Anuncio en cascada de un magnicidio

"Pero todo esto tiene que partir de la desaparición física, por lo menos, del 'perro mayor' y cuidado si una buena parte de la jauría. Ahí no hay lugar a dudas: esto no tiene otra salida. La desaparición física, definitivamente.". Esto dijo el actor y animador venezolano, Orlando Urdaneta, residenciado en Miami, durante una entrevista televisiva transmitida en noviembre de 2004 al referirse al presidente Hugo Chávez y a sus colaboradores. Lo cual constituía una apología al magnicidio, pero nada pasó; pese a que por ejemplo, el profesor Mario Isea en su condición de diputado a la Asamblea Nacional, solicitó a la Fiscalía General de la República una orden de captura contra el referido personaje.

Y ya veníamos escuchando desde que el Comandante asumió la presidencia epítetos que sugerían su desaparición física, que para mal nuestro su primera y más cercana materialización, pudo haber sido en plena génesis de la revolución, en abril del dos mil dos. Según contaba el mismo presidente, lo habrían asesinado si los militares patriotas no lo rescatan a tiempo de la Orchilla, pues sus captores le confesaron que tenían tal orden. También hubo la orden de asesinarlo en el mismísimo Palacio de Miraflores por paramilitares, operación que fue abortada al ser capturados dichos mercenarios en la finca “Daktari” del mayamero Robert Alonso.

Los laboratorios de la burguesía criolla en conjunción con el pentágono, la CIA y el imperialismo mundial, trabajaban constantemente para lograr la salida de Chávez por cualquier vía, desde el método transnacional ultraconservador del golpe suave hasta la forma del magnicidio. Por ello propiciaron en el ámbito internacional, la difusión de la imagen de Venezuela como uno de los países más violentos e inseguros del mundo, paladín en la censura de la libertad de expresión, con cientos de presos políticos y exiliados, y no confiable para los inversionistas extranjeros. Y a la par, no sin razón, varias ONG y políticos fueron apoyados económicamente desde el exterior para socavar y desestabilizar la revolución, tales son los casos de SUMATE, que fungiendo como CNE paralelo fue financiada para entre otras tareas, recoger las firmas que solicitaron la convocatoria para el referéndum revocatorio; igualmente, Yon Goicoechea recibió una gran suma en dólares al otorgársele el premio Milton Friedman en los Estado Unidos por su lucha a favor de la libertad en Venezuela. Claro, por contribuir con las guarimbas, el sabotaje petrolero, el paro patronal... Estos por tan mencionar dos casos. ¡Qué dictadura tan férrea era la de Chávez!

Esos laboratorios contrarrevolucionarios (comunicacionales, políticos, económicos, militares), han estado siempre activados para acabar con el proceso chavista, y sin duda alguna, sus manifestaciones han configurado lo que podría denominarse, el anuncio en cascada de un magnicidio.

El Comandante Fidel Castro, introdujo la posibilidad de otro flanco de ataque a la humanidad de Chávez, el de la intervención de laboratorios químicos-biológicos. Según contaba el presidente, le decía Fidel: “Chávez ten cuidado. Eres muy descuidado. Tenga cuidado de lo que come, lo que te dan de comer… una pequeña aguja y te inyectan no sé qué “. Su habilidad para salir airoso cientos de veces de la muerte programada, lo inviste de esa autoridad premonitoria. Pero dicha advertencia, aunque estoy seguro que fue tomada muy en cuenta, inexorablemente fue subyugada por la veloz aparición de un cáncer degenerativo de características recurrentes, que según apuntan las opiniones de especialistas, pareciera efectivamente de laboratorio.

Al respecto, el presidente Maduro, fue vehemente al declarar que un grupo de científicos investigará las causas de la enfermedad que originó la muerte de nuestro máximo líder y segundo Libertador. Ello reconforta, pues discerniría un misterio que en esta época es inexcusable que exista; además, los hallazgo de tal investigación, se constituirán en tesis que deberán fundamentar las explicaciones sobre el fenómeno cancerígeno que afecta a los presidentes izquierdistas latinoamericanos en la actualidad, para que a su vez se creen los mecanismos de autodefensa tecnológica que protejan a nuestros líderes hasta donde sea posible, en esta otra dimensión de la guerra asimétrica que nos transversaliza.

aquileonarvaez@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2123 veces.



Aquileo Narváez Martínez


Visite el perfil de Aquileo Narvaez Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: