¡Cómo se falla en la comunicación!

En el Semanario Quinto Día, el periodista J.A. Almenar escribe: Acaban de acordar para el Ministerio del Interior y Justicia 500 millones, destinados a Comités de Seguridad en los Consejos Comunales. No explican mucho, pero ¿eso no era lo que aparecía en la Ley de Inteligencia que Chávez mandó a derogar? ¿O de qué comité se trata? Si esto es cierto, y tiene bastante credibilidad Quinto Día, esto es una perdida de tiempo, mientras el pueblo Venezolano le dijo no, a esta famosa ley de Inteligencia que nos trasformaría en sapo a la mayoría del pueblo Venezolano, entonces, sin respetar esa decisión, nos la van metiendo de a poquito, ¿Por qué se destinan estos 500 millones a los Comités de Seguridad en los Consejos Comunales? No son los Consejos Comunales los encargados de administrar la seguridad. Aquí lo que ocurre es una violación completa de la ley, a todas horas y en todos los lugares. ¿Ustedes se imaginan a un grupo de ciudadanos, que no están preparados para ejercer la autoridad, porque eso debe enseñarse (lo ha dicho nuestro Ministro Rodríguez Chacín), actuando según su criterio, ejerciendo una función que no es de ellos, no están preparados para realizarla?. Es el Estado el que debe otorgarnos la seguridad, no son los Consejos Comunales, ¿quién administrará ese dinero? ¿no es eso una nueva forma de facilitar la corrupción en lugar de controlarla?

Y esto no es todo, continúa el periodista: Un total de 88 mil millones están destinados a proyectos del Canal del Estado. El informe habla de una parte de 28 mil millones y en la otra de 60 mil millones. El Canal del Estado no está bien, no está eficientemente dirigido a realizar un cambio de paradigma en la televisión Venezolana. Se debe educar al ciudadano, no existen programas educativos, o muy pocos con esa tendencia. Sobre todo, no se debe ocultar la historia, se deben mostrar los acontecimientos históricos como ocurrieron. Si antes, los gobiernos de la IV República, nos ocultaban a nuestros héroes, produciendo a la perfección el sueño de las conciencias en el ciudadano, ahora este trabajo lo realiza el Canal del Estado, desapareciendo por completo los años de la IV República, los aciertos de los gobiernos del pasado, sus luchas. ¿Cuántos políticos en el pasado, fueron Adecos o Copeyanos?, el mismo padre del Presidente era Copeyano. Es nuestro pasado, aunque nos duela, no se puede suprimir esa época y desacreditarla, lo que se debe es estudiarla, propiciar ese análisis. Debatir y convencer con ideas.

No podemos moldear el pasado, debemos estudiarlo, aceptarlo. Hemos visto programas que lo que dan es lástima: Los Robertos (Roberto Hernández Montoya y Roberto Malaver) dos excelentes intelectuales, pero su programa no tiene ningún mensaje, mala coordinación, no produce gracia sino dolor, no entendemos como lo siguen trasmitiendo. ¿Será que ese es el concepto de los directivos del Canal del Estado, ese es su techo intelectual ?

Otro programa que me parece exagerado en sus comentarios, sin equilibrio en sus conceptos es: Los papeles de mandinga con Alberto Nolia Indicando con esta forma de actuar, que si aparece en otro canal de oposición, un programa parecido, insultante y grosero, que no solamente ataque al contrincante político sino a la persona, entonces no deben en absoluto molestarse, le están aplicando su misma medicina.

Lo que queremos expresar es que una de las funciones de un Canal de Televisión, que es del Estado es aumentar el nivel político, no degradarlo. Si criticamos programas como Aló ciudadano, porque falsean la verdad o son chabacanos y vulgares, ¿para que lo hacemos si dentro de VTV tenemos peores programas? Por supuesto que el programa de la Hojilla también tiene lo suyo, dirigido por Mario Silva, un ambiente de chabacanería y vulgaridad, creado artificialmente dentro de un público formado en el estudio, donde se escuchan gritos, ruidos, risas, etc. Si es cierto que un programa político debe tener sus momentos de alegría y esparcimiento, para romper el hielo, pero eso debe hacerse bien, sin caer en la vulgaridad y el ridículo. VTV debe trabajar mejor sus programas políticos, se debe educar más al ciudadano, para eso existen especialistas en diferentes áreas que podrían asesorarlos, y sobre todo: no se debe improvisar en televisión.


sedelu@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4901 veces.



Sergio Delgado


Visite el perfil de Sergio Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sergio Delgado

Sergio Delgado

Más artículos de este autor


Notas relacionadas