Al SIPote viejo y reacción desesperada

El SIPote viejo y Reacción Desesperada
Américo Hernández (CNP: 4.924)

De entrada hay que señalar, por enésima vez, que la SIP ( Sociedad Interamericana de Prensa ) no es más que un club conformado por dueños de medios). En nada tiene que ver con nosotros los periodistas profesionales. Y nada tiene que ver porque el gremio de empresarios sólo actúa en función de sus propios intereses. Jamás he visto a esos señores luchando por mejorar los miserables salarios, las condiciones de trabajo y sociales del eslabón más debil de la comunicación social: el reportero. Y no lo hacen porque es echarse cuchillo en su propio "pescuezo".

Los salarios de los comunicadores sociales dan lástima. Jamás un comunicador saldrá de abajo dependiendo de tan mísero estipendio. Por eso es que muchos colegas envejecen limpios de perinola. Y algunos incurren en la anti ética práctica de los sablazos como única salida para cuadrar la arepa.

Si se publicase una lista con los simulacros de salarios de los que trabajamos la palabra el país quedaría asombrado ante semejante barabarie.

Lo más triste es que nuestro malpagado trabajo es la piedra angular de cuantiosas riquezas; del pasaporte de los capitostes a la mesa del poder; del encumbramiento de figuras desconocidas que después que ascienden a las esferas del poder ayudados por nuestra pluma nos miran por encima del hombro. Pensar que esa historia se repite casi a diario. Y aún así. Hay quienes siguen creyendo en esos zánganos.

Siendo un chamo y comenzando a transitar tan sacrificada y subpagada, pero vergataria (disculpen el obsceno vocablo) profesión, tuve el privilegio de conocer a un totem del gremio, Oswaldo Jaspe.
Conocido cariñosamente como el Loro Jaspe. En ese entonces ganado por los años laboraba en Radio Rumbos. De blanca cabellera y con un conato de surcos de dignidad amenazando su rostro aquel buen hombre tecleaba una vieja maquinilla de escribir con el estilo de un escribidor de lujo. Desde entonces le perdí la pista.

"Mire carajito. Díjome aquella noble luminaria. Eres un chamo. Pero cobra caro para que no hagas como yo que me estoy metiendo a viejo ganando lochas".

Entonces que carajo van a hablar estos caballeros de la SIP sí lo que han hecho toda la vida es enriquecerse con el sudor de nuestro trabajo. Cual simples explotadores al estilo del Capitalismo Salvaje. Vàyanse bien lejos al SIPote viejo.

Otra cosa que no es de extrañar porque es la melodía trazada por el "capo mayor". Los "angelitos" de la SIP - cada vez que se avecina a un comicio electoral venezolano - desatan una feroz campaña contra la Revolución. En esta oportunidad hasta planificaron su ágape anual para realizarlo en Caracas. Se cansa uno. Como decía el inmortal Cuto Lamache.

REACCIÓN DESESPERADA
A diario vemos como los adversarios audiovisuales de Chávez y su iniciativa de Reforma Constitucional toman los medios para caerle encima para descalificar la Reforma Constitucional. En esos menesteres gozan - como siempre - de la generosidad permante de los dueños de las televisoras privadas y de los rotativos de circulación nacional. ¡Claro! Ellos saben que el tiempo avanza inexorablemente y avizoran una nueva victoría del líder. Y eso los atormenta.

El anillo de lucha de la Reacción icluye alteraciones en la cadena de abastecimiento de los alimentos básicos, conflitos gremiales profesionales y universitarios, trabajo de campo crítico a mansalva del poyecto reformista. En la fratricida lucha por descalificar la propuesta chavista hay quienes dicen que no hay que votar y, los hay quienes sostienen que hay que hacerlo. Y por supuesto eso los confuden más. Aumenta el natural susto.

El más osado fue Rosales, quien se atrevio a pedirle al gobierno de USA que presionara en instancias internacionales en contra de la iniciativa reformista presentada por el Presidente Chávez ignorando que todo se està haciendo de manera constitucional.

Particularmente pienso que la Oposición democrática debe ir a la contienda, respetar el resultado y desde allí comenzar a trabajar seriamente para recuperar el espacio perdido por las torpeza cometida por la Oposición golpista. Es tiempo de reagruparse y pensar en las próximas elecciones de gobernadores y alcaldes. Y más adelante en diputaciones regionales y nacionales y después en concejales y juntas parroquiales.

No olviden la cantidad de años de sacrificios y de exclusión que padeció el pueblo para apoderarse del poder mientras mandaban los reyes de la IV República. Las palizas que le daban los adecos y copeyanos a la ñinga de parlamentarios de izquierda en el otrora Congreso Nacional eran de película. Las persecuciones y torturas al libre pensamiento y de expresión que sufrió el soberano por no ser partidiario del poder cuartorepúblicano es para editar una "enciclopedia británica".

Pero con el tiempo llegó Chávez y el pueblo se hizo un poder y puso a pasar aceite a los escuálidos. Y les quitó la Presidencia, el pertróleo, la Asamblea Nacional, un bojote de gobernaciones y alcaldías; Pedevesa, Cantv, la Faja del Orinoco, Banco Central. Es decir recuperó lo suyo y con la Reforma recuperará mucho más.

Señores de la Oposición democrática. Entiendo perfectamente que la cuesta que tienen que subir es un Everest. No es ninguna papayita. Tienen que echarle u-c-b.

TINTERO
Cuando se es de una causa hay que morir con las botas puestas. Digo esto por la actitud asumida por algunos parlamentarios en torno al debate sobre la Reforma Constitucional. Eso de pretender ser más papista que el Papa no es para estos tiempos. Mucho más si tomamos en cuenta que el odio visceral de la Reacción en contra de la Revolución Bolivariana no da tregua ni una milésima de segundo.

No son cuentos de camino. La Oposición golpista y antidemocrática se aprovecha del más minímo detalle para hacerle daño. Ejemplo de ello abundan como para construir una avenida más larga que la Insurgentes de México o la calle Bermudez, de Cumaná, que comienza en Puerto Sucre y finaliza en Carúpano.

La IV República fue tan arrecha que calificó el golpe de estado de abril 2003 como un vacío de poder. Eso no deben olvidarlo nunca los diputados revolucionarios. Tampoco deben olvidar la constante violación de la Ley de Radio y Televisión por las televisoras privadas. La Oposición golpista no se mata a pasiones ni es legalista. Lo de ella es tumbar a Chávez de forma violenta sin pararle un carajo a la Constitución ni a nada que se le parezca. Así de simple señores.

americoarcadio@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2133 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: