Cuando Sábado Sensacional se hizo Política

Hay distintas formas de hacer política. Hay quienes usan el lenguaje agresivo para conquistar seguidores. Hay otros que buscan seducir a la masa con palabras dulces. Pero desde cierto tiempo para acá, hay quienes creen que la política es un show producido para televisión.

Desde que la oposición cayó en manos de los dueños de los medios televisivos, no han dejado de montar corografías, que van acompañadas de todo tipo de poses, símbolos y actuaciones histriónicas. Es así como actores y actrices compiten con dirigentes políticos por alcanzar la mayor calificación actoral. Por otro lado los que hasta hace poco, eran estrategas políticos, pugnan con productores del mundo del espectáculo, por el premio a la más impactante producción nacional con sello de exportación en una especie de Sábado Sensacional Internacional que se trasmite por CNN, FOX, BBC y demás cadenas de televisión mundial.

Recorridos de miles de banderas para el día. Marchas de antorchas para la noche. Desfile de jóvenes con las manos pintadas de blanco para la tarde. Cinta adhesiva en la boca con el cartelón de libertad para una sesión fotográfica en el metro. Una larga bandera que cuelga desde el edificio más alto con los colores invertidos para ser usado como valla retractil. Discurso con frases de moda, en las cuales se intercalan ponerse o quitarse cosas en una especie de “nado sincronizado” fuera de la piscina. Pararse frente a un camión que bota agua en lugar de balas, como si fuera un acto heroico. Salir llorando del lugar de detención como si hubieran alcanzado la libertad, después de veinte años de prisión, cuando en realidad, tan solo estuvieron una noche retenidos. Otros se arrodillan frente a las cámaras de televisión empujando lágrimas, convencidos de que si pueden hacernos llorar en la novela de las nueve de la noche, también pueden hacerlo en el noticiero de las diez p.m.

Todo forma parte del guión de una novela, donde la cursilería no deja espacio al ejercicio autentico de la política. Es así como esas muchachas, que teniendo belleza natural para regalar, terminan en manos de alguien en el Miss Venezuela que las convencen de hacerse de una hermosura que resulta suplantada por la excesiva artificialidad.

Debemos rescatar la política para los políticos. Es necesario dar un debate de la necesidad de hacer de VTV un canal que en su programación se expresen todos los venezolanos y no un sector de ellos. Debemos discutir no sobre el regreso de RCTV, pero si sobre el contenido de TVES, a los fines de garantizar la participación de todas las corrientes de pensamientos y todo tipo de manifestación cultural de tal manera que nadie se sienta excluido de un canal, que debe cumplir con su compromiso de servir a todo tipo de ciudadano en nuestro país.

Discutamos y demos el debate con autenticidad. Ciertamente sin miedo, pero tampoco sobre las tablas de un teatro que presenta la obra bufa montada por fabricantes de mentiras. La política es una cosa seria que muchas veces está en manos de payasos. Pero los payasos no están obligados a tomar en serio la política. La culpa al final será de quienes no hemos sabido cumplir con nuestro trabajo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4987 veces.



Braulio Jatar


Visite el perfil de Braulio Jatar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /medios/a36222.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO