La Comunicación Popular: instrumento de ideologización

¡Cordial saludo revolucionario del alma!

Qué terrible viene siendo el accionar mediático globalizado para nuestro proceso de cambios en revolución no armada, porque pacífica no es, nuestro pensamiento y nuestro verbo permanecen encendidos.

Reconocemos, con rabia, que tienen apabullados con infamias y desinformación a muchos de nuestros compatriotas. Han logrado escuadilizarlos, o mantenerlos en esa injusta posición, a puras mentiras.

No les permitieron, ni permiten, entender la realidad, aunque sea la nuestra, con un poquito de objetividad.

Nadie, ninguno puede negar todas las acciones positivas que se vienen ejecutando bajo la gerencia nacional, patriótica, de Chávez.

Errores, claro que sí, pero son minucias con relación a los aciertos.

Un verbo fuerte del Líder, por supuesto. Muchos, con estilos más ligeros, no están de acuerdo. Por más que estén viendo cerca del ruedo, o desde la barrera, en es nada parecido su riesgo al que está bregando pecho a lomo con el astado de la ignominia de la más brava ganadería: “Imperio”


Es una mortal lucha desigual. Un ejemplar bravío que no puede ser picado, ni siquiera embanderillado, que por el contrario ya lo revolcó una vez. Sin embargo, lleno de sangre y arena, con gallardía y con sus gritos altaneros para provocar el embiste, continúa toreando a puro valor. Cuenta con el respaldo de las multitudes, que si bien lo apoyan han dejado en sus adornados y acertados pases la suerte de esta faena.

Bien. La situación es delicada. Siguen las mentiras y no hacemos nada. Desde esta tremenda tribuna hemos propuesto acciones para frenar el terrorismo mediático, lo han hecho otros, nada se hace y la guerra de cuarta generación la sigue ganando el capitalismo, salvaje al extremo.

Muchos de nuestros compatriotas, dolorosamente para nosotros y para ellos, no pueden percibir el hermoso sendero del socialismo que estamos construyendo sobre la porquería que encontramos. Escombros de una moralidad perdida en la espinosa y oscura planicie entrampada por la democracia bobalicona.

Engañados, alimentados por la escoria de la manipulación mediática, hasta despotrican del Presidente que más puede amarlos y se alejan de su obligación de contribuir con la construcción de la mejor Patria. Patria grande y bonita para ellos y sus descendientes, como lo hace Chávez para todos.

Inclusive, venezolanos humildes a quienes no les ha tocado alguna de las medidas tomadas, no se han aproximado a algunas misiones, por esa especie de mezquindad natural, por llamarla de alguna manera, dicen: ¿qué me ha dado Chávez? Y es que no se han dado cuenta que son millones de excluidos, y que es sumamente complejo atenderlos y resolverles todos los problemas heredados simultáneamente.

Además, muchas de las tareas menores con las que pudiesen sentirse medianamente satisfechos están en manos de los gobiernos locales y regionales, que en muchas ocasiones no han sido eficientes. Ni siquiera los han orientado para formar los Consejos Comunales y las Contralorías Sociales, las Cooperativas, para empoderarlos, y luego fortalecerlos constantemente para que sean eficientes y sólidos.

Igualmente, falta ideologizarlos, un cambio de paradigmas negativos. Falta la promoción de acciones gubernamentales por todas partes.

Para todos estos fines, y para contrarrestar la acción mediática destructiva, es obligatorio desarrollar un mecanismo comunicacional efectivo. Ya que no podemos corregir lo comercialmente establecido pensamos que con las Emisoras de Radio Comunitarias es como puede combatirse esa deficiencia gubernamental.

Es una mejor forma de empoderarlos. Darles Información. Conciencia. Eso sí, no sólo de locutores que se apropien de las ondas hertzianas. Bien participativo, con apoyo y controles. Programaciones bien precisas. Entusiamadoras. Culturales, etc.

Para los apagones en la zona norte de Anzoátegui por la quemada de un gran transformador en una Subestación se hubiese podido bajar y eliminar las protestas en los sectores populares –quemas de cauchos todas las noches y el tránsito insoportable- si se les hubiese informado la situación por las Radios Comunitarias, por ejemplo.

Propongo que con urgencia se masifique el sistema. Creo que apenas hay casi 300.

Y aunque suene como una medida de lavado cerebral regalar radios baratos, para los quieran aceptarlos como los bombillos ahorradores, donde esté fija la señal de la radio Comunitaria de su comunidad y Radio Nacional, por lo menos.

¡Patria, Socialismo o muerte! Y si nos ponemos las pilas, por lo menos en las radios, y atacamos la desinformación, ¡VENCEREMOS!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2904 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor