factores extranjeros que no cesan en su afán de tumbar al gobierno democrático de NICOLAS MADURO.

Y en cuanto a los ministerios de la economía, a diferencia de ayer, nuestra economía tiene ROSTRO SOCIAL, donde la voluntad y el ejerció económico lo define el Presidente de la Republica con autonomía plena y atendiendo al mandato constitucional.

Para bien del desenvolvimiento político del país, ya esas muletillas que necesitaban los presidenciables de la cuarta, parece que no tienen un peso especifico en este proceso, a pesar de que se sigan utilizando métodos parecidos para seleccionar a sus abanderados , por cuanto hoy intervienen otros factores, donde cuenta mucho la conciencia del pueblo, que gracias al Comandante eterno aprendió a olfatear de lejos que “cuando el rio suena es porque piedras trae o está lloviendo en su cabecera.”



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1097 veces.



Hernán Urbina

Guerrillero Ayer. Combatiente Siempre.

 orgmbr200@gmail.com

Visite el perfil de Hernán Urbina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a197361.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO