Crítica ácida

Periodismo nacional con retardos siglos XX y XXI

Sin pretender ser más papista que el PAPA, me intriga en función de comunicador social con 56 años y medio de experiencia en el ejercicio, el estilo aún cuarto republicano que vemos en las estaciones de televisión del sector oficial, donde la complacencia en las preguntas a los altos funcionarios guarda similitud con el período adulante e hipócrita de quinquenios, en los que AD y COPEI expulsaban periodistas de los cargos oficiales si no eran lamebotas, y en la radio y la TV privadas vigilaban las transmisiones en Oficinas de Control de Radio Y TV, en cada capital de Estado, para "sugerir" a quienes debían botar por "peligrosos".

En VTV, TVES, y televisoras que dependen del gobierno, es lógico se responden ataques de empresas privadas que son innegable partido político de oposición, sin embargo, últimamente no he visto por ejemplo a la abogada Iris Valera, Ministra de Asuntos Penitenciarios, voz terrible en sus descripciones al denunciar la hipocritocracia opositora, y la actividad execrable de las administraciones anteriores a la revolución.

Existen reclamos acerca de detenidos por razones presuntamente políticas, (sería excelente pregunta a Iris "Fosforito"), las denuncias de reclamantes incluso "de izquierda", o chavistas que dejan ver su animadversión al Presidente Maduro, las hacen familiares, compañeros de trabajo o de grupos políticos, sindicales, etc., sin enterarnos por qué están detenidos, sea a la espera legal de investigaciones o si los retienen demasiado, la causa no la preguntan los reporteros y entrevistadores.

Unicamente se exige sean puestos en libertad, sin aclararnos el por qué de cada implicado. Incumplen la norma de comunicación: dónde, quien, cómo, cuándo y por qué; nos quedamos sin saber si son presos políticos, o activistas políticos presos. En nuestra democracia, plena digan lo que digan, han dejado de hablar de "dictadura" salvo imbecilócratas y dependientes del autojuramentado de nada, que hablan de narco estado venezolano, y a ellos los apoyan gobernantes de la nación campeona mundial en producción de cocaína, Colombia.

Hay temas delicados y no se avanza en su solución, uno de ellos es el retardo procesal, reclamado por quienes nada hubiesen podido decir sin riesgo a ser detenidos en la era adecopeyana, cuando no se podía solicitarlo libremente, debido al terror, te catalogaban de comunista, eras detenido, torturado, desaparecido o asesinado, política de estado sin castigo al crimen oficialista, catalogando los hechos cual defensa a la institucionalidad bipartidista "democracia modelo de América".

Respecto a retardos procesales las quejas son de agudización de la situación con el problema de la pandemia, y una vez decretada la cuarentena estricta, familiares de los detenidos indican la paralización de causas judiciales de confinados en centros policiales o militares. Me uno a las sugerencias de abordar el tema por la TV oficial y le agrego que, en la TV privada donde abundan quejas para hacer política opositora, tampoco hacen investigaciones acerca de los retardos, solo las denuncias.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 451 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: