¡Que bajeza, Dios mío!

Nos sorprendió a todos la situación de secuestro que se originó en la población de Altagracia de Orituco , en el estado Guárico. ¡Claro! ¿Cómo no sentir nada ante la privación de la libertad a cualquier ser humano, y mas aún, cuando se trata de connacionales.? Seguí de cerca las informaciones sobre el desenvolvimiento de las negociaciones entre las autoridades del gobierno en materia de seguridad, el mandatario de la región, Manuitt, y los cuatro ladrones que, por consecuencia de los hechos, se transformaron en secuestradores al ver en peligro su huida luego de haber consumado el asalto a la entidad bancaria. Es lógico que ante un hecho de esta naturaleza y en cualquier país del planeta, dada la situación del o de los rehenes, las acciones tendientes a buscar una solución al hecho de fuerza, se llevasen con sumo cuidado, con gran discrección, con profesionalismo,con gran responsabilidad y agotando todas las posibilidades de acuerdos para lograr la entrega de los ladrones y la liberación de los rehenes, sin que se originara ningún hecho violento que pudiese conducir a la desesperación de los cuatro sujetos y la posterior ejecución, una por una, a intervalos de tiempo, de los secuestrados. El ministro del Poder Popular Para las Relaciones Interiores y Justicia , Rodríguez Chacín, el Gobernador Manuitt, y los demas funcionarios oficiales, fueron un ejemplo al respecto. No declararon en exceso; no soltaron pistas; no dieron la sensación de flaqueza; no accedieron a pedidos extremos por parte de los secuestradores. Y otra vez, se la comió el Ministro Chacín.

Pero lo que duele e indigna es la utilización del hecho (condenable) para asociarlo con la supuesta presencia de las FARC en Venezuela. Inmediatamente despues de la salida de los secuestradores en una ambulancia cedida por el Gobierno regional de Manuitt, en la cual iban los cuatro secuestradores y cinco voluntarios con rumbo desconocido (aunque sabemos que simplemente con colocar un GPS en la ambulancia ya estaran detectados y ubicados) el desgraduado periodista Johnny Ficcarela, aquel de " seguiremos recorriendo realidades, seguiremos .....", enviado a "reforzar" a la periodista de Globovisión, quien ya estaba en el lugar, trataba de arrancar de los lugareños respuestas en contra del gobierno, con la "inocente" preguntica "¿Y usted qué piensa de eso? ¿Altagracia de Orituco es un lugar tranquilo?. Pero...., pero.... Ficcarella falló! Estrépitosamente! Solo un lugareño le respondió "Aquí no hay gobierno! El gobierno es pa' los pendejos." Había que enmendar la falla.

Un poquito después, desde el estudio, en una nota de María Fernanda Graterol, narrada por una bella muchacha quien le hacía el quite al tipo de Brújula Internacional, al "embajador", al "analista internacional chimbo" Julio César Pineda y en el espacio de Brújula Internacional hicieron la obra maestra!. Se fuerón a un "blog" donde pulsaban la opinión de los Colombianos (utilizados vilmente) en relación a la situación de secuestro. Y ¿Saben que ocurrió? La bella niña ( a quien prefiero verle la cara y no el corazón porque se que ya está envenenado, lo tiene podrido) SOLO LEYÓ LOS COMENTARIOS EN CONTRA DEL GOBIERNO, ASOCIADOS CON EL HECHO, Y RELACIONADOS CON LAS FARC! ¡Que casualidad! ¡Que belleza de niña! Y, me imagino a Ravell frotándose las manos en su oficina. Y para cerrar con broche de oro la niña aclaró que no tenían ninguna influencia en las opiniones y que solo cumplian con el propósito de informar. Todos sabemos, belleza, que te mandarón a relacionar todo, te dieron la pauta, te dictaron lo que tenías que decir, te dieron los comentarios que debías leer. Vil trabajo. Lo hicistes muy bien.Te hundistes en el fango. Tu, Ficcarella y Ravell se aprovecharon del hecho y jugaron con los sentimientos de los secuestrados y sus familiares y solo por odiar a Chávez. Me uno a Mario Silva: ¿Quien detiene a Globovisión?

Prof. Universitario. IUTE, Ejido.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 11444 veces.



Oswaldo A. Abarca

Profesor de la Universidad Politécnica Territorial de Mérida

 oswaldoabarcam@gmail.com

Visite el perfil de Oswaldo Abarca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oswaldo Abarca

Oswaldo Abarca

Más artículos de este autor