Anselmi y la tolerancia

El Diccionario de la Intolerancia, desde hace ya cierto tiempo en Venezuela, se encuentra arrumado entrre los trastos inservibles de determinados seres. En esos que no pueden ver a un chavista famoso en los comederos del Este Caraqueño porque en seguida le hacen la vida imposible. O los camaradas pelabolas que no soportan a los antichavistas ni siquiera un minuto. Cuestión, que por supuesto, ha hecho mucho daño al país.

Es necesario que entendamos que la convivencia le hace bien a todos. El Socialismo del Siglo XXI acometido por el Presidente Chávez favorece a todos. Pero sobremanera a los que menos tienen. Quizás por eso. La envidia elitesca ha hecho que determinadas personas de la Reacción se hayan tornado intolerantes viscerales. O que algunos compatriotas envenenados por los medios no logren entender que esos 4 millones de venezolanos que siempre han votado contra Chávez también tienen derecho.

Algunos "lumbreras" del comportamiento humano esgrimen que en nuestro país pese a la eterna rivalidad entre los fanáticos de Leones del Caracas y Navegantes del Magallanes van juntos a un estadio. Pero lo que no explican esos tiquititaquis es que la Revolución acabó con un abanico de privilegios de la Jai, entre los que se encuentran el usufructo de los dólares del petróleo, el manejo de las licencias de exportación, la privatización de CANTV, la contratación de obras, la manguanga de los seguros del gobierno.Y eso afectó de manera profunda la psiquis de estos señores. Es decir. No se trata de cuatro lochas. Estamos ante la pérdida de una cordillera de billete y un ramillete de privilegios. Eso. Por supuesto genera piquiña, resquemor. O mejor dicho arrechera permanente. Si Gana el Caracas. Los magallaneros pueden desquitarse mañana. Pero la Reacción, por ahora y durante algunos años, NTV, con Chávez. Por eso los chavistas debemos ser un pelo tolerantes.

La entrevista hecha por el presidente de VTV, Jesús Anselmi a Julio Borges, de Primero Justicia, es una real muestra de tolerancia. En varias oportunidades entrevisté a Borges para Noticias TVO y creí ver en él un nuevo lider democrático, de los nuevos tiempos. Pero lamentablemente incursionó en la senda de la ilegalidad haciéndole mucho daño al país para luego disculparse públicamente cuando debió evitar ese tropezón político. Ese arrepentimiento y cambio de timón provocó la salida de Blyde y Liliana, quines de inmediato aterrizaron en cargos de comando en el UNT de Manuel Rosales sin ser electos por la base. Hoy, tengo entendido, Julio que navega en otras latitudes. Que que no está de acuerdo con la abstención. Que va a votar el Referendum Reformista. Que está marcando distancia con la Oposición Golpista.

Pues bien. Anselmi trató a Julio con mucho respeto y afabilidad. Desempeño que evidenció su equilibrio mental y espiritual; soporte básico de la felicidad de todo ser humano. Por supuesto que Borges no perdió oportunidad para lanzar sus dardos como se lo exige su condición de opositor.

A lo mejor ese actitud profesional y democrática del colega Jesús Anbselmi despertó en el ánimo de los chavistas extremistas sentimientos de disgustos. Pero también habra que entender que con eso ganó mucho afecto en las filas de esa Oposición enemiga de golpes de estado, guarimbas y guerra mediática. Aunque estoy seguro que no lo hizo con esa intención sino porque fue una orden de su manera de ser y de actuar. O como dicen los entendidos: no fue más que un reflejo su de actitud ante la vida.

Muy distinto a como actúan Carlos Fernández y la dama que le acompaña en el espacio matutino de Televén Entre periodistas. Los dos la caen encima al entrevistado cuando es chavista, lo interrumpen cuando huelen que está matando la liga, le interrumpen, le repreguntan y se muestran displicentes cuando la respuesta es a favor de Chávez. Por el contrario. Se vuelven unas mansas palomas cuando el entrevistado es un personaje de la oposición. En la mayoría de los casos los chavistas se portan como unos caballeros pese a la inoportuno y al irrespeto subliminal de los moderadores.

Particularmente siento especial agrado por el trabajo de Ernesto Vilegas. Es un entrevistador respetuoso, que formula sus preguntas con ponderación y estima a su interlocutor.

Hay gente de televisión que se comporta como la Señora del mono facista. Y eso existe en los dos bandos. Si nos preguntásemos ¿de quién es la culpa? Irremediablemente hay que culpar a la guerra mediática desatada por políticos irresponsables y dueños de medios comprometidos. La batalla de la intolerancia la incubaron poniendo en boca de Chávez "freiremos en aceite hiriviendo las cabezas de los adecos". Algo que nadie escuchó. Muy parecido a la lata de atún del Perú, que se la tragó la tierra. O los negocios del hijo difunto de Rodríguez Araque. O el cuadro millonario de Jesse.

Jamás podrán negar que la maldad se inició en los grandes medios privados en manos de gente antichavista. Y que los Revolucionarios se vieron obligados a responder. Porque no hacerlo era ceder terreno ganado y por ganar.

Hoy el Presidente Chávez luce consolidado. Tiene todo a su favor: el pueblo, los militares, recursos y prestigio internacional. Mientras que la Reacción luce desconcertada, sin brújula, con líderes que ya pasaron de moda, que se les gastó el mensaje, que se les amelló el discurso. Pero con mucho dinero, con muchos periódicos y televisoras en el mundo entero. Pero sobretodo. Con respaldo del Imperio. La lucha continúa. Viene la batalla del referendun reformista. Mientras tanto tratemos de ser un pelo tolerantes. Hace falta. ¿Saben?.

americoarcadio@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3087 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: