Después del canal 2, debemos ir por VALE TV, cuyo verdadero nombre es Televisora Nacional

Estamos viviendo un momento histórico hermoso en la República Bolivariana de Venezuela. Muy a pesar de las conspiraciones, desestabilizaciones y todas las fallas que todavía padecemos debido no solo a los cuarenta y tantos años de la cultura adeco-copeyana, incluyendo los cuatrocientos y pico de años desde cuándo un almirante maricón llamado Cristobal Colón llegó a las costas de América y lo llamaron "descubridor" y nos tuvieron clavado ese estigma durante siglos.

Hoy podemos decir con orgullo para el dolor de todos aquellos apátridas, unos porque realmente lo son y otros porque actúan como borregos manipulados que no pueden ver más allá de sus narices, que tenemos un gobierno conformado por verdaderos patriotas dispuestos a cumplir y hacer cumplir las leyes y lograr las metas de nuestro Libertador Don Simón Bolivar de lograr la mayor suma de felicidad posible, la mayor suma de seguridad social y la mayor suma de estabilidad política. Repito a pesar de las fallas que aún padecemos.

Digan lo que digan, hagan lo que hagan, hay una decisión tomada por el gobierno nacional que no será ni siquiera reconsiderada, se venció la concesión y van a tener que recurrir al cable, cosa que incluso tampoco merecen por irresponsables, traidores y vagabundos, pero, caput, sefiní, it's over, se acabó Marcel.

Ahora, una vez que esto se haya consumado, es necesario iniciar una gran cruzada para la recuperación de nuestra Televisora Nacional, que en un arranque de cabronería, soberbia, el viejo Caldera le cedió a esos vagabundos curas del Arzobispado de Caracas para que después éstos, lo negociaran con RCTV, Venevisión y Televen.

Nada en nuestra legislación le daba el poder y mucho menos el derecho a Caldera a regalar ese canal a esos curas vagabundos, por lo tanto se hace necesario que el pueblo venezolano, quién es el dueño legítimo del poder porque así lo establece la constitución que nos dimos en 1999, exijamos que nos sea devuelto de manera inmediata, por lo tanto comencemos de una vez una campaña para la consecusión de ese objetivo.

Es más el Estado está en su perfecto derecho de tomarlo sin que tenga que indemnizar a nadie. Tomemos conciencia de lo que ello significa, ningún gobierno tenía la potestad de entregar es canal absolutamente a nadie.

arno@intercable.net.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5028 veces.



Arnó Martinez


Visite el perfil de Arnó Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: