Las propuestas del equipo opositor, más y más neoliberalismo

El discurso contentivo de las propuestas del candidato de la oposición, resaltado recientemente por los medios de comunicación privados, podría resumirse en una frase: tratemos bien a la empresa privada transnacional o nacional y el progreso, la prosperidad, la felicidad va a cubrir con creces todo el territorio nacional y a todos sus habitantes. Se acabará el desempleo, la inflación, la inseguridad; se construirán las viviendas que no se pudieron fabricar. En fin el paraíso terrenal va a brotar si tratamos cariñosamente al capitalista nacional o foráneo. Si tiene confianza y certeza de que no lo van a expropiar, va a venir corriendo a traer su capital a nuestro país y eso nos va a beneficiar a todos por igual. No hay necesidad de crear normas que protejan a los trabajadores, a los consumidores. ¿Para qué? No hacen falta. Si le va bien al rico, el pobre va a ser beneficiado con creces.

No hay duda de que este candidato necesita encontrar a un gran número de incautos que muerdan el anzuelo. Lo que no sabemos es donde están esos ingenuos que confíen en tales resultados. El mensaje que penetra y engancha a un sector minoritario del país es ese lenguaje conservador, de ultraderecha que lucha por defender privilegios y prebendas. Dentro de ese grupo de personas encontramos a sectores de clase media que se creen el cuento quizás porque se sienten de la nobleza criolla y erróneamente piensan que salen beneficiados. Pero en el ámbito de las clases populares sólo un porcentaje mínimo se traga el cuento según el cual lo que beneficie a los ricos salpica a todo el mundo.

Es importante, y es el objetivo de este artículo, recordarles a todos, incluso a estos niveles medios de la sociedad, los resultados nefastos de la aplicación de las políticas neoliberales a nivel mundial. Vean como va surgiendo y creciendo el número de los llamados "indignados" en los grandes países capitalistas, incluído el imperio norteamericano. ¿Es que acaso esto no ocurriría en nuestro país si llegara la oposición al poder político?

Lo que sí es innegable es que con las políticas sociales de la revolución bolivariana se ha logrado evitar la indignación social, quedando muy lejanas las posibilidades de explosiones sociales. Aquí tenemos como ejemplo esta Ley Orgánica del Trabajo que actualmente se promulga, instrumento legal que habrá que analizar con detenimiento, pero que desde ya se puede considerar, sin lugar a dudas, una respuesta contundente frente a los defensores a ultranza del capitalismo salvaje. Los únicos que viven indignados en nuestro país, son las élites económicas y los sectores políticos que añoran al "puntofijismo" y a ese estilo de desgobernar en el que se repartían los beneficios económicos, sólo dándole migajas a las grandes mayorías.

Por ello este pueblo sigue y seguirá manifestando su apoyo mayoritario a este proceso y a sus líderes. No hay otro camino para los que quieren vivir en una sociedad más justa y equitativa.


*mfeolac@hotmail.com
mfeolac@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1386 veces.



Manuel Feo La Cruz P.*


Visite el perfil de Manuel Feo La Cruz P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: