No son tan perros como parecen

Ver programas como buenas noches, aló ciudadano, tres a las nueve por nombrar algunos, es un ejercicio de estupidez comparado solo con una parodia sosa, con el guion escrito por el director de un medio como globovisión; la actitudes de los comediantes no son casualidad, en la situación de cada cuento se nota hay un trabajo hecho en la trama planteada, digna de un laboratorio de la CIA; tratan de esconder la torpeza en una comedia de risas barata que en una situación sería no aguantan un análisis en soledad ninguno de sus protagonistas, cualquier ser pensante se daría cuenta que en el fondo lo que tienen es ganas de llorar.

Estos personajes fueron escogido previamente, la mayoría viene de la pobreza provocada por sus amos, aunque se niegan a reconocerlo entre bambalinas y lagrimas escondidos detrás de bastidores; son detectados en exámenes psicológicos donde la personalidad de los imbéciles, se pueda evidenciar en un coeficiente de capacidad adsorbente de alienación en grado superior; como cualidad resaltante deben tener complejo de artistas sin cerebro figurines de pantalla y reconocimiento de su frustración, sin nada en el intelecto para poder sacar el provecho adecuado; no haber asistido nunca a un foro donde se plantee la igualdad y el sentido de colectivo, desconocer de su existencia todo lo que tenga que ver con comunidad; la personalidad haber sido masajeada por padres desclasados, que hoy lloran en cualquier barrio de clase baja la pérdida de su querubín; el departamento de recurso humanos de las empresas que los escogen, tienen que elevarle el ego al nivel de mirar a los demás como seres inferiores, aunque reconocerlo les cause miedo y vergüenza.

Ya hay evidencia que algunos de ellos la conciencia le ha estado evaluando la conducta y no se atreven a reconocerlo, porque se acostumbraron a esa vida carente de sensibilidad y volver a su estatus de gente, al lado de camaradas o amigos le crea un sentido de culpa; están pensando no regresar nunca al barrio, saben que para el norte no podrán ir, por que la crisis los llevaría a algo peor que la miseria y estando fuera de casa con la profesión de palangrista no podrán conseguir ni para pregonar en un carro de hot dog.

Ellos son los lambe suela de una clase sin linaje que viene de la corrupción de la IV república y escogió a los hijos de doña Pancha, de Ruperto y se los trajo de un lugar donde olía a café recién colao, arepa de chicharon y a revolución, a una ratonera para dejar de ser compatriotas de sus hermanos de patria y convertirse en traidores, que dejaron los valores donde tendrán que volver cuando la justicia funcione y quede eliminada esa pocilga que defienden, por la presión que proporcionara un pueblo que entendió junto a su líder EL HOMBRE QUE EMPUJA, que PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.

HAZTE CONCIENCIA.

machucamelo@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2104 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a77935.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO