¡Nacionalícese cerebro de periodistas embusteros, tómese muestra y, envíese ésta, al “Profesor Lupa”!

Insistir en vociferar embustes, a sabiendas de lesionar los valores de la sagrada patria que te vio nacer, es emprender una autodestructiva y alocada carrera, puesto que ello soslaya el valor fundamental de lo que debe sustentar una proposición lógica, es decir, la razón.

Y, por otra parte, si el sentido ético no es tomado en cuenta a la hora de tus actos, cualesquiera sean, es que tú andas medio loco. Si eres, por caso, un periodista, entonces, con mayor razón debes ponderar minuciosamente tu trabajo porque la información es una variable fundamental para forjar opiniones y, en especial, opinión pública.

Y, no basta, tampoco, la razón ni la ética. Es necesario apelar a la más elemental intuición para ser- desde mi punto de vista- un verdadero periodista.

Entonces, todo sinvergüenza que, dándoselas de sapo rabudo, en lugar de ejercer el periodismo se las da de “Mago”, no pasa de ser un triste farsante. Helos ahí en Globobillete, por ejemplo.

Poleo-buen coco pa´turron-es uno de esos ejemplos que desmerecen y llevan a pensar que todo está perdido dentro del periodismo venezolano pero la verdad es que hay periodismo de batalla como el de la hojilla, y que marca una pauta singular porque está en sintonía con el pueblo.

Otros grandes periodistas como José Vicente- verdadero periodista de fondo- constituyen el afortunado contrapeso a esos imbéciles de la talla de kilo y de Poleo, éstos, dos sinvergüenzas, entre otros de su misma ralea.

En Venezuela hay extraordinarios periodistas. Yo diría que son la inmensa mayoría, no obstante, dado el clima de confrontación política que vive Venezuela entre, por una parte, dos sistemas- capitalismo contra socialismo- y dos prototipos de hombres: Bush contra Chávez, es por lo que los grandes monopolios de medios de difusión de embustes, han apelado a la más pestilente basura para confrontar, y por supuesto, destacar.

Repetir conductas es algo que se rompe reentrenando a la gente en nuevos comportamientos. Hay que evitar que nuestro pueblo siga siendo seducido y manipulado por la prensa criminal. Hay que romper con la vieja conducta de embasurarse viendo necedades.

No está demás conseguir una muestra de lo que tiene en el cerebro alguno de esos bandidos y enviársela al Profesor Lupa, en una de esas cajitas redondas de muestras de eses o de orina-en su defecto-para que las examine y diagnostique.

oceanoatlanticoguillermo@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2054 veces.



Guillermo Gúzman


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a54857.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO