Por la libertad de expresión

A mí también me tocó manifestar en las calles como estudiante, en defensa de la libertad de expresión, contra la censura y por la democracia; pero no teníamos los medios de comunicación privados con sus micrófonos y grabadores para tomar nuestras declaraciones, ni aparecíamos en los noticieros como héroes. Al contrario, en primer lugar nunca aparecía la imagen de estudiante alguno y los locutores o periodistas nos tildaban de bandoleros, enemigos de la democracia y otras lindezas.

Eran tiempos en que a ningún estudiante, ni siquiera a los de la extrema derecha, se le podía ocurrir manifestar en defensa de un canal privado de televisión; al contrario, entendíamos que éstos eran lo contrario a la libertad de expresión, pues en ellos la información que se daba a conocer era (y sigue siendo así) para defender los intereses de los dueños y los grupos económicos a los que pertenecían.

Hoy, a estas alturas de la vida, y tras una larga experiencia en los medios, bien como columnistas o coordinadores de espacios culturales o como parte de equipos de redacción de revistas o periódicos alternativos, seguimos en defensa de la libertad de expresión.

Y como defensores de la libertad de expresión enfrentamos a los principales enemigos de la misma: los dueños de los grandes medios, en especial de las televisoras.

Y es que esos grandes medios se acostumbraron a desinformar sin que el Estado interviniese para controlarlos. Y es que esos grandes medios se hicieron de la idea de que ellos ponían y quitaban gobiernos. Y es que esos grandes medios hasta violentaron el imaginario del pueblo para imponer figurines plásticos como valores a admirar.

Eso hicieron con la libertad de expresión.

La lucha por la libertad de expresión le impone a cualquier venezolano la lucha contra el contenido de esos grandes medios privados, en especial, las poderosas televisoras controladas por grupos económicos; pues desde allí imponen sus criterios usando los más pervertidos recursos, incluyendo las lágrimas histriónicas de hermosas muchachas.

La lucha por la libertad de expresión también se manifiesta en la posibilidad de contar con canales de televisión donde el pueblo muestre sus saberes, su imaginario y sus creencias sin el uso de maquillajes plásticos.



salima36@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1494 veces.



Pedro Salima


Visite el perfil de Pedro Salima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Salima

Pedro Salima

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a35646.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO