El temblor de Capriles

Que vaina Capriles, tú no aprendes y no creo que a estas alturas del juego puedas hacerlo. Te pusiste a lanzar por las redes y en otros medios de comunicación que en tu intervención en la mesa de dialogo propuesta por el presidente Maduro con los sectores de oposición harías temblar el palacio presidencial y el único que salió temblando fuiste tù.
Estuviste durante toda noche como el avestruz, con la cabeza metida en tu tabletica sin pararle mucho a la intervención de los otros, solo la levantabas cuando te sentías aludido para luego, demostrando disgusto volverla a clavar en el fulano aparatico, quizás esperando alguna orden, quizás entretenido en algún jueguito de esos que abundan en esas redes.
Por fin, a la una y pico de la madrugada te tocó el turno de demostrar tus capacidades telúricas que estremecerían a Miraflores como amenazaste. Pero nada, fuiste una simple brisa incapaz de mover una paja, como acertadamente lo señaló Jorge Rodríguez. Pero eso si, paja pareja y mentiras fue lo que te salió por esa boca llena de incoherencias, que es el mal que siempre te ha acompañado para demostrar que eres un simple analfabeta político.

Comenzaste faltándole el respeto al presidente con esa prepotencia propia de los burgueses que se creen superiores a los demás, creyendo que te quedaba chévere decirle Nicolás con toda la intención de no aceptar que estabas ante el presidente de todos los venezolanos incluyéndote a ti, aunque te duela. Eso te quedó feo, tanto que mientras decías tu perorata todos los presentes incluidos tu protector y defensor Ramón Aveledo, se les notaba visiblemente incómodos deseando que terminaras de hablar.

Mentiste descaradamente y fuiste cínico, hablaste de la inseguridad olvidando que tu estado, donde supuestamente eres el gobernador tiene los índices delictivos más altos de este país y yo te pregunto: ¿que carajo hace tu policía aparte de encubrir a los guarimberos? . Le exigiste respeto al Presidente justificando que tú lo hacías porque él lo hace contigo y que tú nunca le habías faltado el respeto al comandante Chávez.

Despreciable mentiroso y degenerado que eres, cuando todo el mundo sabe que hasta irrespetaste el dolor de la familia Chávez llegando a poner en duda hasta la fecha de la partida de nuestro comandante eterno.

Cuando terminaste de hablar se te notaba cansado, sudado y nervioso. Pero lo mejor vino después, cuando le tocó el turno al camarada Jorge Rodríguez. Allí comenzó tu tembladera, sudaste la gota gorda cuando Rodríguez desarmó todas las mentiras que dijiste y prometió presentar pruebas de lo estúpido que fuiste cuando llegaste por tu ignorancia a cantar fraude en unas mesas donde habías ganado.

Tus gestos corporales delataban la imperiosa necesidad de abandonar el sitio, se te notaba inseguro y nervioso, así que el único que tembló en Miraflores fuiste tú con esa gran metida de pata, pero ya eso es costumbre en ti, por eso eres y continuaras siendo un político fracasado.

hermoj28@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1357 veces.



Hermo Rosales

Comunicador social, poeta, cuentista, escritor, autor entre otros de los libros, “Evocaciones”, “El jardín de las Dalias”, “Mi abuelo el cazador”. Sus trabajos han sido publicados por los diarios “Provincia”, “SigloXXl”, “El Norte” y la revista “Síntesis”, es cofundador del semanario “Anzoátegui hoy”

 hermos4848@yahoo.com

Visite el perfil de Hermo Rosales para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a186228.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO