Astrolabio

Estado de Excepción o Habilitante

Es urgente detener la criminal cruzada de aniquilamiento psicológico que propicia la derecha venezolana, la cual se ha tornado verdaderamente demoniaca, y no va detenerse a través del dialogo o la conciliación, porque la burguesía carece de pensamiento político, y está envalentonada con el apoyo gringo.

La guerra de la derecha se ejecuta simultáneamente en todos los campos posibles, y va desde el saboteo y trancas en las principales arterías y puentes del país, pasando por los más inusitados mensajes de texto, cortes de servicios públicos, y distorsiones de la realidad noticiosa.

Debemos comprender que ante un enemigo implacable, feroz, bestial, y con objetivos definidos, , la única opción es el ataque asimétrico y permanente de manera irregular de las fuerzas revolucionarias.

Ese ataque debe librarse bajo condiciones apropiadas que garanticen su éxito. El gobierno necesita preparar el terreno donde las fuerzas de ataque puedan moverse con soltura, para poder librar la gran batalla por la soberanía.

La oposición venezolana dividida en tres corrientes políticas, plantea varios escenarios para el enfrentamiento definitivo. El primero liderado por Radonski, promueve las elecciones municipales como una manera de acumular fuerzas y apropiarse de algunos espacios políticos para lograr la salida del actual presidente a través de la ingobernabilidad y el saboteo en los municipios.

La segunda auspiciada por la Malinche Machado, plantea suspender el proceso electoral y auspiciar la salida del gobierno utilizando un gran movimiento de masas que incluye un paro empresarial, y luchas semi pacificas.

La tercera fuerza opositora busca tumbar al jefe de estado con un putsch militar, para lo cual van a crear las condiciones subjetivas de agitación y saboteo con trancas y manifestaciones.

Todas las opciones contempladas por la oposición tienen en común plantear el derrumbe del gobierno constitucional, por lo que no es descartable que la derecha pueda ponerse de acuerdo para impulsar una agenda que contemple el golpe contra el presidente recién electo.

Ante estas perspectivas es recomendable contra atacar profundizando la conciencia del pueblo, motivándolo ideológicamente, y movilizándolo en defensa de la patria.

Se debe preparar la ofensiva para lograr la Ley Habilitante, es incorrecto y muy peligroso plantear el escenario del estado de excepción, porque políticamente facilita el plan de las fuerzas opositoras.

Un estado de excepción va a permitir que la derecha estadounidense, tenga un escenario propicio para intervenir en el país abiertamente, y puede propiciar que los llamados sectores clase media atemorizados salgan a manifestar contra el gobierno.

Todos los planes de la derecha se deben combatir con la presión del pueblo en la calle. Toda la guerra económica fabricada por la burguesía ha comenzado a revertirse en la conciencia de la gente humilde pero es imprescindible continuar la labor de información ese es el terreno que debemos preparar para la toma de las decisiones que vienen.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1358 veces.



Luis Figuera


Visite el perfil de Luis Figuera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: