Al Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la información

Muy estimados señores míos y de no sé de quién coño mas; pero en vista de que, en mas un millón de oportunidades hice todos los intentos para hacerles saber o hacerles llegar, una crítica constructiva, para que no se llegara a decir, que quien suscribe, es algo más que un bocón. Hoy me veo en la imperiosa necesidad de hacerles llegar, mi preocupación, por estos medios no tan convencionales para dirimir y enderezar los entuertos.

Yo lamento mucho que en las recepciones de sus sedes administrativas, y me estoy refiriendo a todos los ministerios, tengan a su cargo, personas, que mas que, vocación de servicio, solo tengan, la intención de conservar un cargo y cabalgar las hora del día, para cubrir el horario laboral, y que el resto del día, se la pasen; o pintándose las uñas, hablando por celular o/u ocupando el teléfono del máster o utilizando el baño a cada momento.

Hace ya más de tres (3) semanas, que estoy esperando una respuesta satisfactoria, a una sugerencia, que realicé en el MPP para la comunicación e información; con relación a una propaganda, autorizada por dicho despacho y hasta el sol de hoy no he tenido respuesta alguna; lo que me impulsó a recurrir a los panas de Aporrea.org. Para que mí denuncia o preocupación, se hiciera pública y notoria, ya que en la intimidad de los ministerios, nuestros alegatos son motivos de burlas.

La situación es la siguiente: Hay una propaganda, que transmiten por los medios de comunicación, que representa una campaña para la erradicación del DENGUE, y eso, está muy bien, que se les quiera hacer las alertas necesarias a las comunidades, sobre los peligros del DENGUE.

El problema radica, en la direccionabilidad, y la presentación de la propaganda. Porque si bien es cierto que la propaganda, hace el trabajo positivamente, para las personas mayores o adultas. No es menos cierto, que su mensaje, esta direccionado hacia los receptores más pequeños de nuestra población, es decir, los niños, y cuando llegamos a este punto, nos damos cuenta, o por lo menos esa es mi apreciación, notamos, que el mensaje de esa propaganda, es contraproducente, para esa población infantil.

Si se le hace un estudio semiótico o semiológico, como lo llamen en el mundo del periodismo o de la televisión, o de los medios de comunicación masiva, a esta propaganda, llegaríamos a la conclusión, de que el mensaje final que se envía, en esa propaganda, lesiona la conciencia de un infante. Posiblemente por mi falta de cultura fina e intelectualidad, no sepa transmitir muy bien, lo que pretendo decir, pero es posible que los expertos, que produjeron esa propaganda, si sepan muy bien las cosas que estaban haciendo, al momento de la realización o elaboración de dicha propaganda.

Es por ello, que le hago un llamado a todos los entes que tengan, vela en este entierro, que le realicen los estudios, que haya que hacerle a esta propaganda para que evitemos, que nuestro niños vayan a crecer, con la idea, funesta de que todas las madres son malas, y que hay que matarlas a todas, y si por alguna casualidad, esas madres están vestida de blanco y negro con rayas blancas y negras en las patas, con mucha más razón hay que eliminarlas.

Porque aunque ustedes no lo crean ese es el mensaje para el receptor infantil.

Solo vean la propaganda y determinen el grado de locura que estoy padeciendo, si es que no me creen.

Y por favor desinfecten las recepciones de los ministerios hay muchos bichos de dos patas, que están lesionando la revolución.

Hasta la victoria; siempre

CHÁVEZ, SOCIALISMO O MUERTE

¡VENCEREMOS!

jesuschua59@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4817 veces.



Jesús (Chúa) Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: